Sofiane Feghouli, alma máter de ‘los zorros del desierto’

Los apasionados del balón observan desde la lejanía el sueño de disputar el mayor evento futbolístico del planeta con la camiseta de su país. Tan solo unos pocos elegidos tienen la oportunidad de hacerlo realidad, y Sofiane Feghouli, a sus 24 años de edad, ya forma parte de ese selecto grupo al cumplir su primera experiencia mundialista en Brasil.

El jugador del Valencia CF nació en Francia pero ha disputado el Mundial con la Selección de Argelia. ‘Soso’ llegó a enfundarse la camiseta de ‘Les Bleus’ en categorías inferiores pero decidió defender los colores de ‘los zorros del desierto’, procedencia de origen de sus padres. El nuevo Zinedine Zidane prefirió seguir los pasos de los Lakhdar Belloumi, Abdelhafid Tasfaout o Rabah Madjer, considerados entre los mejores futbolistas de Argelia de todos los tiempos.

Un jugador joven, que destacaba en el Grenoble francés, era pretendido por las grandes potencias del continente y el cuadro de Mestalla se hacía con sus servicios, realzando así la carrera de un Feghouli que firmaría su primera aparición con Argelia en 2012 y que al poco tiempo ya poseería el trofeo del ‘Balón de Oro de Argelia’ que le acreditaría como mejor jugador de su país.

Una progresión meteórica que ha contado con sus idas y venidas en Valencia, con momentos de bajo protagonismo y también casos extradeportivos que relajaron la euforia de un futbolista que parecía no tener límite en su juego y que cuando se enfunda la camiseta de Argelia su labor aumenta exponencialmente.

ARTÍFICE DEL MAYOR HITO DEL FÚTBOL ARGELINO

La Selección de la Confederación Africana de Fútbol volvería a un Mundial tras 28 años de ausencia y su paso fue más bien discreto. Encuadrado junto a EEUU, Inglaterra y Eslovenia, el cuadro comandado por Rabah Saadane tan solo consiguió sumar un punto ante los británicos y no fue capaz de anotar ningún gol.

Había muchas esperanzas puestas en esta suerte de 23 jugadores para reeditar el buen papel de Argelia en el Mundial de España de 1982, donde quedaron eliminados por el famoso ‘Pacto de Gijón’ en el que Alemania y Austria amañaron su encuentro para dejar fuera a los argelinos. Aquella Selección histórica fue capaz de batir a Chile y Alemania, pero la trampa frenó unas aspiraciones que 32 años más tardes al fin han llegado, precisamente con la aparición de Feghouli en la plantilla.

Vahid Halilhodzic tomó las riendas de la Selección acabada la inesperada actuación en Sudáfrica, y sus primeros pasos con el equipo se encaminaron hacia el fracaso. En su reciente llegada, el técnico bosnio no clasificó al equipo para la Copa África de Naciones de 2012, y en el primer reto al frente de la Selección en la CAN de 2013, Argelia no logró superar la fase de grupos, donde quedó emparejada junto a Costa de Marfil, Túnez y Togo, quedando en el último lugar del grupo con un punto.

El entrenador fue ratificado por la federación argelina y en el Mundial de Brasil no ha defraudado. Ha renovado el equipo respecto de Sudáfrica (solo los zagueros Bougherra y Halliche se mantienen en el XI tipo) y ha conducido a la gloria a una Argelia que aúna talento, despliegue físico y oficio. Mérito de unos jugadores que han superado la marca de sus predecesores llegando a octavos de final y que a punto estuvieron de seguir haciendo historia vengando a la generación que sufrió el acuerdo Alemania-Austria.

Feghouli Argelia

Feghouli se lamenta tras caer eliminado del Mundial

JEFE DEL ATAQUE

En Argelia es uno de los líderes. Hay compañeros con mayor jerarquía dado que poseen mayor número de internacionalidades, pero Halilhodzic ha confiado los galones en ataque a Sofiane Feghouli, la pieza que supone el vértice de la inspiración argelina.

‘Soso’ ha jugado todos los minutos en este recorrido de Argelia en Brasil, y su influencia ha sido decisiva. En el debut ante Bélgica, Feghouli forzó un penalti al defensa Jan Vertonghen, y él mismo se encargaría de transformarlo para anotar el primer gol de su Selección en un Mundial desde 1982. Ante Corea del Sur, envite que dejaría los tres primeros puntos en el casillero argelino, el valencianista asistió con una pared de nivel a Brahimi para hacer el 4-1 a favor de Argelia. En los octavos contra Alemania, Sofiane Feghouli daría la asistencia a Slimani con un buen centro desde la derecha para recortar distancias en el último suspiro de la prórroga.

Su rendimiento está garantizado con Argelia. Kilometraje elevado, carreras y desmarques constantes. Disputa cualquier balón cercano a su órbita. Así, el futbolista blanquinegro ha tenido un papel destacado y su cotización vuelve a su punto máximo. Su anarquía y su frescura por banda derecha han sido recursos clave para Halilhodzic, que ha explotado las habilidades de Feghouli junto a otro jugador creativo y de calidad como el granadista Brahimi o el ‘killer’ del equipo y artífice también de la progresión argelina en tierras brasileñas como Slimani.

‘Soso’ es clave en esta Selección, y por ello siempre ha permanecido en el terreno de juego y no ha entrado en unas rotaciones que sí han afectado a jugadores importantes y que suelen partir desde la titularidad como el propio jugador del Granada Yacine Brahimi, Abdelmoumene Djabou o el futbolista del Tottenham Nabil Bentaleb.

En Mestalla ya se frotan las manos viendo el gran trabajo de su jugador en el mayor escaparate posible. Observando como Sofiane Feghouli ha sido una de las plumas que ha escrito la página dorada en el libro histórico de Argelia.

Fotos: Reuters