Claves para desarrollar un catálogo en tiendas online

catalogoCatálogo para tiendas on line

El crecimiento de la presencia de tiendas online ha llevado a que aumente la competitividad entre ellas y que sus responsables busquen nuevos métodos de destacar sobre la competencia. Ofrecer al público una página web completa y de calidad ya no es algo que permita diferenciarse, por lo que se impone adoptar otros medios. Algo que cada vez más comercios realizan es disponer de un catálogo digital que les permita llegar con mayor eficacia a sus clientes.

Esto ya lo defienden las grandes tiendas y poco a poco lo implementan también los pequeños y medianos comercios. ¿Pero qué tener en cuenta a la hora de dar paso a esta iniciativa?

Planificación

Como primer paso siempre debe encontrarse la planificación. No importa cuántas ganas tengan los emprendedores para comenzar a crear su catálogo. Si antes no han realizado una correcta planificación se encontrarán con que antes o después tendrán ante ellos un obstáculo que no podrán superar. Por eso lo primero siempre debe ser planificar cómo estará formado y dividido el catálogo para después poder trabajar sobre esa línea.

Hay que pensar en todo

Quienes ya han trabajado en los catálogos de sus tiendas online se han encontrado cara a cara con la importancia de prestar una atención milimétrica a mil y un detalles. No se pueden hacer las cosas con prisas, puesto que de esa forma lo más posible es que haya fallos en el proceso. Hay que introducir cada producto en el catálogo con cuidado, supervisando la presentación, tanto de manera visual como en cuanto al texto introducido.

No olvidar las marcas

Un error que cometen muchas tiendas online es no aportar suficiente información sobre los productos que se están vendiendo. Esto ocurre de manera más grave con tiendas dedicadas a la ropa, donde es habitual que se olviden de incorporar nombres como los de piquadro, Dakota o Skechers. Al no incluir esta información los posibles clientes se encuentran ante la duda de aportar credibilidad al negocio al no saber si pueden confiar en él.

Un buen control de stock

A ningún cliente le gusta encontrarse con que un día hace un pedido y poco después le escriben desde la tienda donde lo ha adquirido para decirle que ya no existe stock disponible. Esa es un tipo de sensación que resulta difícil solucionar y que lleva a la pérdida casi inmediata del cliente que se ha visto envuelto en el altercado. Por eso los inventarios siempre tienen que estar supervisados al máximo.

Articulo colaboración de Javier Gázquez