La Fundación ATYME abre delegación en Valencia

Acto de inauguración de la sede de ATYMEActo de inauguración de la sede de ATYME

La Fundación ATYME, Atención y Mediación para el cambio, inauguró ayer su delegación en Valencia.  Su delegada, Luisa Giménez, destacó, fundamentalmente, la importancia de la mediación en la empresa familiar, ya que, según datos del Instituto de la Empresa Familiar, la Comunitat Valenciana es una de las comunidades que más tradición de empresa familiar tiene en España. “Entre uno de los factores de éxito de estas empresas se encuentra el buen entendimiento familiar y es aquí, en los momentos en los que dicho entendimiento se ve más resentido donde la mediación ayuda a su restablecimiento”, añadió.

Durante su intervención en el acto de inauguración, matizo que “la mediación es una fórmula útil para trabajar las diferencias surgidas en la empresa familiar a través de un buen encaje entre razón y emoción, proporciona un adecuado desarrollo entre ambas, convirtiéndose en un objetivo prioritario que garantiza la satisfacción de los integrantes de la familia y la continuidad de empresa”.

Por su parte, la directora de la Fundación ATYME, Trinidad Bernal, destacó que “la prioridad es cuidar a las personas y darles la confianza que buscan, y eso se consigue con una mediación consolidada, con investigación y estructura por fases hasta conseguir los acuerdos necesarios”.

La Fundación ATYME, Atención y Mediación para el cambio es una entidad privada con más de 25 años de experiencia. Su objetivo es promover entre la población la mediación y otras formas pacíficas de abordar los conflictos.

En cifras

En 2014, los resultados del acompañamiento mediador de ATYME en casi 300 situaciones conflictivas son:

  • El 82% de las personas que inician la mediación alcanzan acuerdos.
  • El 92% mantienen los acuerdos con el paso del tiempo.
  • El 95% de las personas que usa la mediación dicen estar muy satisfechos con su participación y los resultados obtenidos.
  • La conflictividad y los sentimientos negativos disminuyen en más del 80%.