Nuevo Honda Civic Type R

Tras una espera de varios años, en 2015 presenciaremos la llegada de unos de los hatchback más deseados del mundo: el Honda Civic Type R. Anunciado como el “coche de competición para la carretera”, el nuevo Civic Type R está equipado con el motor Type R más agresivo y de mayor rendimiento que se haya desarrollado jamás, y se espera que establezca nuevos estándares en el segmento de los modelos de cinco puertas de alto rendimiento con tracción delantera.

Los ingenieros de Honda, partiendo del concepto japonés “Buttigiri”, que significa “romper con todo y dejarlo atrás”, tenían como objetivo desarrollar un Type R que superara las altas expectativas propias de la insignia roja, reservada para los monoplazas de Fórmula 1 y para los modelos más extremos de la marca. El nuevo Civic Type R se ha diseñado para proporcionar un rendimiento dinámico y líder en su clase, ya sea en vías rápidas, por carreteras sinuosas o en circuitos. Además, también ofrece una gran facilidad de conducción y la funcionalidad que cabe esperar de un Civic.

Una aplicación de primer nivel del nuevo motor VTEC TURBO de Honda, un estilo agresivo orientado a la funcionalidad y nuevas tecnologías pioneras en el chasis se combinan para ofrecer una de las experiencias de conducción más gratificantes y auténticas disponibles en cualquier segmento. El Civic Type R responde igualmente bien a la hora de ofrecer esta experiencia tanto en la carretera como en la pista, con solo pulsar un botón.

El nuevo Civic Type R 2015 marca el comienzo de una nueva era de rendimiento para Honda al fundamentarse en su naturaleza basada en la competición para ofrecer el máximo nivel en la gama Civic.

El nuevo Civic Type R, que forma parte de la gama de vehículos completamente nuevos y de próxima generación de Honda para 2015, es un ejemplo del enfoque pionero de la marca de ofrecer una innovación tecnológica capaz de facilitar la vida a sus clientes. Disponible únicamente como modelo de cinco puertas, catapultará de nuevo a Honda dentro del segmento de los compactos de cinco puertas con tracción delantera cuando se ponga a la venta en Europa a partir de julio de 2015.

55302_2015_Honda_Civic_Type_R

 Nuevo motor VTEC TURBO de 2.0 litros, de altas revoluciones y lleno de carácter, con mayores niveles de potencia, par y respuesta que ningún otro motor fabricado por Honda hasta la fecha

  • Motor de gasolina VTEC TURBO de 2.0 litros turboalimentado de inyección directa
  • Tecnologías avanzadas que mejoran los niveles de potencia, respuesta y eficiencia
  • Sistemas de refrigeración que permiten una alta potencia y un rendimiento continuo a altas velocidades
  • Transmisión manual de seis velocidades con un cambio muy directo que consigue transmitir grandes sensaciones al conductor
  • Sistema de escape de cuatro salidas perfeccionado en términos de sonoridad y rendimiento

Bajo el capó del nuevo Civic Type R, se aloja el nuevo motor de gasolina VTEC TURBO de 2.0 litros turboalimentado y de inyección directa, que proporciona unos niveles de potencia, par y rendimiento incomparables en el segmento de los hatchbackcon tracción delantera. Ofrece una potencia máxima de 310 CV* a 6500 rpm y un par máximo de 400 Nm* a 2500 rpm (ambas cifras superiores a las de cualquier otro modelo Type R de Honda).

Como referencia visual de la inspiración que esconde la marca Type R, la tapa de los árboles de levas en rojo brillante y el colector de admisión en aluminio recuerdan a los Civic que participan en el Campeonato Mundial de Turismos WTCC de 2015.

Al aplicar la máxima velocidad a 7.000 rpm, el motor —que forma parte de la serie Earth Dreams Technology de nueva generación de Honda—acciona un nuevo sistema avanzado de turbocompresión que incorpora la legendaria tecnología de control electrónico variable de apertura y elevación de válvulas (VTEC) y control de de distribución variable dual (VTC), tecnologías que proporcionan respuesta desde los niveles bajos y una entrega de aceleración continua.

