Vargas evita hablar de su futuro y está “ansioso” por jugar en el Pizjuán

El chileno Edu Vargas fue protagonista a cuarenta y ocho horas del gran partido del Valencia en el Ramón Sánchez Pizjuán. El atacante indicó que “el equipo está muy concentrado en el partido del jueves” y que los jugadores están “ansiosos de que empiece” el choque ante el Sevilla.

“Contra el Basilea fuera de casa nos relajamos, pero en Sevilla se va a ver al Valencia que quiere ganar, sacar un triunfo y jugar en casa posteriormente con más calma”, agregó el delantero. “Para mi no hay favorito. Ellos pueden pensarlo, pero nosotros competimos y buscaremos en Sevilla un buen resultado para la vuelta”, remarcó.

Vargas también hizo hincapié en la labor arbitral de cara al jueves: “El arbitraje va a tener mucho que ver, habrá una semifinal con un estadio lleno en nuestra contra y el árbitro tendrá la presión de no equivocarse”, apuntó.

NO HABLA DE SU FUTURO A PARTIR DE JUNIO

El jugador, cedido por el Nápoles hasta final de temporada, no quiso hablar sobre su futuro más allá del 30 de junio: “Todavía no pienso en ese tema, me centro en la Liga y la Europa League. Pero me gustaría quedarme aquí y a ver si podemos dar pasos en esa dirección”, explicó.

“No se qué nota me pondría. Estoy dando lo mejor de mi cada partido, a veces las cosas no salen pero intento entregarlo todo partido a partido”, agregó el chileno. “He tenido partidos buenos y malos, pero intento darlo todo cada día. A veces tengo noches maravillosas y otras no tanto”.

Vargas prefirió no incidir en este asunto: “No he tenido la posibilidad de hablar con el Nápoles, creo que leí en un diario de Chile que Benítez quería que volviese allí. Pero eso no está claro, estoy concentrado en el Valencia y se verá todo a final de temporada”, sentenció el futbolista.

Foto: Paco Polit / VLC NEWS