Correr entre coches: El runner, el peatón con más riesgo