El Consell destinará 4,75 millones para cubrir los gastos corrientes de pequeños ayuntamientos

Ximo Puig en la reunión de coordinación con alcaldes de pequeños municipios, en CastellónXimo Puig en la reunión de coordinación con alcaldes de pequeños municipios, en Castellón

El President de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que el Gobierno valenciano dotará con 4,75 millones de euros el programa de subvenciones destinadas a cubrir los gastos corrientes de funcionamiento de los ayuntamientos de menos de 3.000 habitantes de la Comunitat Valenciana. En este sentido, el jefe del Consell ha explicado que, este año, el importe destinado a estas ayudas se multiplicará casi por cinco, ya que en el ejercicio anterior fue de un millón de euros.

Durante su reunión de coordinación con alcaldes de pequeños municipios castellonenses, que ha contado con la presencia del director general de Administración Local, Toni Such, y el delegado territorial del Consell en Castellón, Adolf Sanmartín, el President ha destacado que con este fondo “se pretende fortalecer la autonomía local”, porque permite que sean los ayuntamientos quienes decidan democráticamente a qué destinarán estos recursos. Así, esta iniciativa busca incrementar los mecanismos de coordinación para cumplir un objetivo estratégico de la Generalitat, que es establecer una alianza con los ayuntamientos. “Una alianza basada en la lealtad y en intentar preservar nuestro espacio de interior, que es donde están la mayoría de pequeños municipios”, ha señalado el President.

Pese a que el presupuesto general de la Generalitat no ha experimentado ningún aumento, “por la insuificiencia manifiesta de financiación” de la Comunitat Valenciana, Ximo Puig ha destacado que “en esa misma realidad se han multiplicado por cinco las ayudas para este fondo”. Y eso refleja, para el President, “una voluntad inequívoca que tiene este Gobierno de apoyar la posición de los ayuntamientos más pequeños”. Mediante este programa de ayudas, asimismo, la Generalitat dará un paso más para intentar superar el desequilibrio territorial que existe en la Comunitat Valenciana y favorecer la vertebración.

Tal y como ha explicado Antoni Such, la Generalitat continúa desarrollando estos programas de años anteriores, pero incorpora diferencias sustanciales en este ejercicio. De este modo, el nuevo programa “amplía mucho más sus bases y el objeto a financiar, puesto que se incorpora la posibilidad de cubrir prestaciones más amplias”, ha indicado el director general.

En ese sentido, Ximo Puig ha detallado que entre los conceptos que los ayuntamientos podrán justificar se encuentran arrendamientos de terreno, edificios, maquinaria y material; reparaciones, mantenimiento y conservación de infraestructuras; material no inventariable de oficinas; suministros como luz, agua, gas y combustibles; comunicaciones telefónicas o servicios externalizados.

Además, el President se ha mostrado convencido de que “ningún ayuntamiento tendrá problema para poder dar cumplimiento y recibir la subvención correspondiente”, puesto que se trata de “ayudas sin ninguna arbitrariedad, sin ningún tipo de discriminación ni partidismo”. Ha añadido, en ese sentido, que la posición de la Generalitat es abierta y buscará “mantener la mayor proximidad”.

Para el jefe del Consell es necesario alimentar “esta relación permanente” con los ayuntamientos valencianos y buscar fórmulas de cooperación para que las administraciones públicas pueden ser más útiles a los ciudadanos. “Las instituciones solo tienen un objetivo, que es dar el mejor servicio público y garantizar la igualdad de oportunidades a los ciudadanos”, ha indicado.

Otras medidas de coordinación

Ximo Puig también ha anunciado que en las próximas semanas se aprobará el decreto que pondrá en marcha el Plan de Empleo de la Generalitat con los ayuntamientos valencianos, que se desarrollará durante este verano. Aunque los ayuntamientos podrán participar y aumentar la cuantía del fondo, el jefe del Consell ha aclarado que “no hay ninguna exigencia por parte de la Generalitat” para que lo hagan, puesto que se trata de una medida que intenta “fortalecer las alianzas” con los municipios con el objetivo de dar una mejor prestación de los servicios públicos. Finalmente, Puig ha anunciado que la Generalitat pretende instruir el Fondo de Cooperación Local para el próximo año, así como impulsar el esquema de las mancomunidades para vertebrar el territorio valenciano.