La Unió confia en que el aumento del turismo se refleje en precios justos para el campo

Productos del campo Valenciano. La UnióProductos del campo Valenciano

La Unió de Llauradors confía en que los precios en origen de los alimentos de temporada puedan ser mejores para los productores, sin que por ello tengan que subir excesivamente para el consumidor. Una expectativa expuesta a la luz del Informe de Coyuntura del II Trimestre elaborado por el Instituto de Turismo de España.

La Unió, tras analizar los datos publicados por el Ministerio de Turismo donde se revela un aumento de visitantes entre mayo de 2015 y mayo de 2016, así como un incremento del gasto en 2015 y las previsiones de un mayor número de visitantes y gasto, considera que se pueden dar las condiciones para que los productos agroalimentarios en origen puedan tener unos precios equilibrados para los productores.

Según la organización, la alimentación puede ser un buen punto de reclamo para los visitantes que acuden a las playas y ciudades de la Comunitat, quienes, mayormente, comen en restaurantes, bares o chiringuitos cada día. De acuerdo con los datos de la encuesta de gasto turístico Egatur, entre enero y septiembre de 2015, el gasto realizado por los turistas no residentes llegó a 53.793 millones de euros, encabezados por Reino Unido, Alemania o Francia, no contemplando aun consecuencias negativas por el Brexit. Además, en la Comunitat Valenciana, el gasto de los turistas extranjeros en 2014 fue de 5.388 millones de euros.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que el consumo alimentario total en España en 2015 fue de 99.037 millones de euros, de los cuales un tercio corresponde al consumo en el canal HORECA -hoteles, restaurantes y catering-, La Unió señala que “no se debe despreciar la potencialidad del efecto del turismo sobre esta parte del consumo y de las posibilidades de promocionar el consumo de los productos locales para esta demanda”. En este sentido, considera que, teniendo en cuenta el aumento en previsiones de visitantes, si bien no necesariamente ha de transformarse proporcionalmente en gasto, “resulta fácil pensar que éste aumentará seguramente, sobre todo en los territorios con mayor afluencia turística”.

La Unió asegura que cada año “se presenta una oportunidad para poner en valor nuestro escaparate gastronómico, pudiendo ofrecer alimentos de calidad que dinamicen el mercado y generen mayor demanda en los países de origen, así como mayor conocimiento de las especialidades locales”.

Asimismo, señala que el balance positivo en importación y exportación y la ausencia de sobreoferta contribuyen a favorecer las condiciones para que, en ningún caso, se deba penalizar ni al productor ni al consumidor en precios. “Creemos que hay que seguir potenciando nuestra gastronomía, mostrar a quien nos visita que la Comunitat Valenciana no es sólo playa, buen tiempo y fiesta, sino que es mucho más que eso”, afirman desde La Unió. “Hacer de nuestra alimentación marca Comunitat es una meta a la que tenemos que llegar. Ya existen rutas gastronómicas y rutas por bodegas  en las diferentes Denominaciones de Origen pero hay que seguir potenciándolo”, añaden.