Ecosistema Bitcoin, un repaso a su historia

De_Waag_BitcoinEs posible pagar con bitcoin en más sitios de los que uno se puede imaginar

Ahora que con los artículos anteriores conocemos un poco qué es el bitcoin, hoy vamos a explicar el ecosistema bitcoin y aprovecharemos para hacer un repaso a su historia.

Pienso que al hacerlo de manera cronológica será más ameno y más fácil entender el porqué de las cosas.

Las referencias al bitcoin se remontan al 2008, concretamente en Octubre, cuando un tal Satoshi Nakamoto publicó un ‘white paper’ con las especificaciones del bitcoin y semanas más tarde se publicó el código fuente.

A fecha de hoy aún se desconoce quien o quienes son Satoshi Nakamoto, pero sobre esto hablaremos en otro artículo pues hoy toca hablar del ecosistema bitcoin.

La minería

El 3 de enero de 2009, se creó el primer bloque, también llamado ‘Genesis Block‘ (para más información sobre qué es la cadena de bloques y la minería, ver este artículo anterior en el que se explica que los pagos en bitcoin se agrupan en bloques cada 10 minutos y que los mineros han de encontrar un número/solución a cada bloque para hacerlo más seguro).

Con el surgió el primer minero, poco a poco hubo personas que bien por curiosidad tecnológica, interés por la criptografía o bien por la filosofía que conlleva el bitcoin conectaron su ordenador a la red e instalaron el software para el minado de bloques.

Simplemente así surgió el pilar fundamental del ecosistema bitcoin que es la minería.

Los exchanges (casas de cambio)

Un año más tarde, en febrero de 2010, había gente que tenía bastantes bitcoins y que no sabía que hacer con ellos.

Y del mismo modo que un agricultor vende sus productos en una lonja, era sólo cuestión de tiempo que alguien creara una web en la que los mineros pudieran vender los bitcoins que habían generado. Esa web se llamó ‘Bitcoin Market‘ y con ella se creó el primer ‘exchange’ en el que los compradores pagaban con dinero fiat usando diversos medios de pago y el minero les entregaba sus bitcoins. Posteriormente en julio de 2010 se estableció el famoso y a su vez infame exchange Mt.Gox.

En aquel tiempo, el interés por el bitcoin era más académico que especulativo, con lo cual los precios del bitcoin eran directamente proporcionales al coste de la electricidad y el hardware utilizado para su minado.

Poco a poco se fueron incorporando más ordenadores a la red bitcoin haciendo que el bitcoin fuera cada vez más seguro. Al aumentar la competencia la dificultad de minado aumentó y en consecuencia también su precio; en noviembre de 2010 el valor, de los bitcoins en circulación superó el millón de dolares.

No sólo aumentó la cantidad de mineros sino también su calidad, de utilizar simples ordenadores se pasó a usar tarjetas gráficas, las cuales permitían realizar más cálculos en paralelo.

En diciembre de 2010 hubo una persona que encontró una solución ingeniosa, en lugar de usar máquinas más potentes creó un software en red para repartir entre varios ordenadores el trabajo de encontrar la solución al bloque y llevarse asi la recompensa. De este modo se creó el primer ‘pool’ o agrupación de mineros.

Actualmente la dificultad de minado es tan grande que prácticamente todos los bloques son minados por pools de mineros. Y a su vez, estos mineros son máquinas con chips especialmente diseñados para realizar millones de cálculos por segundo, llamados en terminología bitcoin ‘mega-hashes’ por segundo (con cada ‘hash’ se prueba si un número puede ser la solución al bloque que se está minando).

Los procesadores de pago.

Ya estamos en mayo de 2011, el ecosistema bitcoin estaba formado por mineros y exchanges. Había personas que tenían bitcoins pero el problema era dónde gastarlos.

Para solucionar ese problema Bitpay creó el primer software para que los comercios pudieran aceptar bitcoins. De este modo surgió el primer procesador de pagos en bitcoin.

Los wallets (monederos)

El realizar un pago tampoco era una tarea sencilla, se necesitaba un ordenador con un software poco amigable para el usuario.

Era necesario hacer más fácil los pagos al comprador, en junio de 2011 Bitpay sacó al mercado el primer wallet para teléfonos móviles.

De este modo Bitpay cerró el círculo, haciendo que tanto vendedores como compradores pudieran realizar pagos en bitcoin de una manera más sencilla.

Una vez creados los wallets, el objetivo era hacer el bitcoin más accesible al público en general, de modo que no fuera sólo algo restringido a mineros y usuarios de exchanges.

En 2012 se creó la página LocalBitcoins, en ella alguien interesado en comprar bitcoins podía introducir una ubicación y encontrar personas alrededor interesadas en vender bitcoins.

De este modo el bitcoin se hizo más accesible al crearse un nuevo canal para adquirir bitcoins.

En mayo de 2013 salió al mercado el primer cajero automático de bitcoins; ahora una persona a cualquier hora del día podía ir al cajero, introducir un billete en dolares y recibir en una dirección su importe equivalente en bitcoins. Por cierto, estar atentos a la página de avalBit pues en breve anunciaremos la instalación de un cajero bitcoin en Valencia.

Cada vez, es más fácil comprar bitcoins, últimamente han ido saliendo aplicaciones móviles con las que es posible comprar bitcoin y justo la semana pasada lanzamos Octopocket que permite comprar bitcoins directamente desde Telegram, cambiarlos a euros e incluso transferir euros a nuestro banco o sacar euros en miles de cajeros.

En resumen, una idea como el bitcoin se ha convertido en todo un ecosistema valorado en miles de millones de euros.

Si bien con el tiempo el ecosistema bitcoin ha ido sofisticándose y regulándose se puede ver claramente que está formado por:

– productores: mineros

– distribuidores: exchanges

– comercios: tiendas que aceptan el bitcoin como medio de pago

– usuarios: personas con wallets, que adquieren gastan bitcoins

Pero si creéis que el ecosistema bitcoin acaba aquí, esto es solo el comienzo, otro día con más calma hablaremos de ello.

Articulo colaboración de Manuel Sales