VCF Mestalla-Sant Andreu: el filial jugará en el Camp de Mestalla más de una década después

Acaba la temporada y es momento de cambios a todos los niveles dentro del Valencia, sin dejar a un lado la recta final en el aspecto deportivo. Y, si bien el Valencia Mestalla se juega buena parte de sus opciones para evitar el descenso directo a Tercera División, en el seno del club se considera clave el partido ante el Sant Andreu que tendrá lugar el fin de semana del 10 y 11 de mayo.

Un compromiso que, según avanzó Blanquinegres y confirmó el propio Valencia a VLC NEWS, se disputará en el estadio de Mestalla. Así, el coliseo de la Avenida de Suecia acogerá un partido del equipo filial doce años después.

Pese a que décadas atrás era habitual que el Mestalla disputase partidos en el estadio compartiendo protagonismo con el primer equipo, la Ciudad Deportiva de Paterna y su Mini Estadi -rebautizado esta temporada como Estadio Antonio Puchades– acabaron consolidándose como campo local para el equipo filial y el resto de categorías inferiores de la entidad.

LIGUILLA DE ASCENSO A SEGUNDA EN 2002, ÚLTIMO PRECEDENTE

Hay que remontarse al 8 de junio de 2002 para encontrar la última ocasión en la que el filial jugó en el campo de los ‘mayores’. Fue en la liguilla de ascenso a Segunda División ante un Compostela que extrajo un triunfo (0-1) de Mestalla en un partido intenso y varios miles de personas en las gradas.

Días atrás, el 25 de mayo de ese mismo año, el Mestalla jugó en el estadio otro choque ante un Barcelona B repleto de futuras estrellas (Iniesta, Valdés, Motta…) y obtuvo un empate a dos que le permitió mantener opciones de ascenso hasta el final. El Mérida era el otro integrante del grupo de cuatro equipos en pugna para ascender. Finalmente, sería el Compostela el que mejores resultados cosechó para ganarse el billete a la categoría de plata.

CÉSPED RENOVADO EN PATERNA Y EN MESTALLA

El hecho de jugar la última jornada de Liga -y un hipotético playoff para evitar el descenso– en el coliseo de la Avenida de Suecia ha permitido que el club inicie un lavado de cara en el recinto habitual de los partidos del filial. El césped del estadio Antonio Puchades de Paterna lleva ya varios días siendo levantado y retirado, y será sustituido por nuevos tepés para mejorar la calidad e irrigación del campo. Las obras durarán unas cuatro semanas.

El siguiente en sufrir un ‘lifting’ será el césped del propio Mestalla, a finales de mayo y una vez termine la temporada tanto para el primer equipo como para su filial. Se aprovechará para sustituir el sistema de drenaje, cuya última actualización tuvo lugar meses antes del Mundial de España en 1982 cuando el coliseo todavía recibía el nombre de Luis Casanova. Además, la altura del verde se verá reducida casi medio metro una vez se eliminen varias de las capas de tierra, grava y arcilla existentes en la actualidad.

Foto: VLC NEWS