Serhiy Lishchuk vuelve a caer lesionado y enciende las alarmas en el Valencia Basket

La clasificación para las semifinales de la Copa del Rey tuvo un cierto regusto amargo por la lesión de Serhiy Lishchuk. El pívot ucraniano tuvo que ser sustituido en la segunda mitad tras recibir una contundente falta de Lamont Hamilton y podría haber recaído de su anterior lesión en el aductor de la pierna derecha, que ya le hizo perderse más de un mes de competición.

Así, a falta de las pruebas médicas que determinen el alcance exacto del infortunio, el pívot salió del pabellón acompañado por el médico Miquel Frasquet rumbo al hospital con evidentes signos de cojera. Si se confirman los peores presagios, Lishchuk podría estar algún mes más fuera de las pistas.

Lubos Barton reconocíó al acabar el partido que la lesión de su compañero era una recaída de la que tuvo y que “incluso puede ser más grave”. La baja del ucraniano es un grave contratiempo para el conjunto valenciano no solo para lo que queda de Copa del Rey, sino para la Eurocup. Y es que el plazo para firmar jugadores en la segunda máxima competición continental expiró la pasada semana.