BMW cumple 100 años y se prepara para los 100 siguientes

BMW Group festeja su aniversario bajo el lema THE NEXT 100 YEARS. La identidad de BMW Group siempre estuvo definida a través de su labor orientada hacia el futuro, capaz de marcar hitos de relevancia. Por lo tanto, BMW Group también pone su mira principalmente en el futuro al festejar su centenario. Esta exigencia también se refleja en la nueva identidad corporativa y la nueva página web de la empresa.

El logotipo que expresa la nueva identidad corporativa de BMW Group simboliza esa orientación hacia el futuro. Está compuesto por cuatro triángulos que se unen para formar una flecha. Esta flecha representa la orientación de la empresa dirigida hacia el futuro y el progreso. Los cuatro elementos que forman el logotipo aluden a los cuatro pilares que sustentan la identidad de BMW Group: responsabilidad, confianza, espíritu pionero y éxito. Además, reflejan la versatilidad de la empresa y de sus marcas, así como la diversidad de las personas que trabajan en ella.

La página web de la empresa www.bmwgroup.com ha sido relanzado. Con la reconstrucción técnica y el reviso del contenido, la nueva página cumple con los requisitos de una comunicación online moderna y orientada hacia el futuro.

El consorcio automovilístico alemán BMW ha celebrado este lunes el primer centenario desde su fundación el 7 de marzo de 1916 y ha presentado un nuevo prototipo, denominado BMW Vision Next 100, que anticipa su visión de los que será la movilidad autónoma del futuro. Después del evento organizado para celebrar este hito histórico para la compañía, en el Munich Olympic Hall, la compañía iniciará una gira mundial con el BMW Vision, a través de una exposición itinerante que llegará a China, Reino Unido y Estados Unidos.

 Perspectivas de futuro de BMW Group: Cambios y visiones.

Cuando BMW Group eligió el tema central de THE NEXT 100 YEARS, consciente- mente se sometió a una situación paradójica: arriesgar una mirada hacia el futuro, a pesar de que ningún científico, político o economista se arriesgaría a pronosticar lo que sucederá en los próximos 100 años. Pero sí existen pronósticos serios que proyectan hacia el futuro diversos parámetros y datos estadísticos. Tras realizar

un amplio análisis, BMW Group ha recurrido a esos pronósticos para elaborar una predicción del mundo del futuro. Al hacerlo, BMW Group se concentró en temas de importancia fundamental que incidirán en la movilidad de las personas y en su vida cotidiana y laboral.

La intención de BMW Group consiste en ofrecer un cuadro lo más completo posible de lo que nos deparará el futuro en los próximos dos o tres decenios. La previsión se basa en estudios publicados por diversas fuentes de impecable reputación, así como en opiniones expresadas por reconocidos estudiosos del futuro.

Los resultados de estos análisis se contrastaron con las informaciones disponibles dentro de BMW Group, así como con las evaluaciones realizadas por distintos ins- titutos de investigación, obteniéndose así una imagen muy completa del futuro, de los cambios sociales y de las correspondientes necesidades que tendrá la poblaci- ón. Los expertos de BMW Group están convencidos de que la movilidad individual seguirá siendo una de las necesidades básicas de las personas.

Fuerte crecimiento de las zonas de alta densidad demográfica, megaciu- dades, globalización y regiones de grandes metrópolis: la movilidad es muy variada.
Una de las características fundamentales del cambio consiste en el fuerte creci- miento de las zonas de alta densidad demográfica. Según diversos expertos, se estima que en el año 2050 más del 75 por ciento de la población europea vivirá en ciudades, y que en los Estados Unidos de Norteamérica lo hará casi el 90 por ciento. Al mismo tiempo, seguirá creciendo la demanda por un mayor grado de individualismo.

Hoy en día, en muchos casos ya no es suficiente ser propietario de un coche para atender satisfactoriamente las cambiantes necesidades y exigencias básicas relacionadas con la movilidad. El tráfico demasiado denso, la falta de plazas de aparcamiento, y la prohibición de utilizar coches particulares por períodos limitados debido al exceso de contaminación, no son más que algunos pocos ejemplos que provocan situaciones que inhiben la movilidad y que deben solucionarse en las zonas urbanas. Precisamente por esta razón empezó a funcionar en el mes de julio del año pasado el Centro de Competencia de Movilidad Urbana de BMW Group.

