Los agricultores piden menos trabas en la contratación del seguro del caqui

Las exportaciones agroalimentarias valencianas alcanzan su máximo histórico

AVA-Asaja asegura que las fechas del seguro establecidas por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) para la contratación del seguro del caqui -del 1 de septiembre al 10 de febrero- están dejando a cientos de agricultores sin su contratación. El colectivo agrario señala que este periodo “ni responde a la realidad vegetativa del referido cultivo ni ofrece, por tanto, la adecuada respuesta a las necesidades que tienen planteadas los productores”.

Por ello, exige a Enesa, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura y que se encarga del diseño y organización del sistema de seguros agrarios, que amplíe las fechas previstas actualmente para la contratación de las pólizas para adecuarlas a la realidad del cultivo y de los propios agricultores.

Al respecto, AVA-Asaja sostiene que buena parte de los cultivadores no han cobrado aún la cosecha de la campaña anterior del caqui, por lo que no se encuentran en una buena disposición económica para efectuar el desembolso que implica la suscripción de la póliza. Además,  la asociación explica que los agricultores están inmersos en la tareas de poda durante esa fase del cultivo. Por ello, resulta “sumamente complicado efectuar una estimación de la producción de la futura temporada y, por ende, de los kilos a contratar en el seguro”, señalan desde el sindicato agrario.

Además, argumentan que  son muchos los productores de caqui que poseen también  plantaciones de frutales o de otros productos agrarios y al solaparse los períodos de contratación de unos cultivos con otros no pueden afrontar al mismo tiempo todos los gastos que conlleva la suscripción de las pólizas.

Al respecto, el presidente de Ava-Asaja, Cristóbal Aguado, constata que en los últimos años estas limitaciones en las fechas que presenta el seguro del caqui frenan su contratación, ya que el modelo actual “no contempla sus necesidades reales y al final las cosechas de cientos de productores valencianos de caqui quedan totalmente desprotegidas ante cualquier incidencia climática”. “Enesa tiene que tener una visión más empresarial del asunto y en lugar de imponer esta clase de restricciones está obligada a mostrarse más flexible. A tiempo que debe ampliar las fechas de contratación cuando, como sucede en esta caso, sea lo más aconsejable y necesario”, ha señalado.

Sin embargo y hasta el momento, la respuesta ofrecida por Enesa a las reclamaciones de AVA-Asaja ha sido de todo punto “insuficiente”, puesto que únicamente ha accedido a ampliar en dos días el período de contratación, es decir, hasta viernes, lo cual, en opinión de Aguado, “resulta sencillamente ridículo”.

Aguado ha exigido que se aumenten las fechas de contratación, como mínimo, hasta finales de este mes de febrero y que se revise los criterios de apoyo en materia de seguros de caqui que presta a las llamadas entidades asociativas.