Cómo modernizar la gestión de una clínica médica

Gestión de clínica médicaGestión de clínica médica

La dinamización de la vida contemporánea impone a cualquier empresa, para ser eficiente y competitiva, la agilización y optimización de sus procesos y rutinas de funcionamiento. Ello también aplica para los centros como un hospital, clínica médica y hasta consultas privadas, que mediante métodos tradicionales de organización pueden no cubrir a cabalidad su demanda, favoreciendo procesos negativos para la imagen y el rendimiento como listas de espera e insatisfacción de los pacientes o clientes, según corresponda.

Afortunadamente, gracias al desarrollo computacional esto es fácilmente solucionable mediante un sistema informático, que no solo automatizaría y agilizaría los procesos, sino que también permitiría gestionar con eficiencia y la adecuada organización de todos los trámites de la entidad, lo mismo los referentes al personal médico que los relacionados con los pacientes.

En esencia, un sistema informático constituye una de las mejores fórmulas para modernizar la gestión de una clínica médica y atemperarla a la citada dinamización de hoy en día.

En este artículo, veremos cuan útiles y pertinentes son estos sistemas para la modernización.

La modernización como imperativo

Como dijimos, sistemas de automatización de acciones pueden considerarse claves para modernizar una clínica médica.

Según estudios, las clínicas de salud que no disponen de una herramienta automática deben invertir cerca del 75% de su tiempo en la organización y control de las dinámicas laborales y de funcionamiento, así como en las posteriores operaciones con las aseguradoras.

Esto lo aparta de otras tareas importantes y atenta contra la dedicación de mayores tiempos y recursos a la calidad asistencial de la instalación médica, razones prácticas por las que la modernización de la gestión, materializada en un sistema automatizado, se erige como un imperativo lógico, racional e inteligente.

Su implementación permite acceder a muchas ventajas, entre las que destacan la agilización de los procesos de gestión, la optimización de los recursos y el acceso oportuno a toda la información, en tiempo real.

Ejemplos podríamos poner mucho, pero aquí en Valencia una de las empresas que han apostado en los últimos años por la modernización de su gestión de clientes es la clínica de varices Varicenter, que cuenta con una clínica en la ciudad de Valencia, y cuatro más en Alicante, Castellón, Madrid y Barcelona. Con un programa de gestión de clientes una sola persona puede encargarse de gestionar los pacientes de las cinco clínicas, algo que ahorra gastos y tiempo.

Otras ventajas

Además de las mencionadas, sistemas informáticos permiten a las clínicas contar con herramientas rápidas y eficientes para gestionar y acceder a la información referente a cada caso médico por separado, como si se tratase de una historia clínica digital o electrónica.

De igual forma, posibilitan en todo momento la organización de las citas y consultas a través de variados canales, y la gestión de toda la documentación que emplea el personal médico, que beneficiosamente puede ser digitalizada.

Desde el punto de vista económico la modernización de la clínica también arroja excelentes dividendos, ya que facilita las facturaciones, cobros, liquidaciones y otras operaciones financieras y de contabilidad con los trabajadores, otras entidades médicas y colaboradores del centro.

Especial relevancia en este sentido adquiere el trabajo con las aseguradoras, siempre complejo pero muy simplificado a partir de las opciones que brinda un sistema informático, que además permite a la administración de una clínica conocer como nunca antes las valoraciones y criterios que los pacientes tienen del personal médico y de servicio.

Más allá del ordenador

La modernización de una clínica con un sistema informático automatizado no mejora los procedimientos y el ambiente solo a nivel online. Puede beneficiar al centro también en el escenario físico y desconectado, lo cual se materializa en una disminución de las listas de espera, las largas filas en la consulta y las molestas aglomeraciones, que tanto dificultan o hacen estresante el trabajo.

De igual forma, a partir de la interacción que la clínica puede tener con sus pacientes en las redes se pueden definir estrategias para corregir lo que esté mal y potenciar procesos que beneficien el rendimiento y el buen ambiente laboral del centro.

En resumen, la modernización de la gestión de una clínica médica tributa a un fin supremo: la mejoría de su calidad asistencial y competitividad, factor de extrema importancia incluso en el sector médico-clínico, donde la satisfacción de quien recibe los servicios pasa por su elemento más importante, la salud.