Vaersa prepara el ERE que puede afectar a 45 trabajadores

La empresa pública Vaersa ha iniciado este miércoles el periodo de consultas con los sindicatos para llevar a término un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que podrá afectar hasta un máximo de 45 trabajadores en la provincia de Valencia, según ha anunciado la Generalitat.

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, como responsable de la firma pública, ha ajustado el número de encomiendas que se encargarán a Vaersa de manera que “las previsiones iniciales de despidos han bajado de 80 a los 45 finales”, aseguran desde la administración.

Según la Conselleria, este ERE se plantea porque finalizan un buen número de encomiendas de gestión que, hasta ahora, se encargaban a Vaersa y que habían provocado las críticas tanto de los grupos de la oposición en las Corts como entre los sindicatos de la propia conselleria. Unos y otros han exigido repetidamente que no se encargue a personal de Vaersa ningún trabajo que pudiera ser realizado por funcionarios públicos de la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

El expediente de regulación de empleo afectará, por tanto, a trabajadores de los grupos A y B, que son licenciados, diplomados e ingenieros superiores y técnicos. El ámbito territorial del proceso se circunscribirá en exclusiva a la provincia de Valencia.

Durante esta jornada se ha entregado toda la documentación necesaria para poder negociar con los representantes legales de los trabajadores. La empresa, además, subraya que “quiere minimizar los efectos del expediente y, por ello, se compromete a recolocar al personal afectado si llegaran nuevas encomiendas de gestión por parte de la Generalitat”.

Además, explica que a los sindicatos se les han entregado los pliegos de condiciones de encomiendas que ahora mismo se están tramitando con las que se ofrecerán 63 nuevos puestos de trabajo de los grupos D y E, es decir, peones, capataces y otros oficios de esta categoría profesional para realizar tareas para las que la Generalitat no cuenta con el personal requerido.