Al combinar un turbocompresor con las tecnologías VTEC y VTC, se obtienen diversas ventajas en términos de potencia, eficiencia y funcionalidad. La tecnología Dual VTC permite un cierto solapamiento en la distribución de las válvulas, que se controla de forma precisa en un amplio intervalo de revoluciones a fin de mejorar la capacidad de respuesta y la eficiencia. La tecnología VTEC modifica el grado de elevación de la válvula de escape, aumentando la presión de escape para reducir el retardo de respuesta del turbo a bajas revoluciones, a la vez que ofrece una mayor respuesta a elevadas vueltas. Gracias a las ventajas que ofrecen estas tecnologías, se puede utilizar un turbocompresor de un solo rotor para conseguir una punta de potencia única en su clase, manteniendo una respuesta a bajas vueltas del motor y una entrega de potencia a altas revoluciones. Para ofrecer una mayor capacidad de respuesta, el turbocompresor incorpora una válvula de descarga electrónica que ofrece un mayor grado de libertad en el control de la presión de la inducción en comparación con una unidad convencional.

El turbocompresor se combina con unos pistones de fundición de aluminio, unos balancines VTEC de aluminio, unas bielas forjadas y un cigüeñal ligero para minimizar el peso general, el tamaño y el momento de inercia del motor.

Las tecnologías de combustión de alta precisión no solo contribuyen a mejorar la potencia del motor, sino que también optimizan el nivel de ahorro de combustible y de emisiones de CO2. La clave de estas tecnologías radica en un sistema de inyección directa que evita que el combustible se quede en los conductos de admisión al inyectarlo directamente en los cilindros y haciendo circular aire únicamente a través de los conductos, con la ayuda del control de inyección multipunto de Honda. Se utiliza un inyector de alta presión (20 MPa) para aumentar en gran medida la pulverización del combustible, lo que se suma a una mejora del caudal del 85 % y a un aumento de la presión del combustible del 45 % con respecto a un sistema convencional basado en bomba de combustible.

Los ingenieros de Honda trabajaron con gran meticulosidad para garantizar que, una vez que el combustible se inyectase en el cilindro, los colectores de admisión variable contribuyeran a la uniformidad de la mezcla de combustible dentro del cilindro. La morfología de la cabeza de los pistones y los conductos de admisión se optimizaron por medio de amplios modelados y análisis de ingeniería asistida por ordenador a fin de que se combinasen de tal forma que se generase una intensa turbulencia. De esta manera se consigue mejorar la mezcla de aire y combustible y, por tanto, la efectividad de la combustión. El sistema de corte de ralentí mejora aún más la eficiencia, y la respuesta inmediata del encendido garantiza una aceleración rápida cuando el vehículo está parado. En el modo +R, la función de corte de ralentí está desactivada.

El rendimiento arrollador del nuevo Civic Type R no tiene parangón en el segmento de los hatchback con tracción delantera: acelera de 0 a 100 km/h en tan solo

5,7 segundos, y su velocidad máxima, siempre que esté permitido, es de la inigualable cifra de 270 km/h. A pesar de su increíble rendimiento, el Civic Type R ofrece unas emisiones reducidas de CO2de solo 170 g/km y un consumo de combustible excepcional a altas velocidades, además de cumplir la normativa Euro 6 sobre emisiones.

El motor del nuevo Civic Type R ofrece una alta relación de compresión de 9,8 y es turboalimentado, características que hacen que la gestión térmica cobre protagonismo. Por esta razón, el equipo de ingeniería incorporó numerosas tecnologías de refrigeración, como la refrigeración de los pistones y la culata, las válvulas de escape refrigeradas por sodio y un intercambiador térmico de tipo aire-aire de alta capacidad. La culata cuenta con una camisa de agua de dos piezas, que disminuye la temperatura de los gases de escape y reduce de forma efectiva la temperatura de la cámara de combustión. Además, cada uno de los pistones cuenta con un canal de refrigeración que suministra un mayor flujo de aceite. Juntas, estas tecnologías de refrigeración garantizan que el motor genere siempre un alto nivel de potencia, incluso en condiciones de carga elevada y de altas velocidades de un circuito de competición.

Ya sea para mejorar los tiempos de vuelta en los circuitos de carreras, hacer las delicias del conductor en su carretera secundaria favorita o proporcionar la mejor comodidad día tras día, un buen motor requiere una buena transmisión. Así pues, se optó por una transmisión manual de seis velocidades con un cambio muy directo para mantener una conexión gratificante con el conductor y sacar también el máximo partido de la gran potencia, el firme par y las altas revoluciones que ofrece el motor.

