Unai no se arrepiente de su celebración: “Hay que vivirlo para saberlo”

El técnico del Sevilla, Unai Emery, estaba eufórico tras conseguir el pase a la final del torneo pese a la derrota (3-1) en Mestalla: “Esto se vive puntualmente. Hoy hay que hacer un recordatorio grandísimo al espíritu Palop en Shaktar, a Puerta… Hay que sentirlo, se escapa a la razón”, dijo el preparador vasco.

Emery se molestó cuando le preguntaron por su exacerbada celebración del gol de M’bia: “No me arrepiento de mi naturalidad en una situación así. Si no la vives, no sabes cómo es. Sólamente es un yo, un Sevilla y lo que yo represento. Y está muy por encima de lo que pueda querer al Valencia. Yo no jugaba contra el Valencia, jugaban con el Sevilla y así lo sentía. No me arrepiento de ese sentir, lo sentía igual en el Valencia. Yo tampoco sabía lo que era. Mis sentimientos son 100%”, explicó.

Según el vasco, tenía previsto un Valencia dominador y que le diese la vuelta a la eliminatoria: “Todo estaba establecido, incluyendo perder 3-0 en el minuto 80 porque respetábamos mucho al rival y sabíamos que podía pasar”, confesó.

A Emery no le sorprendió el rendimiento de los jugadores blanquinegros: “Yo conozco a Feghouli, a Jonas… No me pueden decir cómo están porque los conozco y son futbolitas de élite, y yo sabía que este equipo era de élite. ¿Que no estaba Alcácer? Juega Jonas, un jugador importante”, dio.

“No éramos favoritos, era al 50%. Mestalla es Mestalla, igual que Sevilla también pesa. Se que Mestalla le pesa al futbolista. Les dije a los jugadores que mirasen a los aficionados del Sevilla o se acordasen de sus familias o hijos, porque todo lo demás ambiental era contrario”, agregó.

Sin embargo, cree que a la postre su equipo es justo finalista porque “no hay ningún equipo que le haya dado tanta importancia a esta competición como el Sevilla. Lo que vivió en Estoril a principios de septiembre no lo ha vivido ningún equipo, nos debíamos a los 4.000 que vinieron, a los 30.000 que fueron al Pizjuán en agosto ante el Pogdorica”.

Foto: AFP