La Unió demanda que sector agrario forme parte de los planes educativos del Consell

Alumnos de la Escuela de Capataces Agrícolas de CatarrojaAlumnos de la Escuela de Capataces Agrícolas de Catarroja

La Unió demanda que el sector agrario forme parte de los planes educativos del Consell. La decisión de tomar las riendas del campo por parte de muchos jóvenes, tras la crisis económica, ha abierto el debate sobre la falta de cualificación en el sector. En este sentido, la Unió de Llauradors ha solicitado a la Generalitat Valenciana la elaboración y puesta en marcha de un Plan de Formación Agraria que recupere la capacitación y formación agraria pública, “ya que la grave crisis de distintos sectores económicos ha provocado una vuelta de jóvenes al sector agrícola, muchos de ellos en paro”. Además, ha lamentado que “únicamente el 3,66 por ciento de los ciclos formativos de FP tiene relación con el sector agrario“.

El sindicato ha detallado que, según datos de la Conselleria de Educación, “el 2,58 por ciento de los ciclos formativos de Grado Básico son agrarios, el 7,53% de los de Grado Medio tiene relación con el sector agrario, y solo el 0,35% de los ciclos formativos de Grado Superior tiene relación con este sector, a pesar de que oficialmente entra en la industria alimentaria”.

Por tanto, la Unió ha subrayado la “necesidad” de que la Conselleria de Agricultura “retome de forma urgente el protagonismo en la formación y capacitación de los actores del sector agrario“.”En Educación ya se está dando esta demanda en alguno de sus centros”, ha apuntado.

Además, la formación ha solicitado que la Generalitat “cuente también con los centros formativos agrarios de los que disponen las diputaciones”, así como “con las entidades agrarias que tienen experiencia en la impartición de este tipo de formación”.

La Unió ha explicado que “durante los últimos años, por motivos económicos, Agricultura inició un proceso de privatización de la formación agraria“, en cursos como los de manipulador de plaguicidas o los de bienestar animal en explotaciones ganaderas –avícola, porcino y transporte de animales–.

Para el sindicato, esta situación “ha provocado la aparición de entidades privadas sin experiencia en la formación agraria y que no cuentan con el objetivo primordial de la implantación de una formación continua a los agricultores y ganaderos”.