Las primarias en los partidos han pasado de moda

La cita electoral hacia la que se dirige nuestro país, ha supuesto más de un quebradero de cabeza en los principales partidos políticos españoles. Vamos a hablar de primarias, y para ello conviene saber que, técnicamente nos encontramos ante una nueva legislatura. Acabamos de cerrar la más corta de nuestra corta histórica en democracia, y a pesar de lo que pudiera parecer al votante despistado, la nueva cita electoral conlleva volver a poner en marcha toda la maquinaria: composición de listas, elaboración de estrategias de campaña, elección de candidatos… Las Cortes se han disuelto, ya sólo quedan las diputaciones permanentes del Congreso y del Senado (un número mínimo de diputados y senadores elegidos de entre los partidos representados para no dejar vacío el poder legislativo). Las elecciones primarias, esto es, las elecciones internas celebradas por los partidos para elegir a sus candidatos, o al menos a los primeros de la lista, se habían puesto a la orden del día en los partidos políticos españoles. El 20 D fue, en este sentido, una experiencia en nuestro país. primarias

A pesar de que la Constitución Española solo exige ‘el funcionamiento democrático de los partidos políticos’, diferentes fuerzas como Podemos, Ciudadanos, Izquierda Unida, o incluso el PSOE, han celebrado diferentes votaciones internas, no necesariamente coincidentes con un sistema de primarias estricto, para elegir a sus cabezas de lista. No obstante, de cara al 26J y a pesar de que se trata de una contienda electoral totalmente nueva, ninguno de los principales partidos políticos realizará elecciones primarias para elegir a sus cabezas de cartel.

Especialmente sangrantes son los casos de Podemos y Ciudadanos, los partidos autodenominados ‘regeneradores’, que pregonaban la necesidad de celebración de primarias frente a sus rivales políticos. En esta ocasión, Podemos e Izquierda Unida no realizarán una consulta entre sus militantes para elegir los puestos de las listas electorales que compartirán. Tampoco lo hará Compromís, la pata valenciana de Podemos e IU en la Comunitat Valenciana. La cuestión en Ciudadanos no mejora, todo lo contrario, los de Rivera cambiarán hasta un total de dieciséis cabezas de cartel sin si quiera realizar una consulta no vinculante a sus afiliados. El caso más llamativo el de los artistas Toni Cantó y Félix Álvarez (Felisuco), que encabezarán las candidaturas de Ciudadanos en Valencia y Cantabria respectivamente, sin someterse a conocer la voluntad de sus compañeros.

partidos políticospartidos políticospartidos políticospartidos políticospartidos políticospartidos políticos