Crecen un 14 % las matriculaciones de vehículos de particulares

El volumen total del mes de mayo se situó en 70.534 unidades (-2,6%). En lo que llevamos de ejercicio, las cifras muestran un volumen total de 313.576 unidades, lo que supone un caída del 5,8%, moderado en los últimos meses por el efecto positivo del Plan PIVE 2.

El Plan PIVE contabiliza ya más de 82.000 reservas, habiendo superado el ecuador del programa. Además de sus efectos económicos, es importante destacar su impacto medioambiental, ya que la media de los vehículos que se retiran de la circulación está en los 16 años. El Plan PIVE 2, junto a los esfuerzos promocionales de marcas, concesionarios y distribuidores, está ejerciendo una presión a la baja en los precios de los automóviles. Según el último dato del INE (Instituto Nacional de Estadística), el precio de los vehículos ha descendido un 4,5% desde septiembre.

MATRICULACIONES POR CANALES

Por canales, hay que destacar la continua caída de las matriculaciones del canal de empresas. Justo antes de la crisis, este canal representaba el 29% del mercado, hoy en día apenas llega a una cuota del 22%. En mayo sufrió una nueva caída del 19,9%, con un total de 15.681 unidades. En el acumulado, las ventas a empresas cayeron un 22,5%, con un volumen de 78.626 unidades. Por su parte, el mercado de alquiladores descendió un 8,6% durante el pasado mes, con un total de 21.862 unidades. En el acumulado del año, este canal retrocede un 3,8%, con un total de 86.993 matriculaciones.

DECLARACIONES

David Barrientos, Director de Comunicación de ANFAC afirmó que «el Plan PIVE 2 está actuando como un verdadero impulsor del canal de particulares que, de nuevo vuelve a crecer en el mes de Mayo, un 14%. El Plan PIVE 2 está sosteniendo el mercado, compensando la fuerte caída del canal de empresas, con retrocesos constantes desde hace ya casi un año y medio (17 meses). De no ser por el Plan, el mercado estaría en unos niveles más cercanos a las 630.000 unidades, impropio para el mercado español. La tendencia y el impulso del Plan están permitiendo ver signos positivos en el consumo de vehículos, lo que puede trasladar confianza a los particulares en los próximos meses, tan necesaria mientras llega la ansiada recuperación. Además, el Plan está produciendo impactos en reducción de emisiones y eficiencia energética, con más de 26 millones de litros de combustible ahorrados en lo que llevamos del Plan. También es muy significativo el descenso de precios experimentado gracias a los efectos del Plan sumados a las excelentes ofertas comerciales de marcas y concesionarios que han permitido, según datos del INE, que desde Septiembre del año pasado, los precios  de los  vehículos nuevos descendieran un 4,5%.».

Según el presidente de GANVAM, Juan Antonio Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas, «el plan de ayudas está contribuyendo a dinamizar las ventas y gracias a él esperamos, al menos, repetir la misma cifra de matriculaciones del año pasado, con un volumen en torno a las 700.000 operaciones; cifra que sigue siendo fiel reflejo de una demanda deprimida, cuando lo normal sería matricular en torno a 1,2 millones. Es cierto que los particulares están recuperando cierta confianza, pero no así las empresas, que son extremadamente prudentes en sus inversiones hasta no ver una situación económica más favorable, lo que explica que para el cierre del ejercicio este canal pueda situarse en una caída del 20%. Claramente, en un sector corcho como el nuestro, la recuperación está unida a la de nuestra economía, de ahí que hasta que el crédito no fluya no será fácil dar la vuelta a los números».

Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, afirmó que «como preveíamos desde los concesionarios, hemos conseguido mantener, por segundo mes consecutivo, la dinámica positiva en las compras de coches hechas por parte de las familias. Esta buena noticia no la veíamos en nuestro mercado desde hacía casi dos años, y está directamente relacionada con la «velocidad de crucero» que ya ha alcanzado el Plan PIVE. En cualquier caso, no podemos bajar la guardia porque, pese al repunte, seguimos en volúmenes de ventas preocupantemente bajos y, al mismo tiempo, estamos realizando desde hace muchos meses un tremendo esfuerzo en descuentos, lo que está yendo en contra de la rentabilidad de las redes de distribución. Confiamos que estos datos se afiancen en junio y podamos hablar de un cambio de tendencia real en las matriculaciones a particulares y que asimismo los otros dos canales, sobre todo el más castigado, que es el de empresas, contribuyan a alcanzar, por lo menos, un mercado similar al del año pasado».

Ir arriba