Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon ValleyLas empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Las empresas de automóviles deberían crear su Silicon Valley. En 1888, Bertha Benz hizo el primer viaje por carretera, de Mannheim, Alemania, al conducir un coche pionero construido por su marido, Karl.

Fabricantes alemanes, en particular Mercedes, han ofrecido la tecnología semiautónoma similar en vehículos de producción por un tiempo. Pero han cosechado mucho menos elogios medios de Tesla, que se atrevió a ampliar el elemento de manos libres.

BMW, Mercedes-Benz y Audi anunciaron en agosto que se unían para comprar el servicio de mapas de Nokia Here. Lo que proporciona a a los fabricantes acceder a la cartografía mucho más rica para la conducción autónoma y también a los datos necesarios para suministrar los servicios de localización que se prevé que crezcan cada vez más en importancia cuando los coches se vuelven más conectados.

Los fabricantes de automóviles premium alemanes no son los únicos fabricantes de automóviles preocupados por Silicon Valley, en particular cuando Google y, según informes  Apple están buscando  construir coches. Samsung también investiga para sacar su propio vehículo.

Apple y Google será propietario de su software, que no liberará. No compartirán sus licencias.

“El cambio que se avecina, la siguiente fase en el desarrollo de nuestra industria, bien puede ser tan grande como la revolución que creamos cuando nos abrió la posibilidad de la propiedad de automóviles a las masas con el Modelo T,” Ford CEO Europa Jim Farley dijo  este mes en Barcelona, ​​España.

General Motors es una empresa que no está convencida en la huida hacia adelante de los fabricantes de automóviles por establecerse en silicon Valley  y de la red con nuevas empresas.

Toyota está experimentando en inteligencia artificial para sus vehículos y es uno de los que más han apostado por la hibridación y electrificación.

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Bosch ha invertido 310 millones de euros en su nuevo campus de investigación en ingeniería en Renningen (Alemania), que busca fomentar la colaboración interdisciplinar y en el que unos 1.700 profesionales llevarán a cabo labores de investigación industrial aplicada.

La esperanza para el futuro es que se creen cada vez más innovaciones en Renningen que mejoren la calidad de vida. El campus reúne muchas disciplinas de la ciencia y la tecnología. Ya sea en las áreas de Ingeniería eléctrica, ingeniería mecánica, informática, analítica, química, física, biología o tecnología de microsistemas, un total de 1.200 empleados en investigación empresarial e ingeniería avanzada y más de 500 estudiantes de doctorado y becarios, están ya trabajando en Renningen para afrontar los desafíos técnicos del futuro. Hasta ahora, estos investigadores estaban distribuidos en tres emplazamientos en el área metropolitana de Stuttgart.

Las grandes empresas como Bosch tienen que crear el ambiente propicio en el que la compañía y el espíritu empresarial puedan florecer. Bosch lidera este pensamiento con su propio ejemplo. La compañía ha creado su propia ‘plataforma start-up’ para nuevas áreas de negocio. Denner subrayó que si el modelo de Silicon Valley es realmente el camino a seguir para Europa, “tenemos que aprender a tomar riesgos”.

En las amplias instalaciones de investigación del campus hay mucho espacio para poner a prueba el robot agrícola. Además del edificio principal, hay once edificios de laboratorios y talleres, así como dos edificios destinados al mantenimiento de las instalaciones. También hay una moderna pista de pruebas para probar sistemas de asistencia al conductor. Para determinar cómo se deberían distribuir los empleados en los edificios, se ha empleado una matriz interconectada. La elección se basó en el análisis de la intensidad con la que las disciplinas individuales se intercambian información entre sí. Cuanto más juntas trabajen las unidades que tienen mayor interacción, más corta es la distancia física entre ellos en el nuevo campus.

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Bosch dedica especial atención a las condiciones de trabajo en Renningen. Ya sea dentro o fuera, los investigadores se encontrarán con un ambiente de trabajo moderno.

Las conexiones Wifi están disponibles en todos los edificios y en cualquier parte del campus. Ordenadores portátiles, tablets y voz a través de internet significa que se puede trabajar en cualquier rincón del campus.

Las oficinas se han diseñado sobre la base de un análisis exhaustivo del proceso de innovación. Cuando están explorando las ideas, los investigadores necesitan, sobre todo, tener paz y tranquilidad. En un proceso más avanzado, el intercambio y la colaboración con otros adquieren mayor importancia. Estas fases, así como los deseos de los empleados, han sido tenidas en cuenta a la hora de planificar el complejo.

El resultado de la consulta conjunta con todos los involucrados era un concepto de diseño de las oficinas completamente nuevo. Aparte de los lugares de trabajo individuales, 270 salas de reuniones de diferentes tamaños son la característica más sobresaliente del campus, lo que significa que hay espacio suficiente para desarrollar tanto una actividad específica como para realizar el trabajo en equipo. Por término medio, cada empleado está a tan sólo diez metros de la sala de reuniones más próxima y, por ello, posiblemente también del desarrollo de la próxima innovación.

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Las empresas de automóviles europeas deberían crear su Silicon Valley

Valencia podría ser el nuevo Silicon Valley. Tiene lugares como la politécnica, el Circuito Ricardo Tormo o la Marina donde se podrían establecer los centros de I+D de las empresas de automóviles de Europa. Valencia tiene el ingenio y la creatividad, expresados en las fallas, para poder pilotar la expansión que las nuevas tecnologías, la informática, el software, el análisis de datos, las comunicaciones, las aplicaciones móviles, la inteligencia artificial van a experimentar. La hibridación y electrificación, el abandono de progresivo de los combustibles fósiles como fuente de energía. Es la nueva revolución que va a experimentar la industria del automóvil.

Los coches en el futuro más próximo van a ser autónomos, electrificados y más seguros. Valencia, el cluster de la automoción y las marcas deben posicionarse para hacer frente a los retos del futuro. En lugar de hacer acciones aisladas, ya que formamos parte de la Comunidad Europea se debería aunar los esfuerzos.

El que tenga la tecnología en el futuro es el que prevalecerá sobre el resto. Europa lleva retraso con respecto a lo que significa para Estados Unidos tener su Silicon Valley pero ahora debería crearlo, fomentar la audacia y aunar esfuerzos.

Esperamos que las autoridades sean conscientes de la ventana de oportunidad para el empleo y para la Comunidad Valenciana que se abre y sepan aprovecharla.

No se debe permitir que el talento emigre a Estados Unidos porque presenta mayores oportunidades. Hay que apoyar el talento y las iniciativas.

Varias marcas europeas lo han entendido, el ejemplo es Bosch que ha creado Campus de la innovación en Renningen.

Pensamos que deberá hacerse de manera conjunta por parte de todas las marcas.

Lo paradójico del caso es que marcas como Audi y Mercedes-Benz ha experimentado con prototipos de vehículos autónomos pero no han tenido la repercusión mediática que si que ha tenido Tesla. Volvo está iniciando pruebas de autoconducción.

Aprendamos de los americanos y construyamos nuestro Silicon Valley donde se creen las sinergías y la base de conocimiento, investigación y desarrollo para hacer frente a los retos del futuro.

Si Europa no es capaz de crear su Silicon Valley sus vehículos quedarán obsoletos y a merced de los avances de los Estados Unidos en la materia.