El cambio de marchas se ha diseñado para ofrecer las mejores sensaciones en toda la historia de las versiones Type R. La rapidez de los cambios de marcha está directamente relacionada con los tiempos de vuelta en los circuitos de carreras, mientras que la sensación del cambio de marcha es fundamental a la hora de disfrutar de la conducción. El mismo recorrido de 40 mm que en el cambio del NSX-R de 2002 contribuye a un tiempo de cambio excepcionalmente rápido, pero esto no

sería posible sin que al mismo tiempo se redujese la fuerza necesaria para accionar la palanca de la caja de cambios. Gracias a un cambio sincronizado de gran capacidad, se ha conseguido reducir de forma significativa la resistencia mecánica, y la vibración producida cada vez que el embrague se acopla se ha eliminado mediante un volante de doble masa. Al aumentar la rigidez de cada una de las piezas, se ha conseguido mejorar en gran medida el control del cambio al pasar diagonalmente de segunda a tercera y de cuarta a quinta.

Cada una de las seis relaciones de cambio se ha optimizado para mejorar el rendimiento y se adapta a las curvas de par y de potencia del motor. Por ejemplo, la velocidad máxima de 270 km/h se alcanza en la sexta marcha, cuando se llega a la potencia máxima a 6.500 rpm.

La transmisión final se obtiene por medio de un diferencial autoblocante helicoidal con una capacidad de respuesta excepcional. Este tipo de diferencial mejora la tracción en los virajes, incluso en los más agresivos. Esta tecnología, en comparación con un diferencial tradicional, ha permitido reducir los tiempos de vuelta del nuevo Civic Type R en tres segundos por vuelta en la sección norte del circuito de Nürburgring.

En sintonía con el enfoque del nuevo Civic Type R, un radiador de aceite específico para la caja de cambios proporciona un rendimiento de refrigeración capaz de soportar condiciones continuadas de alta carga como las que se dan en un circuito de carreras. El radiador de aceite está instalado en la parte inferior de la transmisión y recibe aire frío por el cárter de la transmisión, con forma de aleta, que coincide con aspas de refrigeración en el protector del motor. A pesar de incluir un radiador de aceite, el uso de un cárter de gran rigidez contribuye a que la transmisión del nuevo Civic Type R sea la más ligera de su clase.

El sistema de escape de cuatro salidas se ha perfeccionado para ofrecer niveles optimizados de sonoridad y rendimiento, lo que queda claro desde el primer momento en que se arranca el motor del nuevo Civic Type R. El sistema es capaz de gestionar un mayor caudal de gases de escape al haberse alineado el tubo y eliminado el silenciador en la sección delantera. Por otro lado, el sonido del sistema de escape se ha optimizado al retirar el silenciador que se suele utilizar para amortiguar el ruido. En su lugar, un resonador situado en la sección trasera mantiene el ruido dentro de los niveles normalizados y reduce sólo determinadas

bandas de frecuencia. Los anclajes de montaje del sistema de escape también se han perfeccionado y permiten la incorporación de un segundo elemento para controlar el ruido dentro del sistema, a la vez que se asegura que el sonido de los gases de escape aumenta en consonancia con el par del motor.

55307_2015_Honda_Civic_Type_R

La función dicta la forma: diversas mejoras de estilo muy llamativas optimizan el flujo de aire para contribuir al rendimiento y la estabilidad

  • Características aerodinámicas que garantizan una elevación nula y una resistencia mínima
  • Control efectivo de la temperatura que contribuye a una refrigeración eficaz del motor y los frenos
  • Estilo y colores de la carrocería distintivos que hacen destacar al Type R
  • El enfoque centrado en el rendimiento abarca el diseño y las características del interior

Las modificaciones de estilo exclusivas del Civic Type R le dotan de una presencia agresiva y decidida, en la que casi todo tiene una finalidad funcional. El tamaño de los orificios de la parrilla del paragolpes delantero, por los que circula aire hasta el intercambiador térmico, se ha diseñado específicamente para minimizar las pérdidas aerodinámicas. Su diseño deportivo y aerodinámico refleja que se trata de un coche desarrollado principalmente para ofrecer un rendimiento impecable a altas velocidades. Gracias al énfasis puesto en la aerodinámica, se ha conseguido un coeficiente de elevación igual a cero y una resistencia mínima que proporciona un rendimiento aerodinámico líder en su clase.

