La Directora General de la DGT pide que Tecnologías para la seguridad activa y Educación Vial se tiendan la mano.

La Directora General de la DGT pide que Tecnologías para la seguridad activa y Educación Vial se tiendan la mano.La Directora General de la DGT pide que Tecnologías para la seguridad activa y Educación Vial se tiendan la mano.

 “Educación vial  e investigación en tecnologías deben tenderse una mano en lugar de caminar por caminos antagónicos” es la conclusión y petición lanzada por la Directora General de la DGT durante la clausura de la I Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y FESVIAL, y promovida por Belron® Group,  a la que pertenece Carglass® España, que se ha celebrado en Madrid con el objetivo de abrir un debate hacia el futuro que representan las nuevas tecnologías en los vehículos y su vinculación directa con la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad.

Esta primera jornada ha contado con el apoyo y colaboración de la Dirección General de Tráfico (Mº del Interior), Dirección General de Transportes (Mº de Fomento) y la participación de AESLEME, AECA (ITV), Belron® Technical, CESVIMAP, CNAE, McKinsey  y Volvo.

Promovida por Carglass® España, la jornada fue inaugurada por Luis Montoro, Catedrático de Seguridad Vial y presidente de FESVIAL, que manifestó “la importancia de que usuarios y conductores aprendamos a conocer y utilizar todas las herramientas y tecnologías, que cada vez equipan mas los vehículos en materia de ayudas a la conducción, y no convertirnos en la pieza menos inteligente y que menos evoluciona de las que conforman la seguridad vial”.

En la sesión inaugural el profesor Montoro estuvo acompañado por Alicia Rubio Fernandez, Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre (Ministerio de Fomento) y por Jaime Moreno, Subdirector de Movilidad de la DGT, que insistieron en la preocupación por parte de la Administración del Estado en que normativas y regulaciones se adapten rápidamente a las nuevas equipaciones tecnológicas de los vehículos y que ayuden a conseguir el objetivo cero en 2020.

Mar Cogollos, presidenta de AESLEME, subrayó que “de poco nos sirven toda las tecnologías y ayudas aplicadas a la conducción y medidas de seguridad activa y pasiva,  si no nos formamos y adaptamos continuamente y hacemos un uso responsable de ellas. Un vehículo mas seguro no significa que podamos asumir mas riesgos innecesariamente. Un accidente causado por exceso de velocidad, por ejemplo, tendrá unas consecuencias igualmente graves equipe o no las ultimas tecnologías”

Luis Rivas, Secretario General de AECA ITV, mostró su preocupación para que “las Administraciones y organismos competentes en materia de Inspección Técnica de Vehículos se adapten normativamente y actualicen formativamente a las nuevas tecnologías y medidas de seguridad, tanto activas como pasivas, que vienen equipando las nuevas gamas de vehículos”.

En esta primera mesa englobada bajo la pregunta:¿Nos siguen protegiendo los vehículos, en caso de accidente, aunque en ocasiones hagamos un mal uso o un uso no adecuado de sus componentes? Ana Blanco Bergareche, Subdirectora Adjunta de  Circulación de DGT, que expuso la postura de la DGT sobre las nuevas tecnologías aplicadas a la Seguridad Vial; y por Roberto Ramos, Técnico Auditor de la CNAE.

Johan Mortier, Director Técnico ce Belron®International, expuso a los presentes la importancia del parabrisas en su relación con la efectividad de las medidas de seguridad del vehículo, especialmente con el comportamiento correcto del airbag. Tambien hizo especial hincapié en “el aporte del parabrisas a la resistencia estructural del vehículo en cerca de un 30%, en caso de vuelco”.

Johan Mortier, en relación con la preocupación manifestada por el representante de las ITV en España, Luis Rivas, insistió  en “la importancia de que los usuarios sean conscientes de realizar un correcto calibrado de las medidas de seguridad que, englobadas en los sistemas ADAS, deben realizarse una vez sustituida la luna del vehículo a consecuencia de una rotura. Actualmente, la mayoría de sensores y cámaras de los sistemas ADAS (Asistencia a la frenada, detección de cambio involuntario de carril, etc..) están ubicados en los parabrisas de cada vez mayor porcentaje de vehículos. De hecho, con un horizonte en el año 2020, cerca del 90 por 100 de los vehículos equiparan algún tipo de medida dentro del sistema ADAS”.

La segunda mesa, en la que participó Johan Mortier, conto con la participación de Jesús Martin, director de Posventa de Volvo, que hablo de la preocupación por la seguridad vial en el ADN de este fabricante de vehículos desde sus orígenes; Álvaro Aguilar, de la consultora McKinsey, que analizó las consecuencias que para el sector asegurador representan las nuevas tecnologías en el automóvil para reducir la siniestralidad, sus responsabilidades ultimas en caso de errores y el nuevo cálculo de primas en consecuencia. Esta mesa, amparada bajo el titulo, Las tecnologías aplicadas al vehículo ¿Qué hemos realizado y qué nos queda por hacer para mejorar su seguridad? tuvo como ultimo ponente a Ignacio Juárez, Gerente de CESVIMAP, que habló de la influencia en la reducción de la siniestralidad que representan las investigaciones en tecnología aplicadas a la seguridad vial, especialmente en el salto cualitativo desde los sistemas ADAS al coche autónomo.