El correspondiente equipo de expertos colabora con representantes municipales y con diversos grupos de interés con el fin de elaborar propuestas sostenibles para la futura movilidad en zonas urbanas.

Las personas quieren recurrir al sistema de movilidad más apropiado en cada situación. Los sistemas utilizados para compartir vehículos como, por ejemplo, DriveNow en el caso de automóviles o Bike-Sharing en el de bicicletas, son solu- ciones nuevas que ya están funcionando en las grandes ciudades. Sin embargo, únicamente la combinación perfecta de diversos medios de transporte redunda en una oferta apropiada, ya que -con frecuencia- el cambio de medio de locomoción resulta bastante complicado. La planificación de rutas recurriendo a medios diversos, tal como se propuso por primera vez con el BMW i3, plantea la posibilidad de cambiar a medios de transporte públicos según lo recomiende la situación. En la actualidad existen soluciones mediante sistemas de reservas y de pago uniformes, pero se trata de soluciones parciales que aún no están coordinadas óptimamente entre sí.

Al mismo tiempo, los criterios aplicados a la calidad de los medios de transporte son cada vez más exigentes. Considerando que en el futuro el tiempo será uno de los recursos más escasos, la forma de llegar de un lugar a otro será cada vez más importante. Puede ser de la manera más eficiente posible, o la más segura, la más relajada o la más interesante, o bien viajando acompañado, trabajando o durmi- endo, entre otras alternativas. Por esa razón, en BMW Group se considera que la movilidad abarca mucho más que únicamente el producto, y por ello amplía su oferta ofreciendo soluciones tecnológicas, servicios y prestaciones que tienen la finalidad de mejorar la calidad.

Anticipando el futuro, la movilidad con BMW Group será sencilla, estará siempre disponible y podrá adaptarse a las preferencias de cada uno. BMW Group tiene la intención de seguir movilizando a la gente en el futuro, y lo hará de la mejor manera posible.

Tecnología y digitalización. Inclusión natural en la red.

Durante el siguiente decenio, la industria automovilística se someterá a cambios más acentuados que durante los últimos 30 años. Y en ese sentido, la digitaliza- ción asumirá una función decisiva. Tratándose de una empresa que impulsa la innovación, BMW Group está siendo precursor en materia de digitalización en la industria automovilística.

Los coches que comparten una misma red con su entorno, el intercambio au- tomático de información entre los usuarios de las vías públicas, y el nexo entre vehículos inteligentes y servicios de movilidad personalizados, albergan un gigantesco potencial económico de gran utilidad social.

En la actualidad ya nos encontramos en el umbral de la conducción automatizada. Este modo de conducción acarrea una serie de retos tecnológicos, pero, al mismo tiempo, ofrece grandes oportunidades que revolucionarán la movilidad. En el futuro, el placer de conducir también se definirá a través de la automatización que significará un alivio para el conductor. Los clientes de BMW Group ya pueden utilizar en el presente diversas funciones de conducción semiautomática, entre ellas, el asistente de dirección y de guiado en carriles, que ofrece el nu- evo BMW Serie 7. En un siguiente paso, con la conducción altamente automatizada, aumentará la seguridad vial y, además, también se incrementará el nivel de confort y la eficiencia al conducir. La conducción altamente automatizada, tal como también es posible con el BMW i Vision Future Interaction (que se exhibió en la CES de 2016), será un factor determinante y decisivo para la movilidad individual y sostenible del futuro.

Pero BMW Group también apuesta cada vez más por las ventajas que ofrece la digitalización en los sistemas de producción. El establecimiento de una red que incluye tanto el mundo real como el mundo digital, alberga numerosos potenci- ales en diversos sentidos. La meta consiste en obtener sistemas de producción que comparten una misma red.

Así es posible conseguir que los complejos procesos de producción resulten más eficientes gracias al uso de tecnologías con soporte de sistemas informáticos.

BMW Group se concentra esencialmente en cuatro temas que ofrecen un gran potencial de desarrollo.
Para que los procesos sean más fiables, se recurre a la captación y el análisis automatizados de datos. Estos datos también incluyen simulaciones, así como la captación de datos relacionados con las plantas. Recurriendo a los datos 3D actualizados de una planta, es posible realizar una planificación muy precisa, por ejemplo, cuando es necesario incluir nuevos equipos o reestructurar los sistemas de producción. De esta manera se alcanza una nueva dimensión de versatilidad.

