Sébastien Ogier, sin rivales en Portugal

Sébastien Ogier (Volkswagen/Michelin) ganó por cuarta vez el Vodafone Rallye de Portugal. El francés logró la victoria por un margen de 43,2 segundos sobre Mikko Hirvonen (Ford), mientras Mads Ostberg (+1m 12,4s) fue tercero para Citroën. 

Después de ser el más rápido el jueves por la tarde en la super especial con la que arrancó la competición de esta semana en Lisboa, Ogier recuperó el liderato al día siguiente sobre Dani Sordo (Hyundai), y luego sobre Hirvonen (Ford), después de seguir una estrategia demasiado conservadora el viernes por la mañana al llevar dos ruedas de repuesto y de una errónea elección de neumáticos por la tarde.

El campeón del mundo acabó la primera etapa en tercer lugar, a 6,5s de Hirvonen, pero respondió con una serie de cinco mejores tiempos en los seis tramos del sábado (incluyendo el tramo nº 200 para el VW Polo R WRC/Michelin) cimentando el camino al éxito de hoy.

Este es su tercer triunfo de la temporada y el cuarto en sus seis visitas a Portugal. También es la octava victoria consecutiva de un Volkswagen en el WRC igualando el record que tenía Citroën, ya que el Polo R WRC no ha sido batido desde el Rallye de Alemania del año pasado.

Como en México, la cuarta prueba del campeonato produjo una alto número de abandonos, especialmente tras la horrenda climatología que los equipos encontraron durante los reconocimientos, así como las húmedas condiciones que marcaron las dos primeras etapas cuando Elfyn Evans (Ford), Robert Kubica (Ford), Jari-Matti Latvala (VW), Ott Tanak (Ford) y Kris Meeke (Citroën) se salieron al menos en una ocasión.

Por otro lado, Hirvonen (Ford/Michelin) tuvo una excelente actuación e incluso fue líder momentáneamente, algo que no se producía en las dos últimas temporadas. El viernes acabó líder, por delante de su compañero de equipo Ott Tanak, pero la la segunda etapa fue más compleja para el dúo de M-Sport y, mientras el finlandés mantuvo el segundo lugar, el estonio tiró por la borda estar en el podio al salirse.

De esa forma, el tercer puesto acabó en manos del ganador en 2012, Mads Ostberg, que obtuvo otro podio con su Citroën DS3 WRC/Michelin. El noruego se vio inquietado durante algún tiempo por Dani Sordo (Hyundai) que dio al i20 WRC su primera victoria en un tramo colocándose líder en la tabla de clasificación después del TC 3. Sin embargo, el español se vio eliminado por un problema de transmisión el último día antes de llegar siquiera al TC 14.

Andreas Mikkelsen (4º, VW) y Henning Solberg (5º, Ford) cerraron el Top 5 ¡que incluía tres noruegos!. El domingo por la mañana, el piloto de VW driver superó a su compatriota a asegurándose la cuarta plaza.

Thierry Neuville ganó el TC 6 con su Hyundai i20 WRC y acabó séptimo detrás del piloto privado de Ford, Martin Prokop.

La batalla en WRC-2 se decantó por Nasser Al-Attiyah (Ford/Michelin), seguido del finlandés Jari Ketomaa (Ford) y del sueco Pontus Tidemand (Ford).