” El PIVE 5 es un balón de oxígeno para un mercado aún en horas bajas”

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó  que el Plan PIVE 5 es un nuevo balón de oxígeno para un mercado todavía en horas bajas, pero lamentó que no se recuperen las ayudas a la compra de vehículos usados de la primera edición.

Sánchez Torres aseguró que obviar el vehículo de ocasión es obviar la realidad de movilidad de una buena parte de los españoles que lo sitúan ya como la primera opción de compra. De hecho, el mercado de VO cerró 2013 con un aumento superior al 4%, con más de 1,6 millones de unidades vendidas.

Con todo, el sector recibe el PIVE 5 con los brazos abiertos, ya que permitirá dinamizar un mercado todavía debilitado, impulsando las matriculaciones hasta las 800.000 unidades en 2014, lo que supondrá un crecimiento del 11%, con respecto al año pasado.

Según la patronal, el nuevo PIVE dinamizará la compra de 175.000 vehículos, de los que 80.000 no se producirían sin este estímulo a la compra, al tiempo que propiciará la renovación del parque, facilitando el achatarramiento de aquellos más viejos, más contaminantes y potencialmente más peligrosos. Los vehículos alta edad son los que concentran mayor tasa de mortandad hasta el punto de que las posibilidades de fallecer en un accidente se triplican si tienen entre 10 y 14 años, máxime si no han sido comercializados por profesionales.

Además, este impulso a las ventas permitirá que las redes de distribución comiencen a fortalecer su músculo financiero y, lo que es más importante, detener la pérdida en este sector de más de 3.500 empresas y unos 45.000 puestos de trabajo desde el inicio de la crisis. La previsión es que los concesionarios, que rozaron el breakeven a finales del pasado año, se muevan en una rentabilidad positiva a lo largo de 2014.