Podemos e Iniciativa ponen al Bloc en un ‘compromís’

El Bloc vota en referéndum para decidir el futuro de CompromísEl secretario general del Bloc Nacionalista, Enric Morera, y la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra

Podemos e Iniciativa ponen al Bloc en un ‘compromís’. Hoy concluye el periodo de votación por internet que desde el pasado día 6 está movilizando a los militantes del Bloc. Vaya por delante que lo que se juegan es mucho. Vistos los puntos a que debe dar su respaldo o no el militante en ninguno se pregunta si se está por la labor de ir solos o en coalición de cara a las próximas elecciones estatales: a las cámaras de las que emana el máximo poder en España.

Lo denunciable, por mucho que el Consell Nacional del Bloc así lo haya querido y tenga toda la capacidad legal para ello, es que la militancia no refrendará si la formación inicia diálogos para luego llegar o no a acuerdos con terceros, cuartos o quintos. El referéndum parte de que ya existe diálogo con otras formaciones y sólo pregunta al militante cómo quiere la carne: hecha, muy hecha o poco hecha. Pero se quiera o no, de menú: carne.

Y una vez se sabe que el menú va a ser el mismo, quiérase o no, los tres puntos en los que al militante se le permite pronunciarse, están redactados de manera como para decir que no, si es lo que todo el mundo desea.

Vistos los concejales, alcaldes e incluso diputados del Bloc que ya han anunciado el voto negativo, el resultado arrojará datos interesantes, porque en verdad el contenido de esas tres cuestiones no es lo importante, si no lo que de verdad esconde este referéndum -para más inri- realizado en el mes laboral por excelencia y en el que todo el mundo está pendiente de la información, por mucho que se lleve internet encima.

El tanto por cien de votos negativos provendrán de los que creen en un Bloc nacionalista que no se deje diluir como ya se ha visto desde que Compromís tiene poder. Provendrá de los que sin pegar el paso a Esquerra Republicana del País Valencià se mantienen por defender una formación autóctona e independiente. Son los mismos que fueron de la mano con los que a finales de la década de los 90 cruzaron el puente que separada Unió Valenciana del Bloc. En definitiva, es gente muy vinculada a los derechos sociales y las políticas que actualmente se mantienen en Compromís, pero que precisamente fueron a recaer en el Bloc por su tinte nacionalista y reivindicativo, ese mismo que está perdiendo fuelle.

Los resultados de los últimos comicios han relegado a Enric Morera a una situación muy incómoda. Aún siendo el máximo dirigente del Bloc, de Compromís y segunda autoridad más importante de nuestra Comunitat, la número uno de Iniciativa, Mónica Oltra, desde fuera marca los pasos de la formación de Morera. La realidad a la vista está. A los que crean en santa Lucía, tiempo.