Cómo afectará a tu nómina las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social

Despidos, cierre de empresas, dinero en B, perdida de salario y de derechos de los trabajadores. Éstas son algunas de las consecuencias de la nueva regulación de la Seguridad Social que aprobó el Gobierno mediante decreto ley en mitad del ajetreo navideño -22 de diciembre- y que impidió a muchos españoles conocer el alcance de esta medida. En resumen, el nuevo régimen del Gobierno obliga a computar conceptos extrasalariales que hasta estaban exentos de cotizar como los cheques de comida, los seguros privados, las ayudas a la guardería o las aportaciones a planes de pensiones. En una base de cotización media, la empresa aporta el 31% a la Seguridad Social, y el trabajador el 6,35%

Con esta medida, el Ejecutivo de Mariano Rajoy espera recaudar 900 millones de euros que irían a restar el agujero de más de 11.000 millones que registra la Seguridad Social. VLC News habla con el presidente de la Asociación española de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (ASEFIGET), Adolfo Jiménez, que nos da las claves de cómo va a afectar a nuestras nóminas la nueva ofensiva de la Seguridad Social.

¿A qué trabajadores afecta las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social?

A todos aquellos que cobraran algún concepto exento de cotización, como aportación de la empresa a plan de pensiones, plus transporte, tickets restaurante, pago de guarderías, etc.

¿Los trabajadores cobrarán menos? ¿Habéis realizado un cálculo medio?

Según datos del propio ministerio que, piensan recaudar 900 millones, nos llevaría a unas bases de cotización de algo más de 2.400 millones, por lo que si a esta cantidad le calculamos el 6% de cotización a cargo del trabajador, obtendríamos unos 146 millones de euros. Si esta cantidad la dividimos entre 13,7 millones de asalariados, tendríamos una media de 10,66 euros a cobrar de menos en nómina.

¿Qué consecuencias tiene para los empresarios y trabajadores?

El empresario tiene las siguientes opciones: asumir el mayor coste laboral que, siempre según datos del ministerio, alcanzaría los 754 millones de euros; dejar de pagar a los trabajadores los conceptos afectados; reducir la plantilla para poder asumir los nuevos costes laborales; generar dinero en B, y atender de esta manera las necesidades de sus empleados, con lo que se generaría más fraude fiscal.

Para el trabajador, en el mejor de los casos, será la rebaja en el líquido a cobrar de su nómina. En el peor de los casos, podría engrosar las filas del desempleo.

¿Qué conceptos retributivos siguen exentos de cotizar a la Seguridad Social?

Exclusivamente las dietas y gastos de kilometraje por cambio de municipio, cuyos importes exentos de tributación no se han tocado en los últimos catorce años y, las indemnizaciones por despido.

El agujero de las arcas de la Seguridad Social ascenderá en 2014 a unos 11.000 millones de euros. ¿Supone esta medida la solución a este agujero?

Según el Ministerio, parece que restarán a ese agujero 900 millones. Desconozco si han contado con las posibilidades enumeradas anteriormente y, que puedan llevar al traste con sus expectativas.

¿Creen que esta medida frenará la creación de empleo como apuntan desde sindicatos y patronales?

Absolutamente de acuerdo, no solamente frenarla, sino, como ya he comentado, podría llevar a más personas al desempleo.  Y, sin duda, algún cierre de empresa, como las dedicadas a tickets restaurante y, alguna que otra empresa de hostelería.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha declarado que esta medida aportará “transparencia e igualdad” a los salarios que perciben los trabajadores, ¿Están de acuerdo?

Nos tendría que explicar dónde está la transparencia, pues todos los datos de pagos por conceptos que no cotizaban, han sido declarados a la Administración. Hay que añadir que, aquellos trabajadores que cotizaban por los importes máximos, no verán alterada su nómina, pues no pueden cotizar por encima de ese máximo.

 

NO GUSTA A SINDICATOS NI EMPRESARIOS

La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) considera que las subidas de las cotizaciones empresariales aprobadas por el Gobierno “no solamente no contribuyen a la generación de la contratación ni mejoran la empleabilidad de los trabajadores,  sino que, por el contrario, puede perjudicar la recuperación de la actividad empresarial de las pymes y de los autónomos”. Cepyme considera que estos incrementos de las cotizaciones responden a la necesidad de aumentar los ingresos públicos, ya que si bien no se suben los tipos de cotización, sí lo hacen las bases mínimas y máximas para la inmensa mayoría de las empresas, con especial incidencia en las pymes y los autónomos.

Por su parte, el vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha asegurado que la subida de las cotizaciones sociales va a congelar la creación de empleo y la recuperación económica de España. En un comunicado, ha considerado que se trata de “un considerable paso atrás en la competitividad de la empresas” y ha recordado que España “es uno de los países con más cargas sociales”.

La Federación Española de Hostelería (FEHR) calcula que perderá 275.400 clientes y reducirá un 498 millones de euros tras la nueva ofensiva de la Seguridad Social. Asimismo se perderían “a muy corto” plazo 10.059 puestos de trabajo en el sector.