Perasovic: “Lo peor que nos puede pasar es llorar si no respondemos a su dureza”

Encontrarse a un Velimir Perasovic relajado es complicado. Y menos antes de un partido, sea el rival que sea. Ni lo estaba contra Valladolid, ni lo estará mañana en Berlín ante el Alba a pesar de los 32 puntos de ventaja que lleva el Valencia Basket del encuentro de ida. “Es un equipo que en su casa juega mucho mejor. No han perdido ningún partido allí en Eurocup y en la Liga alemana sólo uno. Es un equipo que en su casa juega mucho más duro, mucho más intenso. Nunca puedes decir que el partido está acabado por mucha que sea la diferencia por la que hemos ganado”, explicó.

Al fin y al cabo el croata hace su trabajo y no puede permitirse ningún tipo de distracción, por lo que espera “un partido igual de duro que el de ida, incluso puede que más. Creo que ellos van a intentar desde el principio marcar su territorio, dar un paso adelante, jugar con un nivel alto de contacto, intentar alejarnos de canasta y que ataquemos desde muy lejos. También lo intentaron en el partido de aquí. En su casa siempre se hace más y se permite más”.

Jugando en casa y con una gran diferencia de puntos que remontar, todo el mundo espera que el Alba plantee un encuentro al límite en el apartado físico, aunque Perasovic insistió en que “no podemos pensar más allá de intentar salir a ganar. Luego se te echa el mundo encima cuando ellos empiezan a jugar duro. Lo peor que nos puede pasar es empezar a llorar si no respondemos a esta dureza. Hay que responder de la misma manera en la que ellos juegan”.