FACUA recomienda a los afectados por el fraude Volkswagen no acudir a la llamada a revisión

FACUA recomienda a los afectados por el fraude Volkswagen no acudir a la llamada a revisiónFACUA recomienda a los afectados por el fraude Volkswagen no acudir a la llamada a revisión

FACUA recomienda a los afectados por el fraude Volkswagen no acudir a la llamada a revisión.  FACUA-Consumidores en Acción recomienda a los afectados por el fraude Volkswagen que no acudan a la llamada a revisión que la empresa pretende realizar. La multinacional alemana ha comenzado a contactar en España con los propietarios de vehículos diésel cuyos motores cuentan con un software que manipula las emisiones de dióxidos de nitrógeno (NOx). En su comunicación, la empresa les avisa de que próximamente podrán llevar sus coches a los servicios oficiales de las marcas afectadas (Seat, Volkswagen, Skoda y Audi) donde podrán someterlos a una “actualización de software” para que las emisiones de NOx estén por debajo de los máximos permitidos por la ley.

La asociación destaca que en dicha comunicación la empresa sigue sin especificar si los cambios que pretende realizar en los motores afectados (todos diésel, modelo EA 189 TDI 1.6, 2.0 y 1.2) también provocarán cambios en las prestaciones de los vehículos, tales como la potencia del motor o el consumo de combustible.

Volkswagen continúa sin aclarar cómo funciona el mecanismo que permite manipular las emisiones contaminantes del coche cuando está siendo sometido a una prueba en un laboratorio, más allá de que el vehículo está programado para hacerlo. Mientras la empresa no confirme el proceso técnico específico, es imposible conocer si la llamada a revisión que la empresa haga implicará el mantenimiento de las condiciones de fábrica del coche, advierte la asociación.

FACUA recuerda que dada la situación, no es posible discernir qué tipo de modificación hay que hacerle a los casi 700.000 vehículos afectados en España. Por este motivo, la asociación también desaconseja a los afectados llevar el vehículo a ningún mecánico, ni para realizar un peritaje al coche en relación al software que manipula las emisiones ni para hacerle ninguna modificación relacionada con esta cuestión.

Volkswagen está contactando con los afectados para avisar de próximas llamadas a revisión sin que el Gobierno alemán ni el español (en el caso de los automóviles Seat afectados, homologados en España) hayan anunciado que autorizan los distintos tipos de revisiones que pretende realizar la multinacional.