En el ámbito de la «Smart Logistics» se trata de obtener un aumento de la trans- parencia de la red de abastecimiento y, además, conseguir la optimización de la cadena de proveedores.

Los innovadores sistemas de automatización apoyan a los operarios, facilitán- doles el trabajo en las líneas de producción. Los sistemas muy versátiles de robots, utilizados en los puestos de trabajo de los operarios, se hacen cargo, por ejemplo, de trabajos que implican esfuerzos físicos.

La aplicación de procesos aditivos de fabricación permite encontrar nuevas solu- ciones en los sistemas de producción. Las piezas obtenidas mediante métodos aditivos de producción pueden tener formas más diversas y, además, pueden fabricarse de manera más rápida cumpliendo estrictos criterios de calidad. Estos procesos son ideales, por ejemplo, para la producción de piezas hechas a medida y fabricadas en series muy pequeñas. Los expertos de BMW Group consideran que este método alberga un gran potencial para la fabricación de piezas en serie, ya que permitirá ofrecer productos nuevos a los clientes como, por ejemplo, pie- zas personalizadas. Asimismo, el método también es apropiado para la producción de piezas de recambio.

Esta evolución también cambiará a largo plazo el papel que asume el ser huma- no en las plantas de producción. En el futuro, será mucho más que ahora una persona que configura y activa procesos. De esta manera, continuará moder- nizándose el mundo laboral. Además, el uso de innovadores sistemas robotiz- ados alivia el trabajo físico que deben realizar los operarios, ya que los robots se encargarán de ejecutar las actividades que implican mucho esfuerzo y que no son apropiadas en términos ergonómicos. Esta evolución resulta muy ventajosa, también considerando el cambio demográfico que están experimentando las sociedades modernas.

Sostenibilidad. Energía respetuosa del medio ambiente.

El criterio del uso de energía respetuosa del medio ambiente está firmemente arraigado en los valores empresariales de BMW Group. Por ejemplo, Robeco- SAM distingue ya desde hace más de 15 años a BMW Group como Sustainabili- ty Leader, es decir, líder en sostenibilidad de la industria automovilística.

BMW Group asume la parte que le corresponde de esa responsabilidad global, y desde el año 1973 es consciente del papel que debe asumir: BMW Group fue el primer fabricante de automóviles del mundo en contar con un encargado de temas medioambientales. La empresa ha logrado reducir las emisiones de su flota de vehículos en 40 por ciento desde el año 1990, no por último gracias a su tecnología EfficientDynamics, que introdujo en el año 2007.

Sustituyendo automóviles con motores de combustión por automóviles puramen- te eléctricos, tal como sucede con el BMW i3 o con la moto c Evolution de BMW, que funcionan únicamente con energía regenerativa, BMW Group consigue abrir el camino hacia nuevas formas de disfrutar de la conducción utilizando vehículos sostenibles, integrados en la red que cubre el tráfico vial urbano.

Pero para conocer la huella ecológica que deja un vehículo debe considerarse
la totalidad de su ciclo ecológico, y no únicamente su fase de utilización. Para hacerlo, es necesario elaborar conceptos eficientes que cubran la totalidad de la cadena de agregación de valor.

Uno de ellos es la así llamada gestión inteligente de datos energéticos, que ya se aplica en las plantas de Spartanburg, Leipzig y Ratisbona. El sistema utiliza contadores inteligentes de consumo de corriente, que miden de manera continua el consumo de energía de los equipos de producción y de los robots, comparándo- los constantemente con los datos provenientes de la red central de la empresa. De esta manera es posible reducir el consumo de corriente eléctrica y, al mismo tiempo, puede aumentarse el nivel de seguridad de los procesos de producción y mejorarse la calidad de los productos. El sistema inteligente de gestión de datos energéticos es parte del sistema de producción digitalizada de BMW Group, y logró obtener fondos de promoción otorgados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