En la estructura aerodinámica exclusiva del Civic Type R, se han utilizado elementos específicos que generan carga aerodinámica para crear una elevación general negativa poco común en el segmento y única en esta clase de vehículos en concreto. Al prestar especial atención al flujo de aire, no solo alrededor del coche sino también a través de él, se ha conseguido una elevación negativa (flujo de aire que empuja el coche contra la carretera) en los dos ejes, además de una resistencia aerodinámica mínima. Esto es especialmente destacable en la parte delantera del coche y permite una gran estabilidad a altas velocidades con una velocidad máxima líder en su clase de 270 km/h.

Para ello, esta cuarta generación del Civic Type R se sometió a análisis, pruebas y a un desarrollo exhaustivo en materia de aerodinámica. El equipo de desarrollo trabajó sin descanso para conseguir estas metas por medio del modelado basado en la dinámica de fluidos computacional (CFD) y de las pruebas realizadas en el túnel de viento de las instalaciones dedicadas a la competición de Honda en Sakura (Japón).

Este trabajo de desarrollo se validó gracias a unas amplias pruebas con prototipos, tanto en la carretera como en la pista, incluido el circuito de Fórmula 1 de Suzuka, la sección norte del circuito de Nürburgring y las instalaciones de pruebas de Takasu de Honda.

La nueva parte inferior, prácticamente plana, favorece el flujo de aire por debajo del vehículo y, además, se combina con un difusor trasero que optimiza la carga aerodinámica, de modo que se consigue de forma eficaz un efecto de “succión” en la carretera. El flujo de aire se controla también mediante un amplio bifurcador delantero y unos profundos faldones, que generan carga aerodinámica en el eje delantero y reducen asimismo la elevación, mientras que el paragolpes delantero se ha diseñado específicamente para inhibir las turbulencias del aire en las llantas delanteras, de manera que se mejora la estabilidad a altas velocidades y se reduce también la fuerza de elevación.

La estructura del alerón (el ángulo, la altura y la forma, así como las placas finales verticales) se ha diseñado meticulosamente para optimizar la carga aerodinámica en el eje trasero sin provocar un aumento significativo de la resistencia a altas velocidades. Esto contribuye a mejorar la capacidad de estabilidad, especialmente en curvas a alta velocidad.

El control de la temperatura era otro aspecto principal para el equipo de diseño, lo que se hace notar en diversas modificaciones importantes a nivel externo. Las parrillas superior e inferior de mayor tamaño del paragolpes delantero permiten la circulación de un mayor volumen de aire de refrigeración en el vano motor. El flujo de aire se canaliza a través del vano motor hacia las salidas de aire por encima de las ruedas en los paneles laterales delanteros y, por otro lado, las salidas de aire de los extremos de los pasos de rueda delanteros más amplios proporcionan unos niveles óptimos de refrigeración y ventilación para el motor de alto rendimiento.

Los pasos de rueda del nuevo Civic Type R se han ampliado para permitir unos anchos de vía delantero y trasero mayores. Los pasos están integrados y son de aluminio, lo que se traduce en una reducción del peso del 42 % con respecto a un panel de acero convencional

Los spoilers delanteros y los spoilers del portón tienen un acabado brillante en negro (piano black) para resaltar el perfil ancho y bajo del coche. En la parte trasera del coche, dos tubos de escape dobles sobresalen de forma prominente en los flancos del embellecedor trasero. La distancia entre los extremos de los tubos de escape y el embellecedor trasero brillante en negro (piano black) se ha reducido al mínimo hasta unos 20 mm. Esto confiere a la vista trasera del coche un toque extra de agresividad.

En la parte delantera, a lo largo del borde inferior de cada óptica se han dispuesto luces LED de circulación diurna. Su forma marcadamente elevada, gracias a dos fuentes de luz LED y una guía de luz, resalta la morfología de la óptica y constituye el elemento de iluminación de mayor longitud producido por Honda. Las ópticas traseras también incorporan barras de luces LED distintivas.

