Continental ya esta preparada para fabricar sus sistemas de conducción automatizada

chauffeurbuttonContinental ya esta preparada para fabricar sus sistemas de conducción automatizada

ontinental ya esta preparada para fabricar sus sistemas de conducción automatizada. La empresa de tecnología Continental presenta en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2015 (IAA) sus pilares fundamentales para avanzar hacia la conducción automatizada. “Estamos trabajando en la posibilidad de ofrecer movilidad asequible con tres aspectos claves: cero accidentes de tráfico, aire limpio y vehículos inteligentes con más ventajas”, explicó el Dr. Elmar Degenhart, presidente del Consejo Ejecutivo de Continental.

Asistencia y conducción automatizada para conseguir ‘cero accidentes’

Continental es uno de los principales pioneros de la conducción conectada y automatizada y considera que la clave para conseguir la cifra de ‘cero accidentes’ está en los sistemas de asistencia a la conducción.  Continental afirma que la conducción automatizada será aceptada si la gente confía en la tecnología y en cómo pueda garantizar que los conductores sepan en todo momento lo que su coche tiene previsto realizar. 

Los políticos deben facilitar el camino para la conducción automatizada

“Nuestro trabajo nos hace pioneros a la hora de conseguir una conducción totalmente automatizada. La tecnología que estamos desarrollando cada vez está más cerca de utilizarse en carretera. Por este motivo damos la bienvenida al establecimiento de zonas para realizar pruebas digitales como las aprobadas o las que están en proyecto en varios estados alemanes. Ha llegado el momento de que los legisladores asienten las bases legales para el uso diario de la conducción automatizada “, instó Degenhart.

Continental está trabajando en funciones autónomas de conducción -sin conductor-, principalmente enfocadas a facilitar el aparcamiento. El proveedor de tecnologías para el automóvil presenta estos días su sistema de cámaras de visión periférica ‘Surround View’ en el IAA.

Los seis retos de la conducción automatizada

Tecnología de sensores: Conseguir la cifra de ‘cero accidentes’ en 2020 ya no es una utopía. Los sistemas avanzados de asistencia al conductor con sensores pueden registrar el área alrededor del vehículo igual o incluso mejor que un humano. Los retrovisores pueden ser reemplazados por sistemas de cámaras que no sólo aumentan la seguridad, sino que también reducen las emisiones de CO2 de los turismos y vehículos comerciales. Para la fusión de sensores y para evaluar los datos del sensor, Continental trabaja en el uso de inteligencia artificial. Con el tema de la “seguridad a través del aprendizaje,” Continental ha puesto en marcha un proyecto de investigación con la Universidad Técnica de Darmstadt llamado PRORETA 4, que explora los sistemas de autoaprendizaje y la inteligencia artificial.

Continental también presenta en Frankfurt su nuevo neumático SportContact6 que ofrece un excelente agarre a velocidades superiores a 350 km/h. “En el futuro vamos a instalar sensores en los neumáticos que serán capaces de detectar el estado de la superficie de la carretera. Por lo tanto, los neumáticos se convertirán en una parte clave de nuestra red de sensores en el coche”, añadió Degenhart.

Conectividad: Internet se convertirá en el sexto sentido del coche. Continental está trabajando en un potente sistema que proporcionará información de alta precisión sobre el tráfico. La base de este sistema es que los datos del sensor se compartirán entre los usuarios de la carretera.

Diálogo entre hombre y máquina: ¿Cuál es la estrategia a seguir si el vehículo llega a una salida de autopista en modo totalmente automático y en ese momento el conductor se supone que debe tomar el control de nuevo? Continental presentará un puesto de conducción que permitirá la interacción entre vehículo y conductor para un mayor control del vehículo.

Arquitectura del sistema: La gran cantidad de datos que tendrán que gestionar los futuros sistemas de conducción automatizada requerirán una arquitectura electrónica potente y fiable.

Fiabilidad: Es fundamental que con la conducción automatizada, y en el caso de un mal funcionamiento del sistema, el vehículo sea capaz de continuar su camino con seguridad o poder realizar una parada de forma segura y controlada.

Aceptación: Según Continental, la conducción automatizada será aceptada si la gente confía en la tecnología. Los fabricantes de sistemas de asistencia a la conducción y de información están trabajando en asentar las bases para la aceptación de estas soluciones en el futuro.

Conducción conectada: el horizonte electrónico dinámico aumentará la eficiencia y las ventajas para el conductor

Los coches conectados pueden usar sus sensores para recoger una gran cantidad de información sobre posibles cambios en la conducción, tales como atascos, accidentes, semáforos, señales de advertencia, y sobre las condiciones del camino, y toda esta información compartirla con otros usuarios de la carretera a través de Internet. El resultado es que el conductor obtendrá una imagen muy precisa y actualizada de la red de tráfico y de la circulación. Esta información a su vez puede ser usada por otros vehículos y sus sistemas de asistencia al conductor.

Como ejemplo de estos avances en coches conectados Continental presenta su eHorizon. Ya se utiliza una versión estática de esta aplicación en vehículos comerciales desde el año 2012, permitiendo un ahorro de más de 1.500 litros de combustible por camión al año. Los datos que transmite permiten al vehículo ir aprendiendo durante el viaje e ir utilizando su gama de sensores para saber qué va a ocurrir a continuación y adaptar la conducción para que sea más eficiente. Se evita así tener que almacenar tanta información como ocurre con los sistemas de navegación.

Coches híbridos: un hito en el camino hacia una mayor eficiencia y un aire más limpio

Mejorar la eficiencia es otro de los aspectos claves de las actividades de desarrollo de Continental. Para cumplir las exigentes normativas de contaminación es necesario un sistema híbrido con una fuente de alimentación a bordo de 48 voltios. “Es todo lo que se necesita para popularizar los híbridos, ya que utiliza un 20 por ciento menos de combustible, es relativamente asequible y se puede utilizar en toda clase de vehículos, dice Degenhart. Continental comenzará la producción en Europa, Asia y en los EE.UU en 2016.

“La reducción de peso y del consumo son los desafíos en marcha que nuestra compañía persigue para conseguir una movilidad más eficiente. Nuestros turbocompresores permiten reducir las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos hasta en un siete por ciento y, junto con la inyección directa de combustible hasta en un 13 por ciento “, explicó Degenhart.

En relación a los vehículos eléctricos y debido a la actual limitación de las baterías, para Continental su progreso dependerá de varios retos importantes: “El vehículo eléctrico y la batería deben tener una vida útil de alrededor de 200.000 kilómetros para cumplir con las expectativas del cliente. Los clientes demandan al menos 500 kilómetros de autonomía con una sola carga. El precio debe ser asequible. Y por último, será necesario una infraestructura de recarga adecuada, a ser posible con la opción de carga inductiva. Todavía estamos a unos años de distancia de cumplir con todos estos requisitos “, dijo Degenhart.