La jornada estuvo coordinada y presentada por Carlos García Hirschfeld, director del programa de RTVE Seguridad Vital, que moderó dos interesantes mesas redondas en las que participaron representantes de empresas, organismos, instituciones y fundaciones con alta vinculación con la seguridad vial.

Esta jornada, promovida por Carglass®España perteneciente al Grupo Belron®, pretende ser el primer paso de una serie encaminada a la concienciación y análisis del reto que representan el uso adecuado de las nuevas tecnologías en los vehículos para que sus resultados, en materia de seguridad vial y reducción de siniestralidad, cumplan el objetivo último para el que se han diseñado.

CARGLASS SE ADAPTA A LAS NUEVAS TECNOLOGIAS EN LOS VEHICULOS

Cada vez son más los vehículos que están equipados con cámaras que detectan las líneas que delimitan los carriles de la carretera alertando del cambio involuntario de carril o la proximidad de un obstáculo activando el frenado automático… En  la mayoría de los casos estos sistemas de asistencia a la conducción necesitan ser calibrados una vez que ha sido necesaria la sustitución del parabrisas o una labor de mantenimiento.

En opinión de Amaro López, Director General de Carglass®España, “Es nuestra responsabilidad como profesionales de la cristalería del automóvil, cumplir con los requerimientos que nos dictan los fabricantes, como es en este caso la calibración de cámaras una vez sustituido el parabrisas”.

“Hay que tener muy presente que el parabrisas es una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo, además de aportar, como mínimo, el 30% de la rigidez estructural de la carrocería y ser una pieza clave para el correcto funcionamiento del airbag. Ahora el parabrisas, se utiliza para instalar cámaras y sensores de ADAS”  asegura Amaro López.

A medida que los sistemas de seguridad más avanzados van creciendo exponencialmente en nuestro parque automovilístico, la necesidad de contar con la adecuada tecnología de calibración de sensores se hace cada vez mayor, ya que un sistema mal calibrado que recibe una señal errónea o imprecisa podría reportar indicaciones o tomar decisiones erróneas que afecten a la conducción y a la seguridad.

Siguiendo la política del grupo Belron® según la cual la seguridad tiene una prioridad absoluta en todos nuestros trabajos, Carglass® se encarga de realizar el calibrado de  cámaras  en todos los casos en los que el fabricante lo especifique.

Tráfico establece las condiciones para el uso de los sistemas de estacionamiento asistido de los coches.

La Dirección General de Tráfico ha dictado una instrucción por la que se regula el uso de los sistemas de ayuda al estacionamiento que cada vez más modelos de automóviles equipan.

Gracias al uso de las nuevas tecnologías,  los sistemas de ayuda al estacionamiento permiten, la realización de una de las maniobras más frecuentes que se realizan en las vías urbanas, facilitando así al conductor, que voluntariamente los use, la maniobra de estacionamiento del vehículo en condiciones de seguridad y comodidad.

En la actualidad, se está generalizando la penetración en el mercado de este los sistemas adaptados de ayuda a la conducción, (ADAS: Advanced Driver Assistance Systems). Entre los ADAS están cada vez más presentes los sistema de ayuda al estacionamiento, por este motivo la Dirección General de Tráfico ha publicado una instrucción que define qué es el sistema de estacionamiento asistido y cuáles son las condiciones básicas de uso de este avance tecnológico que facilita y hace más segura  la tarea de la conducción.

Esta ayuda a la conducción actúa de manera automatizada sobre la dirección y/o el sistema de frenado y aceleración del vehículo y  permite realizar la maniobra sin la intervención directa del conductor sobre el volante y/o pedal del freno y acelerador, lo que manifiesta una vez más el cambio de paradigma en la industria de la automoción que culminará con la conducción plenamente automatizada.

El uso de este sistema puede emplearse en las vías abiertas al tráfico siempre que se cumplan las condiciones de seguridad establecidas en la normativa del mecanismo de dirección de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE) y se mantenga la distancia máxima de 15 metros entre la sección de inicio y final de la maniobra.

Si el control de los mandos del vehículo se realiza desde fuera del habitáculo, la maniobra se realizará a una velocidad máxima de 5km/h y  la posición del conductor será tal que le permitirá mantener su libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente. En todo caso la distancia entre  el conductor y el vehículo será  inferior a 4 metros.

Como ya ocurre con otros sistemas avanzados de ayuda el conductor, como por ejemplo: la frenada autónoma de emergencia, el control adaptativo de la velocidad o el asistente de cambio involuntario de carril, el conductor es el responsable de la conducción del vehículo.

Con el objetivo de tener un mayor conocimiento de la implantación de los ADAS en los vehículos que circulan por nuestras carreteras y su impacto en la reducción de la siniestralidad, se podrán registrar en el Registro de Vehículos de la DGT.

Además, esta anotación permitiría a que un futuro se pueda valorar, en su caso, la necesidad de una modificación normativa que permitiera a criterio del aspirante obtener un permiso restringido, al igual que ya ocurre para los vehículos automáticos, para la conducción exclusiva de vehículos que cuenten con un sistema de estacionamiento asistido, sin que para ello fuera necesario realizar en las pruebas para su obtención la maniobra completa de estacionamiento en los términos actuales.