Ikea Alfafar prevé aumentar un 8,5% las ventas del comercio de la zona

La multinacional sueca Ikea prevé aumentar hasta un 8,5 por ciento las ventas del comercio minorista del entorno de su nueva tienda en Alfafar, que abrirá el próximo martes día 17, y un 6 por ciento en los establecimientos de hostelería cercanos, así como retener 23 de los 40,6 millones de euros que gastan anualmente los ciudadanos de la Comunitat Valenciana en su red de tiendas.

Así lo recoge el estudio de impacto económico, social y medioambiental de Ikea Valencia Alfafar, realizado por el Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Facultad de Economía de la Universitat de València para la empresa, bajo la dirección del catedrático Alejando Mollá, y presentado este martes.

La tienda espera recibir una media de 2,4 millones de visitantes al año, lo que supondrá un aumento del 8,7 por ciento en la afluencia a la zona, y cifra en 163,7 millones y 1.700 empleos el impacto de la construcción del establecimiento, en el que ha invertido 98 millones.

Sobre los proveedores de servicios como transporte y montaje, gestión de residuos o guardería, calcula que tendrá un efecto directo de 5,3 millones anuales y la dedicación de unas 200 personas. También cuenta con proveedores de producto valencianos, como la diseñadora Inma Bermúdez, creadora de dos lámparas y otros productos para Ikea.

Adicionalmente, el estudio cifra en 25,9 millones el ahorro que generará por la diferencia de precio cercana al 20 por ciento respecto a otros comercios y mantiene que podría provocar un “efecto revulsivo sobre los competidores”, que se traducirá en una bajada de precios y también en el reposicionamiento estratégico de otros establecimientos para aprovechar la atracción de visitantes.

Abrir domingos 

En la presentación del informe, la directora de la tienda, Carolina García, ha indicado que están preparados para abrir en domingos y festivos y cuentan con una bolsa de 40 preseleccionados para reforzar la plantilla inicial en caso de aprobarse esa medida, pero ha remarcado que “lo fundamental es respetar todas las regulaciones en materia comercial que existen”.

Al respecto, asegura que el Ayuntamiento de Alfafar, con quien mantienen “una relación cordial”, no les ha notificado que se haya paralizado esa tramitación y destaca que, en Madrid, el domingo es ya el segundo día con más visitas y mayor facturación y que, en función de esos datos, calculan que las visitas en Valencia podrían aumentar “entre un 8 y un 9 por ciento” si se aprueba la apertura dominical.

Según el estudio, la construcción de la tienda ha aportado el 14 por ciento de los ingresos totales de ese consistorio en 2014 y el 80 por ciento del impuesto sobre construcción, instalaciones y obras.