Reforma fiscal antes que nueva financiación para la Comunidad Valenciana

Alberto Fabra y Mariano Rajoy.

 

El gobierno de Mariano Rajoy deberá acometer una reforma fiscal antes de un nuevo modelo de financiación autonómica, con lo que retrasaría para finales de 2014 o principios de 2015 la insistente petición del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para disponer de más recursos financieros.

Fabra volvió a reclamar en su discurso de fin de año en que 2014 será el año del nuevo modelo de financiación autonómica, con las correcciones precisas para que la Comunidad Valenciana reciba el mismo trato que todas las comunidades.

El Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y un grupo de expertos concluyeron en 2013 que la Comunidad Valenciana es una de las comunidades maltratadas por el sistema de financiación que creó Zapatero en anteriores legislaturas. Y apoyándose en estos criterios el presidente Fabra ha hecho bandera de este hecho, para reclamar una financiación acorde con las competencias transferidas y los gastos objetivos.

Sin embargo fuentes expertas han comentado a VLC News que el Estado no dispone ahora de recursos suficientes para enfrentarse a un modelo que suponga más transferencias financieras a las CC.AA.. Al contrario, en el cierre de 2013 y las previsiones para 2014 hay una caída importante de la recaudación impositiva, que puede alcanzar los 40.000 millones.

Hasta noviembre la caída se registraba en impuestos directos, IRPF, impuestos de sociedades, impuestos indirectos y cotizaciones sociales. Sólo el IVA registra una subida del 5,1 %.La caída de la actividad económica provoca una caída de la recaudación.

El propio ministro de Hacienda, Luis De Guindos, declaró ayer a la Cadena SER que el gobierno prepara una reforma de los impuestos. Y el presidente del Sindicato de Técnicos del Ministerio de HaciendaCarlos Cruzado, insiste en que el sistema fiscal español incumple el principio de suficiente y principios de igualdad, proporcionalidad, generalidad y progresividad. Por lo tanto hace falta una reforma, especialmente en el impuesto de sociedades.

El gobierno debe por tanto solucionar su problema de recaudación antes de comprometerse con las CC.AA a aumentar las transferencias financieras y cambiar el modelo de financiación. Pero los presidentes autonómicos, como el caso de Alberto Fabra, presionan al ministro Cristobal Montoro para que cambie el modelo antes de finalizar 2014. Y así lo exigen la Comunidad Valenciana, Aragón y Madrid, con tensiones de mayor o menor calado, incluso dentro del PP. Los ayuntamientos también quieren una reforma del modelo de financiación local.

Las CC.AA. quieren que se formalice este cambio antes de que el gobierno central se plantee siquiera una asimetría a partir de las exigencias de Catalunya. Pero Mariano Rajoy sabe que no puede repartir lo que no tiene.