Coca-Cola Iberia exculpa de los despidos a Coca- Cola

Mientras cientos de trabajadores de las plantas productoras de Coca-Cola en España se manifestaban por las calles de Madrid, la empresa española Coca-Cola Iberia Partners publicaba a precio de oro una página de publicidad en todos los periódicos españoles exculpando a la norteamericana Coca-Cola España de cualquier responsabilidad en los despidos.
En VlcNEWS se adelantó hace semanas que Coca-Cola Iberia era el resultado de una serie de fusiones y compras entre las diferentes embotelladoras del refresco en España, entre las que ocupan un destacado lugar los accionistas valencianos encabezados por la familia Noguera. El capital de Coca-Cola Iberia es cien por cien español. En la Comunidad Valenciana se cierra la planta de Alicante y permanece abierta la de Valencia.
Tras el proceso de concentración empresarial, el nuevo Plan de Negocio de Coca-Cola Iberia fijaba el cierre de al menos cuatro de sus once plantas para mantener la rentabilidad del negocio. Las ventas de Coca-Cola sufre desde hace años ligeras caídas en España, mientras la tecnología y la fusión empresariales genera un incremento de la capacidad de producción de las plantas fusionadas.
Según el comunicado de Coca-Cola Iberia el plan de reorganización obligaba a cerrar estas plantas, ya que el exceso de producción es un 48 %.
Pero lo interesante de este comunicado es que Coca-Cola Iberia asume claramente toda la responsabilidad de los despidos y prejubilaciones para exculpar a la filial española de The Coca-Cola Company, que es la propietaria de la marca. El por qué la empresa española lo hace ahora y no antes es lo que no se explica, pero las franquicias siempre están sometidas a las interpretaciones que hagan lo franquiciadores, incluso en este caso.
Coca-Cola Iberia dice que esta reorganización es el primer paso para mejorar su competitividad en el mercado y generar empleo en España a medio plazo.
Aunque en los últimos días los sindicatos han endurecido su posición con las manifestaciones, en todos los sectores se da por seguro que esto es una pura maniobra de negociación y que acabarán aceptado las condiciones de la empresa.