La Generalitat defenderá en Madrid una financiación justa

 

El Gobierno valenciano defenderá en la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que haya “la mayor liquidez posible” para las Comunidades autónomas mediante mecanismos de pago, así como la necesidad de una financiación autonómica “justa” en el nuevo modelo.

Así lo ha indicado el vicepresidente del Consell, José Císcar, quien ha precisado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell que la postura que mantendrán en esa reunión no variará de la que han defendido en los últimos encuentros.

Císcar ha señalado que, en lo que respecta a mecanismos como el Fondo de Liquidez Autonómica o los planes de pago a proveedores, siempre apoyan que haya “la mayor liquidez posible”, porque se trata de dinero que llega a los proveedores y a las empresas, lo que genera actividad económica y puestos de trabajo.

Respecto al modelo de financiación autonómica, ha reivindicado que haya un modelo “justo”, que no prime a los territorios, sino a las personas, de manera que con independencia del lugar donde se viva se tengan los mismos derechos en atención sanitaria, educación o bienestar social. El vicepresidente ha recordado que el Gobierno central ya ha fijado una “hoja de ruta” para modificar en 2014 el modelo de financiación autonómica, una vez reforme el sistema tributario.

El Gobierno valenciano, ha explicado, pondrá “todo el interés” para que “de una vez por todas” la Comunitat Valenciana no sea tratada “de una manera injusta”, sino “con total equidad” y reciba la financiación que merece, necesita y la que le han “quitado en los anteriores modelos” de financiación.

Císcar ha indicado que reivindicarán que los valencianos reciban los fondos que les “corresponden” en el nuevo modelo, y que éste tenga efectos retroactivos a partir del 1 de enero de 2014. A su juicio, plantear mientras tanto iniciativas parlamentarias al respecto busca “crear una sensación falsa” de que no hay “calendario” ni “voluntad” de reformar el sistema.

DEUDA VALENCIANA

Por otra parte, sobre la deuda de la Comunitat Valenciana, que representa el 29,8 por ciento de PIB, el vicepresidente ha dicho que valoran, aunque sea a costa de tener más deuda pública, que los proveedores de la Administración cobren, porque eso permite mantener abiertas empresas y generar puestos de trabajo.

Según Císcar, no hay que olvidar que, al final, lo que se está cambiando es deuda comercial por financiera, y ha admitido que les gustaría tener “menos deuda, pero sea comercial o financiera, al final los euros tienen el mismo valor”. El vicepresidente ha insistido en que el problema viene de la infrafinanciación, es el “grave” problema de los valencianos, aunque se ha mostrado convencido de que en 2014 se resolverá “de una vez por todas”.