En los procesos de producción, además de la aplicación de sistemas de producción eficientes, también es importante recurrir a energías regenerativas, como energía hidráulica o eólica. En la actualidad, casi el 58 por ciento de la corriente eléctrica que adquiere BMW Group proviene de fuentes regenerativas. Concretamente, BMW Group utiliza, por ejemplo, energía hidráulica en su planta de Moses Lake, energía eólica en Leipzig, y biomasa en Rosslyn. Además, se respetan los recursos escasos mediante la utilización de recursos naturales renovables y aplicando métodos de reciclaje. Ejemplos de ello son, entre otros, pieles curtidas con aceite de oliva, fibras de Kenaf o productos reciclados de PET para la tapicería de los asientos. La meta de BMW Group consiste en reducir hasta el año 2020 en 45 por ciento el consumo de recursos naturales (energía, agua, desechos, disolventes) por cada vehículo fabricado.

Pero todo ello no es más que el principio. A largo plazo, la meta consiste en crear un ciclo neutral, empezando por la adquisición de los materiales, pasando por la fase de fabricación y utilización, y llegando hasta la reutilización. (Informaciones más detalladas sobre el tema de la sostenibilidad en: (www.bmwgroup.com/responsibility).

 

Captura de pantalla 2016-03-07 a las 13.54.37

BMW VISION NEXT 100: El placer de conducir en el futuro.

Imaginarnos cómo viviremos y conduciremos en el futuro, constituye todo un reto y es una tarea interesante. ¿Cómo cambiarán la sociedad, la economía, las condiciones de vida y, por lo tanto, qué modificaciones experimentará nuestra forma de movilizarnos? ¿Qué perspectivas nos ofrecen nuevas tecnologías? ¿Qué significan la digitalización y la inclusión en redes, considerando las exigen- cias que planteamos frente a nuestros automóviles?

Con motivo del aniversario que BMW Group festeja en el año 2016, la empresa se aventura a proyectarse hacia un futuro más lejano, y ha desarrollado vehí- culos futuristas que se anticipan a las exigencias que se plantearán frente a la movilidad, tratando de ofrecer respuestas. La empresa parte del supuesto que la movilidad se tornará cada vez más variada. En un futuro no muy lejano, muy posiblemente la mayoría de los automóviles podrán desplazarse de manera completamente autónoma. Es decir, las personas se movilizarán dentro de ro- bots con ruedas. Considerando lo dicho, ¿qué sentido tendrán los automóviles de la marca BMW? Se trata de una marca que siempre se ha centrado en el ser humano, ofreciéndole la posibilidad de disfrutar de la conducción. ¿Cómo se podrán proyectar los valores de la marca hacia el futuro? Durante el proceso de desarrollo del BMW VISION NEXT 100, fue decisivo conseguir que el conduc- tor no tome asiento en un medio de transporte de carácter anónimo. Más bien debe disponer de un vehículo con alto nivel de personalización, completamen- te adaptado a sus preferencias. En el futuro deberá seguir existiendo un nexo emocional entre un BMW y su conductor.

Durante la fase de creación del BMW VISION NEXT 100, los diseñadores de BMW consideraron todas las tendencias y tecnologías que tendrán mayor relevancia para BMW en el transcurso de los siguientes decenios. Se sobreenti- ende que también se inspiraron en las innovaciones y en diseño del pasado. Un criterio decisivo -y típico en el caso de BMW Group- consistió en aplicar tecno- logías y funciones útiles para el cliente proyectadas hacia el futuro.

Adrian van Hooydonk, director de BMW Group Design comenta lo siguiente: «Si como diseñador te puedes imaginar algo, es muy posible que en algún momento se torne realidad. Por esa razón hemos intentado crear un escenario futurista, pero factible y atractivo para el BMW VISION NEXT 100. La tecnología experimentará un acelerado desarrollo. Así obtendremos magníficas nuevas posibilidades para asistir aún más al conductor y, por lo tanto, para acrecentar las vivencias dentro del coche. Estoy convencido que la tecnología debe poder utilizarse de la manera más intuitiva posible, de manera que, en el futuro, la interacción entre el hombre, la máquina y el entorno funcione armoniosamente. Con el BMW VISION NEXT 100 estamos esbozando ese futuro.»

Cuatro razonamientos sobre BMW VISION NEXT 100:

Un BMW genuino siempre le concede el protagonismo al conductor.

