Goirigolzarri: la venta de Iberdrola ha sido “impecable”

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha visitado este jueves Valencia para participar en el Propeller Club de la ciudad donde ha pronunciado una charla sobre  ‘El nuevo papel de la banca’. Momentos antes de la conferencia ha atendido a los medios y ha afirmado que la venta de acciones de Iberdrola, a través de su matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA), ha sido “impecable” y que este paso forma parte del proceso de reestructuración del activo de la entidad que se enmarca en su Plan Estratégico.

Bankia ha ganado 1.527 millones con la venta de su participación de casi el 5% que poseía en la eléctrica y supone su salida del accionariado de Iberdrola. El presidente de Bankia ha adelantado que de momento no van a ejecutar más operaciones de desinversión y que éstas se van realizando según las condiciones y circunstancias de las compañías.

Preguntado por la venta del 50% que poseía el banco en el grupo de gestión sanitaria Ribera Salud al grupo americano Centene Corporation, Goirigolzarri ha calificado la operación de “magnífica”, y aunque no ha querido desvelar la cuantía de la transacción, ha destacado la confianza que ha depositado la compañía americana en España y en la Comunitat Valenciana.

“ESPAÑA DEBE MANTENER SU EMPUJE REFORMISTA”

En su conferencia, Goirigolzarri ha asegurado que la economía española está dando signos de mejora y que el mercado de trabajo está cambiando, ya que en los últimos seis meses se ha creado empleo “sobre todo en el mes de marzo”, aún así ha admitido que el lastre de la economía española sigue siendo el mercado laboral. También ha destacado el superavit comercial y el buen ritmo de las exportaciones o la caída de la prima de riesgo.

Asimismo ha sostenido que detrás de estas cifras positivas “hay un sacrificio” de todos los agentes económicos y ha resaltado el esfuerzo de los empresarios españoles que son los responsables del superavit por cuenta corriente tras su introducción en otros mercados. En su opinión España debe de mantener “su empuje reformista” en medidas a corto, medio y largo plazo.

También ha destacado las reformas en el sistema financiero que ha permitido que la banca haya provisionado y capitalizado, lo que supone menos dependencia del Banco Central Europeo (BCE), además ha reducido el número de oficinas y plantilla en un 25% y por lo tanto es mucho más eficiente. A su juicio, incrementar la actividad crediticia mejoraría el rendimiento de los activos financieros.