Ikea, a los juzgados, para poder abrir domingos y festivos

La multinacional Ikea quiere abrir su tienda ubicada en la localidad valenciana de Alfafar los domingos y festivos. Por tal motivo ha presentado un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para solicitar dicha apertura. Cabe recordar que en la Comunidad Valenciana, esa libertad se limita a las zonas declaradas de gran afluencia turística.

Esta decisión se ha conocido apenas unos días después de que un juzgado de Valencia diese la razón a Media Markt Campanar y le permitiese abrir los 365 días del año, al considerar que está situado en una zona de gran afluencia turística que justifica la apertura del establecimiento, al igual que ocurre con otras zonas de la ciudad. En su resolución, sostenía que la negativa del Ayuntamiento a concederle la apertura no está motivada, lo que le llevó a anular la decisión del consistorio y a reconocerse su derecho a abrir en festivo.

En este sentido, el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, admitió entonces que veía “riesgo” de que más establecimientos fueran “por la vía judicial” para abrir en domingos y festivos pese a no estar en una zona declarada de gran afluencia turística. También remarcó que se trata de una competencia municipal y que, además, la ciudad de Valencia tiene la “singularidad” de que “la ley nacional la declara, por sus características de habitantes y de visitantes, municipio de gran afluencia turística” y “tiene que haber, al menos, una zona de gran afluencia turística”.

EN JUNIO EL CONSISTORIO DE ALFAFAR DIJO NO

En el caso de Ikea, el pasado mes de junio abrió en Alfafar su primera tienda en la Comunitat en un contexto de incertidumbre respecto a la apertura en domingos y festivos, ya que el Ayuntamiento de Alfafar pidió poder hacerlo, pero después retiró la solicitud tras consultar a sindicatos y comerciantes del municipio.

La empresa sueca alegó contra esa decisión que el “cambio de criterio” del Ayuntamiento le “supone un perjuicio porque ya contaban con abrir el domingo”, pero la Generalitat rechazó ese recurso al no considerar acreditado que sea una zona de gran afluencia turística. “Un cliente de Valencia que va a Alfafar a comprar y vuelve a su casa no es un turista”, recalcó al respecto el responsable autonómico de Comercio.