Además, unas nuevas llantas de aleación de 19 pulgadas ligeras y de gran rigidez, exclusivas del nuevo Civic Type R, ponen la guinda final en los cambios visuales. Los pasos de rueda, ahora de mayor tamaño, dan cabida a unos neumáticos 235/35 R19 que se desarrollaron específicamente para el Type R junto con Continental.

El nuevo Civic Type R está disponible en cinco colores distintivos que potencian el impacto visual de su nuevo estilo decidido. Además del blanco Championship White, que también se ha utilizado en las sucesivas generaciones de los icónicos vehículos Type R, los clientes pueden elegir entre los colores Crystal Black (perlado), Polished Metal (metalizado), Brilliant Sporty Blue (metalizado) y Milano Red (sólido).

En el interior, gracias a diversas renovaciones funcionales y estéticas diseñadas exclusivamente para el nuevo Type R, se consigue un habitáculo que no solo está preparado para la conducción en circuitos, sino que también hace que el día a día al volante tenga un carácter más deportivo. Los asientos, el volante y la palanca de cambios son exclusivos del modelo Type R, y tienen en cuenta la posición de conducción, la visibilidad de la información clave y los requisitos de control del conductor.

Los asientos deportivos de respaldo alto y diseño exclusivo, tapizados con un tejido negro con efecto aterciopelado con dobles costuras en rojo, proporcionan al conductor y al acompañante del asiento delantero un amplio apoyo lateral en las curvas más agresivas. Un aspecto importante a la hora de ofrecer una posición de conducción adecuada para el nuevo Civic Type R es la altura del asiento. Al revisar la densidad y la altura de la espuma de uretano utilizada para los asientos, los ingenieros fueron capaces de reducir en un 20 % el grosor de los asientos delanteros, sin renunciar a la comodidad en la conducción del día a día. Esto se tradujo en un asiento con una estructura baja y permitió que el punto de la cadera quedase 20 mm más bajo en comparación con el coche estándar. El piso también se ha bajado 10 mm, con lo que el punto de la cadera queda en total 30 mm más cerca de la carretera que con respecto al Civic de 5 puertas.

La estructura renovada de los asientos traseros tiene cabida para dos pasajeros y, aunque se ha suprimido la función abatible de la base de los asientos, el respaldo de los asientos ofrece una división de 60:40 y un espacio de carga plano al abatirlos. Gracias a estas modificaciones, se ha reducido el peso un 17 % en comparación con el Civic de cinco puertas, al tiempo que se ha conservado el mismo volumen de carga máximo.

Para adaptarse al punto bajo de la cadera del asiento delantero, se ha modificado la posición del volante con el fin de garantizar la visibilidad de las pantallas informativas. Gracias al volante con la parte inferior plana, se garantiza el máximo espacio posible para las rodillas. La sensación de control del conductor se ha mejorado al reducir el grosor de los radios del volante, con lo que la posición de sujeción resulta más cómoda. El marcador de posición central rojo en la parte superior del borde del volante indica al conductor el ángulo de la dirección en las curvas.

Las dobles costuras en rojo del volante con revestimiento de cuero negro y en el tejido que recubre la palanca de cambios en negro son las mismas que las de los asientos. Además, el interior del techo está tapizado en negro, con lo que se realza el ambiente del habitáculo. Al igual que en los modelos anteriores del Type R, la palanca de cambios está fabricada con una aleación de aluminio mecanizada.

La pantalla inteligente de información múltiple (i-MID) incluye información específica del Civic Type R. El conductor puede seleccionar otras pantallas exclusivas del Type R, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Medidor de Fuerzas G, presión de los frenos y posición del pedal del acelerador
  • Presión de turbo, temperatura del agua, presión del aceite y temperatura del aceite
  • Tiempo de vuelta
  • Tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h
  • Tiempo de aceleración de 0 a 100 m

Un indicador de revoluciones encima del tacómetro principal proporciona al conductor información visual para ayudarle a conseguir un rendimiento óptimo en el cambio de marchas. Cuando las revoluciones del motor aumentan, las luces de ambos extremos del indicador convergen para proporcionar al conductor una referencia visual sobre el tiempo óptimo para el siguiente cambio de marcha sin distraer su atención de la carretera. Un visor del cambio de marchas muestra la marcha seleccionada en cada momento con un retardo de 0,2 segundos.