Un contrato de cuarenta páginas guarda la llave de un club con 95 años de historia

Arrancó el fin de semana y lo hizo sin que el Patronato de la Fundación VCF convocase la reunión para que se ratifique o no la oferta de Peter Lim como la mejor para el Valencia CF. Aunque se esperó hasta última hora del viernes, no fue posible: ni el contrato definitivo de compraventa accionarial entre la FVCF y Meriton -está acabado al 99%-, ni el informe que Pricewaterhouse Coopers está configurando con la comparativa entre la oferta de Lim el 17 de mayo y la actual han sido finalizados. Sin esos dos documentos, la convocatoria no puede producirse.

En el organismo sostienen que el fin de semana supone dos días hábiles más para que la consultora siga con su cometido. Si lo finaliza, la convocatoria podría producirse este mismo sábado o el domingo, con el objetivo de celebrar la reunión la semana que viene. Esa sigue siendo la gran aspiración de un sector importante del patronato, habida cuenta de que el tiempo apremia y de que, sin ir más lejos, el próximo 27 de junio vence el aplazamiento de Bankia para el pago del crédito de 230 millones de euros por parte del club.

LAS RECOMENDACIONES DE DURÁN PERFILAN EL CONTRATO

Mientras, la labor del jurista Mariano Durán sigue siendo fuente de rumorología. El decano del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia recibió el encargo, por parte de la Comisión Ejecutiva de la Fundación, de revisar el primer borrador del contrato de compraventa accionarial entre la actual dueña del 70,4% de las acciones y la empresa Meriton Holding. En primera instancia, a Durán no le gustó el contenido del escrito. Según pudo saber Valencia News, el abogado hizo como mínimo media docena de recomendaciones para que la Fundación negociase su inclusión en el documento final, con la mediación de PwC y la aprobación de Meriton.

La empresa del magnate Peter Lim sólo se negó rotundamente a uno de esos requisitos, que hubiese obligado a Meriton a abonar una indemnización “elevadísima”, según fuentes consultadas, y que podría estar en torno a los 300 millones de euros, en caso de que Lim incumpliera las condiciones firmadas para con la Fundación VCF. Ese fue el único punto que se tumbó, al considerar la cifra desproporcionada. La empresa del magnate, en cambio, no puso reparos en el resto de sugerencias, que hacían referencia al idioma de la redacción del contrato o las garantías ofrecidas por Meriton, entre otros.

Así, tras cientos de folios y hasta cinco versiones, el contrato definitivo ya esta perfilado. Será un documento redactado en dos lenguas -español e inglés, para zanjar cualquier posible equívoco idiomático- y su longitud, como curiosidad, estará entre las treinta y las cuarenta páginas. Apenas un puñado de hojas que contienen en su superficie la llave para el futuro de un club que va camino de ser centenario, y que cambiará de manos en las próximas semanas si finalmente se aprueba la venta a Peter Lim.

Foto: VLC NEWS