La valenciana Mavi Escamilla presenta su exposición “Mundo B”

Este martes, 14 de julio, la artista valenciana Mavi Escamilla presenta el catálogo de su exposiciónMundo B”. Se trata de una retrospectiva de la obra producida entre los años 2007 y 2010 que se puede visitar en la Sala Martínez Guerricabeitia del edificio histórico de la Universitat de València . La exposición se prolongará hasta el 27 de septiembre.

La presentación del acto correrá a cargo del Patronat Martínez Guerricabeitia de la Fundació General de la Universitat de València  en el Aula Magna del Centre Cultural La Nau – 19:30 horas-.

En el acto habrá intervenciones del vicerrector de Cultura e Igualdad, Antonio Ariño; del director de Actividades del Patronat, José Pedro Martínez; y de la artista, Mavi Escamilla. Además estarán presentes el pintor Ángel Mateo Charris y la crítica Johanna Caplliure.

Escamilla ha explicado que tenía en su mente el catálogo “antes de iniciar la edición” y quería que fuera “un objeto que sirviera para captar de entrada el espíritu de la exposición”. Por eso, ha añadido, su formato “nos recuerda mucho a una Biblia”. El catálogo es de tapa dura, forrado en raso con grabados en oro y 120 páginas en papel ‘couché’ bañado en dorado y rojo.

La publicación se inicia con una introducción del Patronat Martínez Guerricabeitia donde se argumenta cómo la obra de Mavi Escamilla encaja “a la perfección” dentro de la corriente de “denuncia social y de arte comprometido” de la Colección.

La crítica Caplliure, en cambio, ha preferido centrarse en la producción artística de la autora. Su obra, ha indicado, “parece situarse en un pesimismo existencial donde ‘Mundo B’ se podría entender como el fin a que se aboca la violencia de la vida, es decir, la muerte”.

En cuanto al catálogo de obras, la artista ha querido “dejar constancia de que la exposición se ha exhibido en la Sala Martínez Guerricabeitia de La Nau” y es por este motivo que se presenta con fotografías de sala: medio centenar de piezas entre pinturas, realizadas en tinta china con máscara de reserva y ceras, y dibujos, en lápices, con medidas que oscilan entre los 50×50 y los 190×190 centímetros; además de varias piezas de porcelana, una microinstalación y el ‘ready made’ ‘Mi corazón te pertenece’.