El escándalo de Volkswagen parece no tener fin

El escándalo de Volkswagen parece no tener finEl escándalo de Volkswagen parece no tener fin

El escándalo de Volkswagen parece no tener fin. Las verdaderas dimensiones de la crisis que rodea Volkswagen AG ya no están claras.

En sus inicios el 18 de septiembre, se pensaba que solamente afectaba a un tipo de contaminante en un tipo de motor, y sólo a una de las ocho marcas de automóviles del grupo Volkswagen.

Los problemas de Volkswagen se han extendido rápidamente desde múltiples frentes. La EPA ha involucrado a Porsche  y a Audi, que se había escapado hasta ahora del escándalo. Volkswagen ha encontrado calificaciones de emisiones inexactas en unos 800.000 coches, no todos motores diesel.

Los analistas esperan ahora revelaciones más dolorosas conforme las investigaciones internas y externas aumentan. Y en ausencia de pistas claras acerca de un arreglo, un plan de compensación o el progreso de la investigación de volkswagen, han comenzado a preguntarse si el equipo ejecutivo renovado de Volkswagen tiene suficiente valía para enfrentarse y solucionar la crisis.

“Es un como un virus que está extendiendo”, dijo Dave Sullivan, analista de AutoPacific.”Con cada nueva pieza de información que se conoce, se excava  con el cuchillo  un poco más y se produce más duda y el escepticismo de la profundidad de esta crisis .”

La revelación de la EPA la semana pasada de que un dispositivo de desactivación de software había sido detectado en los motores 3.0 litros V-6 diesel de Volkswagen parecía coger Volkswagen con la guardia baja, aumentando las preocupaciones de la comunidad de inversores sobre la intensidad y la integridad de la investigación interna de Volkswagen.

“Fundamentalmente hablando, Volkswagen normalmente no deben valorarse por debajo de 200 euros (215$ ) por acción”, dijo Arndt Ellinghorst, jefe global de investigación automotriz en Evercore ISI, que sigue de cerca Volkswagen. “Y sin embargo, la acción cotiza a la mitad de ese precio. Esto demuestra el mercado financiero ha perdido claramente toda confianza, y  no hay suficiente visibilidad para confiar en nadie de la empresa en este momento.”

Incluso antes de la semana pasada, la escalada de los problemas de Volkswagen fue desalentadora.Unos 11 millones de automóviles diesel en todo el mundo, el valor de las ventas del grupo a nivel mundial en más o menos un año, estaban afectados por algún tipo de software o hardware para ponerlos en conformidad con las regulaciones. Las demandas de los clientes enojados se acumulan. Y las agencias reguladoras de todo el mundo han iniciado investigaciones.

Volkswagen revisó su gestión y estructura corporativa, nombrando al jefe de Porsche, Matthias Müller.

Ahora que Porsche también está envuelta en el escándalo, el propio Matthias Müller podría ir al banquillo. Dirigió Porsche durante casi seis años.

“En cuanto a los funcionarios de la justicia de Estados Unidos, va a ser mucho más difícil para Matthias Müller liderar los esfuerzos de Volkswagen para descubrir el fraude detrás del escándalo”, dijo Ferdinand Dudenhoeffer, jefe del Centro de Investigación Automotriz de la Universidad de Duisburg-Essen en Alemania dice autonews.

En su anuncio de la semana pasada, Volkswagen dijo que su investigación diesel  encontró que la compañía había tergiversado sus emisiones de CO2 en aproximadamente 800 mil coches vendidos, en la calificación de economía de combustible los datos fueron inflados en un 10 a 15 por ciento en algunos casos. Estos vehículos incluyen no sólo las versiones de línea BlueMotion de Vokswagen de los motores diesel que dicen ser respetuosos del medio ambiente, sino también algunos 98.000 unidades de motores de 1,4 litros de gasolina ACT de Volkswagen. También se dice que los vehículos de lujo del grupo Volkswagen están afectados en Europa y pueden ser 200.000 unidades.

En un comunicado, la junta supervisora ​​de Volkswagen dijo que estaba “profundamente preocupada” por los errores de CO2. Matthias Müller dijo que el consejo de administración de Volkswagen “lamenta profundamente” la situación e hizo hincapié en que la investigación no dejará piedra sin remover.

“No vamos a parar en nada ni nadie”, dijo Matthias Müller. “Este es un proceso doloroso, pero es nuestra única alternativa. Para nosotros, lo único que cuenta es la verdad.”

