El S-Max en julio; en el horizonte, el Galaxy

La Comunitat registra el mayor crecimiento de su PIB en términos de volumenLa Comunitat registra el mayor crecimiento del PIB en términos de volumen

Ford dio ayer el pistoletazo de salida para la llegada de su nuevo modelo S-Max al mercado. El anuncio de la multinacional estadounidense del lanzamiento, en julio, es el punto final del recorrido que el compacto de Ford ha tenido en la planta de Almussafes, que se ha encargado de la producción en exclusiva.

Por los micrófonos de News FM pasó Carlos Faubel, líder de UGT en la planta. El dirigente sindical analizó el impacto que el coche ha tenido en la factoría, así como las perspectivas laborales que ahora se barajan allí.

“Ahora estamos en un momento inicial del lanzamiento y producimos en torno a 12 modelos diarios, que iremos ampliando conforme aumente la demanda y el coche esté en los concesionarios”, aseveró.

La producción del vehículo ha supuesto un impacto enorme para Ford, que en enero amplió la contratación con 400 nuevos trabajadores. “En la planta de Ford ahora mismo hay en torno a 9.400 trabajadores, que son más del doble si contamos toda la contratación directamente relacionada en el polígono Juan Carlos I”, indicó Faubel.

Con el S-Max ya en la rampa de lanzamiento, la mirada ahora es hacia la llegada del siguiente modelo. “Para verano, en septiembre, la producción se centrará en el monovolumen grande de la marca, el Galaxy”, anunció el líder de UGT. Otro modelo que Ford producirá en exclusiva para toda Europa en la planta de Almussafes.