La gran figura central de la Falla municipal homenajea a los artistas falleros

Falla municipal, artistas fallerosLa Falla municipal de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia homenajea a los artistas falleros

Un artesano de 23 metros de altura, la figura central de la Falla municipal de 2016, se alza ya en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia para rendir un homenaje a la fiesta y poner “su granito de arena” para conseguir su declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Así lo ha explicado el artista fallero Manolo García, que este martes ha comparecido ante los medios para dar los detalles del monumento. Este año, el autor ha querido rendir homenaje a artistas y artesanos valencianos con la figura central.

Así mismo, ha dicho, “aprovechando” que la fiesta es candidata a la declaración por parte de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad, García rinde tributo “al mundo en general”, poniendo los carteles en varios idiomas y recreando los monumentos internacionales más famosos.

La figura central de esta imponente falla es un artesano de 23 metros de altura, construido de vareta y sin rostro para que “cada uno se identifique con él mismo”.

Bajo la pierna izquierda de la figura, aparece una columna de madera y vareta de 8,50 metros de altura. Bajo la pierna derecha, un hexágono de tres metros, con seis fotos de los monumentos más representativos del mundo de las fallas: La Crida, la mascletà, la Ofrenda de las flores, una banda de música, la Plantà y la Cremà.

Además, en la parte inferior del monumento se puede ver una reproducción de La Torre Eiffel, La Estatua de la Libertad, El David, El Moisés y un avión ‘concorde’. Este último tiene el objetivo de materializar “lo internacional” que es el monumento. “Vamos a la Unesco y a todo el mundo”, ha declarado. Así mismo, esconde alguna sorpresa que se desvelará el día de la plantà.

La Falla está hecha totalmente de madera y para los colores ha usado pintura plástica al agua. La base del monumento es un anillo de 18 metros de diámetro, sustentado por cuadros con fotografías de las 51 últimas Fallas del Ayuntamiento.

 

Diez artistas y seis meses de trabajo

Se han empleado 22 metros cúbicos de chopo para las varetas, y 35 metros cúbicos de pino para armazones y caballetes. Para la construcción del monumento, ha sido necesario el trabajo de 10 artistas, con una duración del proceso de seis meses.

García ha aseverado que le “gustaría seguir muchos años” creando esta falla municipal –una de las más emblemáticas del ‘cap i casal’ por estar en el corazón de la ciudad y que no entra a concurso–, y se ha mostrado orgulloso de la iniciativa del Gremio de Artistas de indultar el ninot central.