“Descubrir dos casos separados de fraude aparente es sorprendente, por lo que parece cada vez más claro que la organización no estaba bajo control antes de esta crisis”, dijo el analista de Exane BNP Paribas Stuart Pearson. “Lo que es frustrante es la falta de visibilidad. Los mercados no saben qué más se encuentra.”

Además de la presión de los inversores, el gobierno alemán ha ordenado controles a gran escala de los coches del Grupo Volkswagen bajo la supervisión del regulador de la industria automotriz del país, prefiriendo no confiar a Volkswagen la tarea.

Varios ingenieros de Volkswagen han admitido la manipulación de los datos de emisiones de dióxido de carbono debido a las metas establecidas por el ex CEO Martin Winterkorn eran difíciles de conseguir, según el Bild am Sonntag .

El diario dijo que los ingenieros de Volkswagen manipularon la presión de los neumáticos y el diesel mezclado con su aceite de motor para hacer que consumieran menos combustible, un engaño que se inició en 2013 y continuó hasta la primavera de 2015.

Según Bild, Winterkorn declaró en el Auto Show de Ginebra en marzo de 2012, que Volkswagen quería reducir sus emisiones de CO2 en un 30 por ciento para el 2015 y los ingenieros no se atrevieron a decirle que esto sería difícil de lograr.

Un ingeniero que trabaja en la sede de la compañía en el departamento de I + D en Wolfsburg decidió destapar el asunto a finales del mes pasado cuando dijo a sus superiores lo que estaba pasando.

Volkswagen of America enviará tarjetas de crédito prepagadas a miles de propietarios de vehículos diésel en las próximas semanas como un gesto de buena voluntad para calmar las preocupaciones sobre su escándalo de las emisiones de diesel. Volkswagen of America ofrecerá  500$ a los propietarios de los vehículos diesel de 2.0 litros con el sofrware ilegal de emisiones como parte de un paquete de “buena voluntad”, dirigido a calmar los clientes afectados por el engaño de la compañía. También parece que dará otros 500$ canjeables en los concesionarios

Los analistas dijeron que Volkswagen no puede permitirse el lujo de esperar mucho más para proyectar control y esclarecer claramente el alcance de la fechoría. “Volkswagen tiene que trazar una línea sobre el tema y decir que ha tenido una auditoría a fondo y no existen más irregularidades”, dijo Pearson. “Hasta que se sientan cómodos diciendo que, creo que va a ser difícil para la mayoría de los inversores comprar acciones.”

Ellinghorst dijo Vokkswagen necesita terminar esa tarea dentro de varias semanas. “El gran temor es el goteo interminable de titulares negativos”, dijo. “Incluso para una empresa tan compleja como Volkswagen, esto no debería ser fácil.”

Los ejecutivos de Volkswagen están preocupados sobre sus viajes a Estados Unidos por miedo a ser interrogados tras conocer que investigadores de Washington habían confiscado el pasaporte de un ejecutivo, cuyo nombre no ha sido desvelado, que se encontraba de visita en el país, según fuentes de la compañía al diario alemán Suddeutsche Zeitung.

Volkswagen todavía no ha empezado con las reparaciones de los vehículos. Dice que asumirá los gastos y las multas. En el mes de enero de 2016 volkswagen empezará con su programa de reparaciones.

Esperamos que se mantengan los puestos de trabajo y las inversiones en las plantas españolas del Grupo Volkswagen.

El Consejo de supervisión de Volkswagen Group fue reúne hoy para discutir la crisis de las emisiones, que ahora se ha ampliado después del escándalo de las emisiones de CO2 que afectan 800.000 coches vendidos en Europa. Recordemos que los multimillonarios costes que deberá afrontar Volkswagen se verán incrementados después de que la compañía germana se haya ofrecido a asumir los costes fiscales extras en los que incurrieran los clientes afectados por el escándalo de las emisiones de CO2, que implica a unos 800.000 vehículos en Europa. El director general de Volkswagen Aktiengesellschaft, Matthias Müller, y el presidente del comité de empresa del grupo de Volkswagen AG, Bernd Osterloh, han acordado el procedimiento la inversión y la planificación  hoy (lunes). Una serie de conversaciones entre el Consejo de Administración y el órgano de representación de los empleados se llevará a cabo en los próximos diez días con el fin de encontrar un camino común para el futuro de la empresa.