Suso, es tu turno

Suso García PitarchSuso García Pitarch, nuevo director deportivo del Valencia CF

La semana pasada el Valencia daba la sorpresa anunciando la contratación de Suso García Pitarch como director deportivo de la entidad después de vagar durante semanas en un abismo de incertidumbre y de cuestiones sin resolver en el apartado meramente deportivo. Suso, cuya carrera presenta tantos éxitos (Atlético o primera etapa en el Valencia) como decepciones (Hércules y Zaragoza), tiene la relevante misión de establecer una estructura deportiva que permita respirar al proyecto de Meriton, que ha estado durante muchas semanas sin rumbo fijo después de la salida de Nuno, que fue el encargado de construir la plantilla de esta temporada junto con la inexorable compañía de su amigo, Jorge Mendes.

La plantilla del Valencia, ahora mismo, es lo que es: Una conjunción entre juventud, inexperiencia, pasotismo, falta de liderazgo y jugadores sobrevalorados que no han sabido adaptarse a las exigencias que demandaba una entidad que buscaba pelear por cotas que ahora mismo son algo más que una utopía inalcanzable. Ahora le toca a Suso como se dice coloquialmente “coger el toro por los cuernos” y reconstruir un equipo plagado de conformismo, falta de experiencia y sin capacidad de reacción. Su discurso nada más llegar se alejaba de las pretensiones de una afición cansada de decepciones, pero, con el transcurso de los días y sobre todo con el paupérrimo empate ante el Rayo, su intención inicial de no hacer incorporaciones parece haber variado radicalmente.

Debe reaccionar con celeridad, efectividad y con un talante férreo y sin fisuras. No puede haber más dudas ni más paños calientes. El club necesita soluciones rápidas y efectivas con el fin de enderezar un camino que no conduce a nada positivo, más bien todo lo contrario si atendemos a la clasificación liguera, la peor a estas alturas desde hace dos décadas. Las últimas informaciones apuntan a que ya se trabaja con el objetivo de reforzar varias demarcaciones especialmente afectadas por la horrenda planificación, una noticia que llevábamos esperando desde que se abriera el mercado hace ya casi una veintena de días. Es complicado reestructurar un equipo en apenas diez días, pero en Valencia tenemos el precedente de Rufete, por lo que sabemos que no hay nada imposible, y más ahora que la entidad maneja muchos más recursos económicos que hace un par de años.

Es la hora de que Suso ponga en práctica todos sus conocimientos y contactos y reorganice la estructura de un equipo que tan solo ha podido ganar cinco encuentros en veinte encuentros de liga, una cifra que insulta directamente la historia de un escudo y de una afición acostumbrada a pelear por objetivos infinitamente mayores. Todavía queda tiempo, no mucho, por desgracia, pero si el suficiente como para inyectar de nuevo competitividad y mayor calidad a la plantilla, por lo menos para acabar de manera digna la temporada.

Habrá que confiar en Suso, que tiene por delante un primer escollo que salvar para que el proyecto de Peter Lim no fracase con estrépito en su segunda temporada. Es la hora de volver a creer, de generar ilusión y de dejar a un lado desilusiones, decepciones y jugadores que no están a la altura de la camiseta que portan. Es tu turno, Suso.

Artículo de Jesús Ferri