Dos autobuses híbridos que generan energía eléctrica se incorporan a la línea 5 de la EMT

La Alcaldesa Rita Barberá destaca el ahorro y la disminución de emisiones de CO2 de los vehículos. “Dos son los objetivos que persigue el Ayuntamiento con la entrada en servicio de estos nuevos autobuses ecológicos: el primero es el ahorro y el segundo continuar con la nuestra firme voluntad de reducir las emisiones de CO2 y el impacto medioambiental del transporte público”, ha afirmado la Alcaldesa después de comprobar, junto al Regidor Alberto Mendoza, el buen funcionamiento de dos nuevos autobuses híbridos que están equipados con motor diesel y con motor eléctrico, y que a partir del 16 de junio se incorporan a la línea 5 de la Empresa Municipal de Transportes.

Se trata de dos vehículos que fomentan el ahorro energético, ya que su uso comporta una reducción de combustible entre el 25 y el 30%, y también la reducción de emisiones, un aspecto de relevancia por la Alcaldesa, que lo ha incluido dentro de los aspectos positivos de la consideración de Valencia como ciudad inteligente. Rita Barberá ha acordado que la EMT cuenta con una flota ecológica, “que mejoraremos aumentando también la calidad del servicio y la comodidad del usuario, reforzando así nuestra apuesta por una movilidad urbana cada día más sostenible y eficiente”.

La Alcaldesa se ha extendido sobre algunos de los aspectos que caracterizan a estos dos autobuses híbridos que utilizan el motor como a generador de energía eléctrica que puede ser almacenada en el propio vehículo. Pueden funcionar incluso con el motor diesel apagado y siendo impulsados únicamente con la energía eléctrica que ellos mismos han producido, por la que cosa en ese momento no consumen combustible. “Si funcionan con el dispositivo eléctrico no gastan nada”, como ha dicho Rita Barberá.

Ha explicado igualmente la Alcaldesa que estos vehículos se han desarrollado dentro de un programa europeo conjunto con Madrid y Barcelona el nombre del que es Electrobus. El precio de cada un de los autobuses es de 350.000 euros, pero a esta cantidad hay que detraerle una subvención europea de 52.000 euros por cada vehículo. Rita Barberá ha recordado también que el 76% de los desplazamientos urbanos de Valencia se realizan en transporte público y ha resaltado, dentro de esa apuesta por la sostenibilidad, como se ha evitado la emisión de 55.000 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año al tener la EMT una flota de 480 autobuses 100% ecológica.