Un minuto de silencio por Tito

Antes de que el árbitro señalara el inicio del partido. Los dos equipos y el público que yacía en el Martínez Valero guardaron un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento de Tito Vilanova. El futbolista y técnico catalán militó en las filas del Elche durante dos temporadas: dese 1998 hasta el año 2000. El del estadio ilicitano, significó el primer minuto de silencio que se guardó en el mundo del fútbol desde que saltó la noticia de la muerte del que fuera entrenador del Barça. Además, los dos equipos portaron un brazalete negro en memoria de Vilanova.

Ángel se estrena esta temporada y Sissoko aprovecha los minutos

El ariete canario anotó en Elche su primer gol en liga esta temporada. Además, Ángel Rodríguez fue uno de los futbolistas más destacados del equipo visitante, el delantero estuvo muy participo en labores ofensivas. Cabe destacar, que el atacante terminó el encuentro con problemas en el aductor. En principio no es nada grave y podrá entrenar con normalidad. Por su parte, Momo Sissoko, aprovechó los minutos que le dio Caparrós. El ‘stopper’ cumplió con el balón en y su labor defensiva fue muy destacada.

Tres ex del Elche en la plantilla granota

Tres futbolistas con pasado ilicitano fueron titulares en las filas de Joaquín Caparrós. Ángel Rodríguez, Héctor Rodas y Jordi Xumetra volvieron a pisar el césped del Martínez Valero. Esta vez lo hicieron con la camiseta granota y en el once titular. El delantero, el extremo y el central partieron de inicio en el primer partido de la jornada.

Ausencia de Quico Catalán

El presidente del Levante no pudo acudir al palco del Martínez Valero. El máximo exponente granota tenía programado un acto incompatible con la contienda celebrada en el estadio alicantino: realizar el pregón de las fiestas del Grao. En representación del club, estuvo el vicepresidente Tomás Pérez, el presidente de honor, Paco Fenollosa, y los consejeros Ramón Vilar, Javi Martínez y Miguel Ángel Ruiz.

Debut de Caparrós en el Martínez Valero

El envite significó el debut de Joaquín Caparrós, como entrenador en Primera División, en el Martínez Valero. Ya había dirigido antes a dos equipos en el estadio ilicitano pero lo había hecho en la categoría de plata. Con el Levante, el técnico utrerano firmó su primera actuación en tierras alicantinas como técnico de la élite del fútbol.

Gran ambiente en el Martínez Valero

El estadio alicantino estuvo prácticamente lleno. En las gradas del Martínez Valero se respiró ambiente de fútbol en todo momento. El cuadro local necesitaba el apoyo de su público en un partido tan importante como el que se jugó el viernes por la noche. Antes de la contienda, la hinchada franjiverde recibió a su equipo con confeti.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD