Bermúdez propone juzgar a ocho exdirectivos de la CAM

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha finalizado la investigación sobre la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y ha propuesto juzgar a ocho antiguos directivos de la caja, entre ellos su expresidente Modesto Crespo, por cobrar “indebidamente” 47,3 millones de euros, falsear las cuentas de la entidad y llevar a cabo un “plan concertado” que llevó a la quiebra a la entidad, que tuvo que ser rescatada en junio de 2011 con un coste para el erario público de 5.249 millones de euros.

Así consta en un auto de transformación en procedimiento abreviado, equivalente al procesamiento, en el que el magistrado propone sentar en el banquillo, además de a Crespo, a los exdirectores generales Roberto López Abad y María Dolores Amorós y al exdirector general de Recursos Vicente Soriano Terol.

También propone juzgar al exdirector de Planificación y Control Teófilo Sogorb y a los antiguos responsables de Inversiones y Riesgo, Francisco José Martínez; Financiación y Gestión de Líquidez, Juan Luis Sabater; e Información Financiera, Salvador Ochoa.

El juez, que destaca que los estados financieros de la CAM en 2010 y el primer semestre de 2011 “no reflejaban la imagen fiel de la entidad”, atribuye a todos los procesados los delitos de falseamiento de las cuentas anuales u otros documentos que deban reflejar la situación de la sociedad, apropiación indebida o administración desleal y falsedad en documento mercantil.

Gómez Bermúdez también señala que los miembros del comité de dirección de la CAM “cobraron indebidamente” 47,3 millones de euros por conceptos retributivos como “indemnizaciones, complementos variables salariales e intereses relativos al exceso de prima pagada a la aseguradora Caser”.