Los fabricantes de coches, condenados a fusionarse

El desarrollo tecnológico y en seguridad de los coches obligará a disparar la inversión por parte de los fabricantes en el futuro, lo que representará un reto para su rentabilidad. A ello se sumarán caídas en mercados clave, como el estadounidense o el chino, según pone de manifiesto un informe elaborado por la consultora AlixPartners.

El informe asegura que los fabricantes tradicionales de coches tendrán que basar su negocio en coches “conectados, autónomos, alquilados por horas y eléctricos”. Para atender a estos cuatro grandes frentes, las automovilísticas no van a tener más remedio que fusionarse, si quieren tener el capital suficiente para invertir.

Este punto de vista coincide completamente con el que ya tienen algunas personalidades del sector, como Sergio Marchionne, director ejecutivo de Fiat Chrysler, que está haciendo todo lo posible por encontrar un partner para fusionarse y, de esa forma, poder hacer frente a los retos del futuro.

AlixPartners considera sin embargo que hay otras opciones, además de las fusiones, como son el desarrollo nuevas tecnologías en el propio fabricante o partenariados concretos entre fabricantes y firmas tecnológicas.

En la actualidad hay nueve acuerdos globales en los que diferentes fabricantes poseen accione en otros. Además, a 16 joint ventures, 17 alianzas de ensamblaje y 15 técnicas, dice el informe. Estas alianzas se han ido convirtiendo en algo común.

AlixPartners apunta que las ventas en todo el mundo crecerán a un ritmo del 2,6% anual en los próximos siete años, un poco por debajo de lo visto en el anterior septenio, cuando lo hacían al 3,1%

Respecto al vehículo conectado, la consultora augura que este mercado se incrementará hasta los 40.000 millones de dólares en todo el mundo hacia 2018. Además, el número de usuarios de car sharing ha crecido un 39% desde 2006, y se espera que crezca un 32% hasta 2020, hasta los 26 millones.

Finalmente, se espera que las ventas de coches eléctricos anuales en 2025 sean de 6,5 millones en el mundo, suponiendo un 6% del total de matriculaciones, según el estudio. Vía faconauto