La Unió de Llauradors reprocha la propuesta que costaría 500.000 euros a los productores de vino

Ramón Mampel, secretario general de la Unió de LlauradorsRamón Mampel, secretario general de la Unió de Llauradors

La Unió de Llauradors reprocha la propuesta de la interprofesional que costaría 500.000 euros a los productores de vino. La Unió de Llauradors ha criticado este lunes que la Organización Interprofesional del Vino de España haya presentado al Ministerio de Agricultura una propuesta por la que se cobraría entre 0,23 y 0,065 euros por hectólitro a los productores de vino. Esta medida, según han afirmado, sería con objeto de poder promocional en el mercado interior los caldos, y han asegurado que “beneficiará prioritariamente a los grandes bodegueros”. Esta cantidad supondrá más de 500.000 euros anuales para los viticultores valencianos y, según ha explicado la entidad en un comunicado, “variará en función de si el vino se vende a granel o embotellado”.

Esta medida corresponde a la extensión de norma de la interprofesional. Sobre ésta, la organización de agricultores ha explicado que la medida les va a costar a los productores de vino valencianos “una cantidad aproximada anual de alrededor de 500.000 euros”. Del mismo modo, la Unió de Llauradors ha asegurado que “el destino de estos fondos y sus resultados no garantizan que la uva o el vino vayan a tener mejor precio para los productores”. Así, han explicado que “lo único que garantiza es que los productores van a pagar las campañas de comercialización de las grandes bodegas”.

La Interprofesional del Vino de España tiene previsto recaudar la suma de cinco millones de euros en las tres campañas próximas, según han asegurado desde la Unió. Así, de estos cinco millones, la mayor parte apunta a que se los repartirán entre grandes empresas. La Unió de Llauradors ha criticado por esto el acuerdo, que ha sido alcanzado en el seno de la interprofesional del vino. Desde la organización de agricultores, han acusado de que “no se le ha pedido opinión a los agricultores a los que pretenden recaudarles este impuesto, ni tampoco donde quieren invertir dichos fondos”.

Finalmente, la Unió ha lamentado que “de forma poco democrática unos pocos se ponen de acuerdo para manejar el dinero de muchos con el beneplácito del Ministerio de Agricultura”.

 

Una noticia de Paula Cantó