Hay una tendencia importante en la industria automovilística que últimamente se ha extendido por doquier. Por lo tanto, la cuestión ya no es si se impondrá, sino más bien únicamente cabe preguntar cuándo lo hará. Nos referimos a la conducción au- tónoma. BMW Group también considera que, en el futuro, el conductor de un BMW podrá dejar la conducción en manos de su coche si así lo prefiere. Insistimos: ¡si así lo prefiere! Porque el BMW VISION NEXT 100 continúa siendo un BMW genuino, con el que seguirá siendo posible experimentar un máximo placer al conducir.

Unificación de la inteligencia artificial y la tecnología de funcionamiento intuitivo.
El auto del futuro estará incluido plenamente en la red. La tecnología digital estará tan difundida en todos los ámbitos de nuestras vidas, que su existencia se sobreen- tenderá. De esta manera, se fusionarán cada vez el mundo digital y el mundo físico. Una inteligencia artificial será capaz de predecir muchos de nuestros deseos y podrá ejecutar en un segundo plano las tareas que le asignemos. De este modo cambiará sustancialmente la interacción entre el hombre y la tecnología.

Las pantallas, también las táctiles, irán desapareciendo y las sustituirán sistemas que permitirán una comunicación e interacción más intuitiva entre el hombre y la máquina. O, mejor aún: la tecnología se tornará más humana.

Posibilidades magníficas con nuevos materiales.

¿Cómo fabricaremos automóviles en el futuro? Es posible que en algún momento desaparezcan las prensas que ahora utilizamos para producir cientos de miles de piezas de acero. La utilización de carbono puede ser interpretada como un primer indicio del profundo cambio que está experimentando el uso de materiales y de sis- temas de producción en la industria automovilística. Tecnologías tales como «Rapid Manufacturing» o impresión en 4D, no solamente utilizadas para fabricar com- ponentes y piezas, sino, también, para obtener materiales que comparten redes, bien podrían sustituir pronto las herramientas convencionales. Además, ofrecen posibilidades hasta ahora desconocidas en relación con el diseño y los sistemas de producción.

La movilidad seguirá despertando emociones.

Un coche de la marca BMW nunca fue un producto fabricado con el único fin de cumplir un cometido práctico, es decir, superar distancias. Los automóviles permiten experimentar vivencias casi sensuales, sentir un aumento de adrenalina o disfrutar de momentos íntimos, ya sea a solas o viajando con personas de confianza, siempre esperando trazar la siguiente curva, notando la potencia del motor, disfrutando el vértigo de la velocidad. Eso no cambiará, pues la movilidad como vivencia que despierta emociones está fijamente arraigada en nuestra memoria colectiva. El BMW VISION NEXT 100 logrará afianzar ese tipo de vivencias, pues sigue colo- cando al conductor en el centro de la atención, aunque de una manera hasta ahora desconocida.

BMW VISION NEXT 100: Un automóvil para la movilidad del futuro.

  • Con la inteligencia digital, el conductor se transforma en «Ultimate Driver», es decir, en el «conductor por excelencia».
  • «Alive Geometry» para una interacción intuitiva entre el conductor y el vehículo.
  • Los modos de conducción «Ease» y «Boost» permiten conducción personal y conducción con piloto automático.
  • Companion: el acompañante inteligente, como nexo entre el conductor y su automóvil.
  • Aspecto del exterior típico de BMW.
  • Materiales del futuro.

Con la inteligencia digital, el conductor se transforma en Ultimate Driver, es decir, en el conductor por excelencia.
En el futuro, un conductor que está a los mandos de un BMW seguirá prefiriendo conducir él mismo. En el caso del BMW VISION NEXT 100, el conductor del futuro seguirá siendo prioritario. La constante inclusión en la red, la inteligencia digital y las tecnologías más modernas no hacen más que ofrecerle asistencia. Más aún: así se transforma en el conductor perfecto, en el conductor por excelencia. El mundo cambiará, pero el placer de conducir persistirá. Incluso será más intenso que nunca.

El proceso de diseño empezó en el habitáculo. En el futuro, el bienestar del conductor será cada vez más importante. Debe sentir que se encuentra en una máquina especialmente concebida para él, no solamente que se está en una máquina capaz de conducir por sí sola. Así se obtiene una arquitectura en la que el habitáculo es especialmente espacioso en comparación con el tamaño total del vehículo. Al mismo tiempo, las formas del BMW VISION NEXT 100 lo identifican claramente como un BMW. A pesar de la forma de cúpula que tiene el interior, tiene el aspecto de una berlina de BMW y dispone de la silueta típica que distingue a los modelos deportivos de la marca. La configuración del interior debe permitir diversos modos de conducción: el modo Boost para que el conductor mismo conduzca, y el modo Ease, para que lo haga el vehículo. Si el conductor activa el modo Ease, puede reclinarse cómodamente mientras que el coche conduce. Al hacerlo, el habitáculo le ofrece mayor comodidad, mucho espacio, una luz muy agradable, y los materiales adquieren cualidades especialmente agradables al tacto. Si activa el modo Boost, él mismo conduce. La máquina lo apoya de manera sutil e intuitiva. Además, el coche va conociendo cada vez más al conductor gracias a su inteligencia sensorizada y digitalizada. Gracias a esas cualidades, el coche se va transformando en un «compañero» del conductor, Companion se llama en BMW Group. El Companion va aprendiendo y optimiza las formas de apoyar al conductor. De esta manera, el BMW VISION NEXT 100 logra que el conductor se transforme en el conductor por excelencia. Un factor importante del

BMW VISION NEXT 100 es la Alive Geometry, la geometría viva, algo nunca visto hasta ahora de esta manera en un automóvil. Se trata de una escultura tridimensional que se aprecia en el interior y en el exterior del coche.

Alive Geometry para la interacción entre el conductor y el vehículo.

Alive Geometry consta de casi 800 triángulos móviles incluidos en el tablero de instrumentos y en parte de los guarnecidos laterales. Tienen el efecto de una escultura y se comunican de manera directa con el conductor efectuando movi- mientos diversos. Esos movimientos parecen ser gestos, lo que significa que las indicaciones no tienen la forma plana de un display convencional en el tablero. De esta manera, el conductor se percata del más mínimo movimiento, incluso en los bordes de su campo de visión. Junto con la pantalla virtual Head-Up Display se produce una conjunción sin igual de soluciones analógicas y digitales.

Ejecutando movimientos coordinados semejantes a las de una bandada de aves, los triángulos móviles van creando formas que las personas dentro del habitáculo pueden interpretar correctamente. Junto con las indicaciones digitales de la pantalla virtual táctil Head-Up Display con representación de informaciones en forma analógica, se obtiene así un sistema de comunicación preconsciente. Lo dicho significa que recibimos una señal intuitiva justo antes de un suceso real.

En la actualidad ya es posible anticipar claramente en qué casos será posible este tipo de comunicación.

Rapid Prototyping y Rapid Manufacturing, es decir, la creación rápida de proto- tipos y los procesos acelerados de fabricación, son temas que adquieren una importancia cada vez mayor. Se supone que esta tecnología estará ampliamente difundida dentro de unos 30 años. En la actualidad nos resulta difícil imaginar- nos cómo será posible que cientos de pequeños triángulos actúen de manera coordinada, pero en el futuro eso no será problema alguno. La forma de fabricar automóviles hoy en día ya no será usual en el futuro. Será posible producir formas mucho más complejas y flexibles. En el caso del BMW VISION NEXT 100, BMW Group también piensa en la impresión 4D, ya que los sistemas se amp- liarán agregando una cuarta dimensión funcional. Concretamente, las piezas impresas asumirán funciones que, en la actualidad, aún tienen que diseñarse, producirse y agregarse. Hoy en día, el mundo digital está conectado entre sí me- diante displays o pantallas. . En el siguiente paso, se utilizarán LED orgánicos, es decir, se contará con displays deformables libremente.

Pero en el caso del BMW VISION NEXT 100, se parte del supuesto que ya no habrá displays dentro del coche, ya que se sustituirán por ese enorme display que siempre ha estado delante del conductor, es decir, el parabrisas, del que se puede aprovechar la totalidad de su superficie. En el futuro habrá un entrelazamiento muy pronunciado entre el mundo digital y el mundo físico. Eso también se expresa a través de la Alive Geometry, por ejemplo, en la medida en que el tablero analógico interactúa con el Head-Up Display digital del parabrisas.

Los modos de conducción Ease y Boost permiten conducción personal y conducción con piloto automático.

 

Todos los componentes de relevancia y todas las tecnologías instaladas en
el coche permiten disfrutar al máximo de la conducción, o bien conducir relajada- mente, sin importar si está activado el modo Boost o Ease. El cambio de un modo al otro se transforma en una vivencia escenificada de manera impresionante. La Alive Geometry también es importante en cada uno de los modos de conducción. En el modo Boost, es decir, cuando el conductor está concentrado en el tráfico, muestra la línea ideal, el punto óptimo para ingresar en una curva, o emite una señal de advertencia si hay tráfico en sentido contrario. Estas informaciones no tienen principalmente la función que el conductor conduzca más rápido, pero sí perceptiblemente mejor. Además, los gestos intuitivos tienen un efecto físico más directo que una voz robotizada o que meras indicaciones que aparecen en una pantalla. Si se activó el modo Ease, la Alive Geometry es más discreta e informa a todos dentro del habitáculo sobre las circunstancias de la conducción, indicando el trazado de la carretera u operaciones de aceleración y de frenado.

En el modo Boost, todo el coche se concentra en el conductor y lo apoya medi- ante sistemas inteligentes, maximizando así las vivencias que se experimentan al volante. Además de cambiar la posición del asiento y del volante, también
se modifica la posición de la consola central. Concretamente, se orienta más claramente hacia el conductor. Por su parte, el conductor puede establecer una relación interactiva con el coche mediante gestos.

El Head-Up Display táctil analógico del futuro aprovecha la superficie completa del parabrisas para establecer una comunicación con el conductor. En el modo Boost, la tecnología del BMW VISION NEXT 100 únicamente se concentra en los temas realmente relevantes para el conductor. Entre otros, el conductor puede ver la línea ideal, los puntos óptimos para entrar en una curva y, además, la velocidad más apropiada en cada caso. Gracias a la red completa, a los sen- sores inteligentes y al constante intercambio de datos, la pantalla virtual Head- Up Display genera una imagen digitalizada del entorno. Por ejemplo, aunque esté conduciendo en una densa niebla, el conductor recibe importantes infor- maciones sobre, por ejemplo, coches que circulan en sentido contrario, por lo que se percata de ellos antes de verlos. Las funciones de asistencia al conduc- tor son discretas e individualizadas. El sistema va mejorando constantemente en la medida en que va conociendo al conductor. Pero, en todo caso, lo más importante seguirá siendo que el conductor experimente vivencias personalizadas e intensas cuando está a los mandos de su coche.

Al pasar al modo Ease, cambia todo el ambiente en el habitáculo. El volante y la consola central se retraen, los apoyacabezas giran hacia un costado, y se crea un ambiente relajado y acogedor. Los asientos forman una sola unidad con los guarnecidos de las puertas, de manera que el conductor y su acompañante están sentados ligeramente ladeados y, además, pueden girar para quedar
uno frente al otro. Esta posición muy cómoda también permite establecer una comunicación más agradable. El Head-Up Display táctil analógico ofrece en este caso contenidos personalizados, lo que significa que brinda informacio- nes y programas de entretenimiento a pedido de los usuarios. Mientras que las indicaciones ofrecidas cuando está activo el modo Boost más bien se concen- tran en lo que es más importante para el conductor, en el modo Ease las infor- maciones ofrecidas dependen de las preferencias de los usuarios y pueden, por ejemplo, guiar la atención hacia lugares de especial interés en el exterior.

Cualquiera puede ver si el coche se encuentra en modo Boost o Ease. La típica parrilla ovoide doble de la marca BMW, los faros dobles también carac- terísticos, y los pilotos en forma de L se transforman en un medio de comu- nicación. El color de la luz y otros rasgos cambiantes indican qué modo se ha activado en el coche.

Companion: el acompañante inteligente, como nexo entre el conductor y su automóvil.

Una pequeña escultura simboliza al Companion que establece la conexión entre el conductor y el automóvil. Esa escultura tiene la forma de una piedra preciosa tallada y se encuentra en el tablero de instrumentos, justo en el centro debajo
del parabrisas. El Companion representa la inteligencia, la inclusión en la red y la voluntad de asistir al conductor del BMW VISION NEXT 100. Al mismo tiempo, simboliza un constante intercambio de datos. Su inteligencia va aumentando en la medida en que va conociendo mejor al conductor y sus costumbres relacionadas con la movilidad. Por lo tanto, a partir de un determinado momento, es capaz de ejecutar tareas cotidianas automáticamente y, además, ofrece recomendaciones apropiadas según la situación. Por lo tanto, este sistema resulta cada vez más vali- oso para el usuario, independientemente del coche. El Companion también asume una función importante en relación con la comunicación entre el conductor y su coche cuando se produce el paso del modo Boost al modo Ease. Mientras que en el modo Boost el conductor está concentrado en el tráfico, el Companion adquie- re una forma plana y menos llamativa en el tablero. Pero en el momento en que el conductor delega la responsabilidad de la conducción al BMW VISION NEXT 100, el Companion se levanta y establece una comunicación con el parabrisas. Una señal luminosa le indica al conductor que el coche está listo para la conducción plenamente automática. El Companion asume una función similar en relación con el entorno del coche y frente a los demás usuarios de la vía pública. Viendo la ilu- minación y la escenificación lumínica del coche, todos saben que se encuentra en modo de conducción completamente automático. En determinadas circunstancias del tráfico, el Companion es capaz de interactuar ópticamente con los demás y, por ejemplo, le indica a los peatones mediante una luz verde en la parte frontal en qué sentido pueden cruzar la calle sin peligro alguno.

Aspecto del exterior típico de BMW.

Cupé deportivo y berlina dinámica y elegante: esa es la combinación estética que distingue al BMW VISION. Con su longitud de 4,90 metros y su altura de 1,37 me- tros, tiene dimensiones exteriores muy compactas, a diferencia del habitáculo, que es espacioso y tiene un volumen digno de una berlina de lujo de BMW.

Las ruedas de grandes dimensiones y posicionadas en los extremos de la car- rocería se ocupan de que el coche tenga la imagen de aplomo y dinamismo que distingue a los modelos de la marca. Gracias a la Alive Geometry fue posible conseguir un resultado aerodinámico óptimo: la carrocería cubre las ruedas, y ese recubrimiento es extensible, por lo que se adapta a los movimientos de las ruedas al girar el volante. Además, al novedoso diseño del coche, se obtiene un coeficiente aerodinámico (valor cw) sumamente bajo de apenas 0,18.

El color cobrizo de la carrocería subraya la idea según la que los futuros au- tomóviles de la marca BMW deben irradiar una imagen calurosa y abrigadora. Así se expresa la estrecha relación que se establece entre el conductor y su coche.

Esta unión se inicia siempre en el mismo momento en que el conductor se acerca a su automóvil: gracias a los sensores inteligentes, las puertas en forma de alas se abren automáticamente. Para entrar y salir más fácilmente del coche, el volante se retrae y queda a ras del tablero de instrumentos. Una vez que el conductor toma asiento, basta que toque levemente el logotipo de BMW para que se activen el tablero de instrumentos y todos los sistemas del coche. A continuación, se cierra la puerta y el volante se acerca automáticamente al con- ductor y, a partir de ese momento, empieza el placer de conducir.

Materiales del futuro.

Los diseñadores del BMW VISION NEXT 100 utilizaron preferentemente materiales reciclados o fabricados recurriendo a materias primas renovables. Todos los componentes visibles y ocultos de fibra de carbono (por ejemplo, los guarnecidos laterales) son obtenidos aprovechando restos provenientes de las líneas de producción normales de componentes de fibra de carbono. En el futuro, será cada vez más importante elegir de manera apropiada los materiales utilizados durante los procesos de diseño y producción.

Además, se sumará materiales nuevos. De esta manera, también cambiará la forma de los vehículos. Considerando la sostenibilidad y el cuidado de los recursos escasos, se disminuirá el consumo de madera y piel, lo que significa que paulatinamente se recurrirá a otros materiales y a otros métodos en las fases de diseño y producción. Esta estrategia ya se pone de manifiesto en la actualidad en el BMW VISION NEXT 100, en el que se prescindió completa- mente del uso de piel en el interior, optándose más bien por el uso de productos textiles de alta calidad y de materiales de sustancias simples, fácilmente reciclables.