Brexit: Nada es por casualidad

José María Guijarro, Coordinador de Valencia LabJosé María Guijarro, Coordinador de Valencia Lab

Sólo han pasado cuatro horas del comunicado oficial del resultado del referéndum británico sobre el Brexit. En estas cuatro horas las búsquedas de: “what happens if we leave the EU?”, o en castellano-manchego  “¿qué pasa si dejamos la Unión Europea?” se han incrementado un 250% tras conocerse el resultado del referéndum. La mayoría de los británicos quiere abandonar la Unión Europea, pero ¿son conscientes de las implicaciones?. Los propios británicos, de hecho, parecen no tener muy claras las consecuencias que podría acarrear el ‘brexit’. Así, tras conocerse los resultados, han acudido masivamente a Google en busca de respuestas.¿ Qué causas han llevado a este resultado, si muchos no saben ni siquiera qué votan?.

Frecuentemente, se trata de buscar la causa de un fenómeno o de una situación social y hasta muchas veces aparece. Pero también frecuentemente, la causa aparecida sólo es la causa aparente, porque subyacen otras causas profundas no visibles con la argumentación causal tradicional. No es necesario retroceder a la creencia primitiva de que el trueno es efecto del relámpago, simplemente porque le sucede, cuando los dos son efecto común de otros fenómenos. En todos los fenómenos sociales que conocemos, un número ingente de causas y concausas se esconden detrás de las causas aparentes.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea no se puede enfocar desde una visión amorfa o sin sentido; todos coincidimos que forma parte de una estructura y de una cultura; sirva este juego de palabras para ver que es necesario ver este acontecimiento desde el hecho de una reunión de partes en las cuales el significado de cada una de ellas está determinada simultáneamente por las otras y por el total. No podemos por tanto hablar aisladamente desde el concepto europeista de mantenimiento, seguridad, equipamiento inversión y otros, de una forma aislada como se empeñan los cronistas independientemente del conocimiento desde el que hablan., porque al fin y al cabo, ellos, como nosotros somos simples observadores frente a los verdaderos especialistas. Lo triste es que estos momentos aunque graves pasarán a ser coyunturales en breve, si no se traducen en estructurales y como latinos que somos el parcheo y el olvido es el que nos inunda. El parcheo en cuanto a la arrancada en la solución pública que no se continuará en el futuro; y el olvido por parte de los ciudadanos, porque al fin y al cabo seguimos  en una vida que no nos pertenece en propiedad y  las pautas sociales se suelen clasificar afortunadamente en este caso en costumbre popular, que hoy es de elaboración racional por el miedo a nuestro futuro y a nuestra economía, pero mañana será este fenómeno para todos un hecho del pasado lamentable.

Soy partidario de la esencia de la UE, pero el resultado de hoy es una lección a los burócratas estatistas aposentados en Bruselas que no rinden cuentas a nadie. Si algo se puede sacar en bueno de esto, es que habrá que hacer reformas en la Unión Europea

Entre nacionalistas y demagogos estamos perdiendo el norte. El Reino Unido decide largarse de la Unión Europea (ojo que para cuadrar el círculo en Irlanda y Escocia ha ganado el permanecer en la UE); ya solo nos falta Donald Trump en USA y un nuevo resultado incierto el domingo en España para terminar de irnos todos a…….. ¡¡Paren el mundo que me bajo!!

Autor: José María Guijarro y Jorge

Doctor en Economía

Florida Universitaria