Turno para que jueguen Quico y Manolo

Con la permanencia atada y  el sueño de la Europa League descartado. Ha llegado el momento de que la directiva granota intente cerrar las operaciones que están abiertas. El mercado de verano comienza en apenas dos meses y el futuro de los pesos pesados de la plantilla sigue en ‘standby’. Tiempo de teléfonos y reuniones para cerrar cuanto antes la plantilla de cara al año que viene.

La reunión con Caparrós todavía no tiene fecha

Si atendemos a las palabras del técnico tras el envite contra el Granada. La reunión para hablar acerca de la renovación del técnico deberá esperar, al menos, hasta después del partido contra el Athlétic. El club es optimista con respecto a la continuidad de Joaquín Caparrós. Por su parte, ni el entrenador ni su entorno se han pronunciado, a favor o en contra, acerca de la continuidad en Orriols.

La idea de Caparrós, por ahora,  es centrarse en la marcha del equipo en liga. Pero la permanecía virtual está conseguida y la matemática a tiro de piedra. El tiempo se comprime, club y entrenador necesitan un cara a cara para hablar del futuro.

Keylor Navas aboga por seguir esperando

La renovación del meta costarricense no ha avanzado en demasía con respecto a principio de temporada. La postura del club es clara: no quiere bajar la cláusula de diez millones de euros que tiene el futbolista. Además, el conjunto granota no dejará marchar al  portero si no pagan dicha cifra.

Por su parte, el guardameta aspira a dar un salto cualitativo en su carrera. Con el mundial a la vuelta de la esquina, Keylor espera que un equipo importante ponga una oferta suculenta encima de la mesa de Quico Catalán. A día de hoy, han llegado números intereses pero todavía ninguna oferta en firme. El propio futbolista ha declarado públicamente que si tiene que cumplir el contrato en el Levante lo hará sin problemas.

Diop pendiente de una reunión

El futuro del senegalés es una auténtica incógnita. Tras una reunión en el mes de noviembre, las dos partes no se han vuelto a ver las caras. Pape tiene claro que es muy complicado que un equipo apueste económicamente por él a falta de una temporada para que finalice su contrato.

A medida que va transcurriendo el tiempo, parece cada vez más difícil que se arregle la situación del ‘stopper’. Los ánimos estuvieron calmados en el mercado de invierno, pero el próximo verano de prevé más movido en este sentido.  Hace apenas unos días, su agente se trasladó a Valencia para reunirse con el futbolista y hablar del futuro. 

Continúan las negociaciones por Rubén

Desde qué terminó el mes de enero han habido dos conversaciones entre el Levante y los agentes de Rubén García Santos. Una justo después del mercado y otra hace pocas semanas. Ambas sirvieron para que las dos partes siguieran acercando posturas. Pero la ampliación de contrato del canterano no será una operación rápida. Ni el Levante ni el jugador tiene prisa por mover ficha. Al atacante le restan dos temporadas de contrato y el club no tiene la misma urgencia como en el caso de Keylor Navas.

Tomar una decisión sobre los cedidos y canteranos 

Es algo que está previsto que se haga de cara a final de temporada. Morales, Iván y Roger están cumpliendo con nota en la categoría de plata. A día de hoy, el Levante no le ha comunicado nada a ninguno de los tres futbolistas. Aunque las previsiones es que tanto los dos atacantes como el defensor hagan la pretemporada con el primer equipo.

La entidad de Orriols también deberá tomar una decisión sobre canteranos como Jason y Camarasa. La dirección deportiva debe decidir sí darles continuidad en el primer equipo o cederlos a otros clubes para que adquieran experiencia. La idea de que sigan en el filial,  sobretodo  sí baja a Tercera División, es cada vez menos probable.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD