¿Cómo recuperar tu coche dañado por las inundaciones?

Uno de los problemas más frecuentes que provocan las situaciones climatológicas adversas es la inundación de vehículos. En muchos casos éstos pueden llegar a ser irreparables, pero si los daños no han sido excesivamente perjudiciales, entonces podemos revivir nuestro automóvil; el verdadero problema, es que la mayoría de los conductores no saben cómo reaccionar frente a estas situaciones.

Antes de reparar tu coche inundado fíjate en qué tipo de póliza tienes contratada. Los seguros a todo riesgo destinan una pequeña cantidad al denominado Consorcio de Seguros que será quien deba responder en este caso. Lo habitual, además, es que la aseguradora adelante el dinero de la reparación. Sin embargo, ten en cuenta que un seguro a terceros básico no contempla este tipo de casos.

Apunta y empieza por tener mucha, pero mucha paciencia:

Paso 1. No debemos encender el coche, ya que esto puede provocar más daños al motor y circuitos electrónicos.
Paso 2. Desconectar la batería y los filtros de aire, ya que pueden tener agua.
Paso 3. Desmontar las bujías.
Paso 4. Verifica que el nivel de aceite no sobrepase el máximo, si es así, habrá que quitarlo. Si es menor se puede dejar, aunque luego se deberá cambiar.
Paso 5. Limpiar los conectores de toda la instalación eléctrica que haya sido sumergida. Esto incluye la del motor y las que hay dentro del vehículo.
Paso 6. Se recomienda cambiar todo el combustible, ya que puede haberse mezclado con agua y al momento de utilizarlo con el motor encendido, puede ocasionar daños a toda la mecánica.

Sin motor, no hay coche.

La primera pieza que nos debe preocupar para devolverle la vida a nuestro carro es el motor. Únicamente si ha quedado cubierto de lodo, habrá quelavarlo con agua a presión y procura tener la batería desinstalada.

Si el radiador se tapa, el motor se sobrecalienta.

Una consecuencia común en época de lluvias es la formación de lodo, que obstruye el radiador y se mete por varios conductos del coche y en los desagües internos del vehículo, cuya función es desalojar el agua acumulada por el aguacero. Si el radiador se tapa, no permitirá la circulación de aire a través de sus celdas y el motor se sobrecalentará.

Si ha caído un buen chaparrón, hay que revisar que esta pieza esté limpia de lodo; no es complicado y te evitarás que surja un problemón con el motor que además de llevar tiempo en reparación, deberás desembolsar un buen billete.

Cambios forzosos.

Es recomendable sustituir el filtro de aire (sea metálico o de papel), pues en caso de no hacerlo, en cuestión de días se empezará a formar moho.Este exceso de humedad va a producir ruidos extraños y olores desagradables.También habrá que cambiar el aceite de diferencial o de la caja de velocidades con sus respectivos filtros en caso de que se haya mezclado con agua o lodo.

Si los desagües internos de la carrocería que mencionábamos antes se llegan a obstruir, con el paso del tiempo se oxidará la chapa y habrá un gasto adicional, además de que las conexiones eléctricas pueden verse afectadas. Aunque al principio funcionen con normalidad, luego se formará una capa de óxido que acabará por crear problemas eléctricos.

limpieza_interior_tapiceria_aspirador

Interiores afectados por la tormenta.

Si el agua se ha filtrado en exceso por dentro del coche, lo más seguro es que tengas que hacer cambios en la tapicería, controles, aislantes, etc., que supondrá un gasto importante. Pero podrías mejor optar por la opción dedesmontar los asientos y los revestimientos del suelo, así vas a realizar un mejor trabajo y de una manera más fácil.

Hay mil tipos de tapicería, pero las más comunes se pueden limpiar con un cepillo y esponja. Una vez hecha la labor de limpieza, hay que secar todo con ayuda de una aspiradora (puedes rentar un equipo profesional para autos); aquí hay que dar especial atención para no dejar ningún recoveco húmedo que pueda desarrollar moho.

Hacer un parte para el seguro

Que puedes descargar en: http://www.consorseguros.com/web/web/guest;jsessionid=gWz1OLihdmRul9BawS3i0DY

Recuerda.

A menos que tu automóvil quede completamente sumergido bajo el agua será muy difícil poderlo rescatar; de otra forma, siempre podemos hacer el intento de recuperar su uso.