Las ETT son el antídoto para la economía sumergida

El presidente de la Asociación de Empresas de Trabajo Temporal (Fedett), Luis Miguel Carmona, ha asegurado este jueves que existe una relación “inversamente proporcional” entre la tasa de penetración de estas empresas y el porcentaje estimado de economía sumergida. Así se ha expresado Carmona durante su intervención en la ‘Jornada sobre evolución del mercado de trabajo’, organizada por el Grupo ACTIVA junto con la Confederación Empresarial Valenciana (CEV).

El responsable de Fedett ha indicado que “la función que hasta ahora han desempeñado sindicatos y patronal en la formación de los trabajadores es obsoleta”, y considera que “deben reinventarse y dejar de vivir de sus afiliados, para permitir que sean los verdaderos profesionales del sector los encargados de formar y ayudar a colocarse a los trabajadores”.

Además, Carmona ha destacado que “cuanto mayor es la penetración de las ETT, se observa una mayor disminución del desempleo y la temporalidad, porque sólo gestionamos el 15 por ciento del total de los contratos temporales”.

Por otro lado, ha añadido que es la tasa de accidentes de trabajo en las ETT se encuentra “significativamente por debajo” de la que se produce en contratos temporales realizados directamente por las empresas, en una proporción del 3,66 por ciento, frente al 13,21 por ciento, según los últimos datos.

Cómo mejorar oferta y demanda

El secretario general de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Ricardo Miralles, por su parte, ha abierto el acto poniendo especial atención en los servicios de empleo “como herramienta básica para mejorar la interacción entre oferta y demanda en el mercado laboral”.

En este sentido, ha comentado que la actuación de las agencias privadas de colocación mediante la actividad de empresas de trabajo temporal “resulta fundamental para mejorar la ratio de intermediación eficaz entre la oferta y la demanda”.

En este sentido, ha hecho hincapié en “una palanca extraordinariamente relevante que pueden activar las empresas”, como es la mejora o la innovación en la gestión de sus recursos humanos. Al respecto, ha indicado que se trata de la formación y cualificación de los empleados; de estructuras de costes y salarios; y del marco de relaciones laborales, en el que destacan los modelos de clasificación profesional o la reducción del absentismo laboral y, con ello, “de la gestión del tiempo de trabajo”.