Sistema de Retención Infantil (SRI) inflable de Volvo

b_0_0_0_00_images_articulos_2014_04_abril_22_volvo_fotos_Volvo_infantil_04 b_0_0_0_00_images_articulos_2014_04_abril_22_volvo_fotos_Volvo_infantil_03 b_0_0_0_00_images_articulos_2014_04_abril_22_volvo_fotos_Volvo_infantil_02 b_0_0_0_00_images_articulos_2014_04_abril_22_volvo_fotos_Volvo_infantil_01

Hasta la fecha, los asientos infantiles para vehículos se caracterizan por ser voluminosos, difíciles de mover y tediosos de montar. Por este motivo Volvo Cars ha desarrollado un nuevo concepto de asiento infantil orientado en sentido contrario a la marcha, hinchable y ligero, con una tecnología revolucionaria.

Se trata de un asiento seguro y fácil de plegar y transportar que los padres podrán utilizar en multitud de situaciones que serían impensables con los asientos disponibles hoy en día en el mercado.

Lawrence Abele, director de diseño del Centro de Creación y Supervisión de Volvo en Los Ángeles y responsable del diseño de este nuevo asiento, pensaba en sus dos hijos cuando creó este proyecto: «Para mí, la seguridad infantil ha sido siempre la prioridad número uno y, cuando nos mudamos al extranjero con los dos niños, tuvimos que cargar con dos voluminosos asientos infantiles por taxis y aeropuertos. Para muchas personas, viajar con niños pequeños supone un auténtico desafío; cualquier ayuda que facilite las cosas a los padres con niños pequeños es algo fabuloso».

Este proyecto abre nuevas oportunidades, por ejemplo, a los abuelos o a los amigos que cuidan de nuestros niños y necesitan un asiento infantil portátil. También resulta muy útil para viajar en taxis, vehículos de alquiler o autobuses, situaciones en las que hasta ahora había que confiar en las medidas de seguridad disponibles.

Se hincha en 40 segundos
El asiento incluye un innovador sistema de bombeo silencioso y una estructura eficaz. Se hincha en menos de 40 segundos y se deshincha con una bomba integrada. En total pesa menos de 5 kg —la mitad que los asientos actuales— y está conectado constantemente por Bluetooth, lo que permite una amplia gama de funciones, como la posibilidad de hinchar el asiento por control remoto. Además, cabe perfectamente en un bolso de viaje junto con otros artículos necesarios para el niño.

Tejido exclusivo drop-stitch
«Para crear el prototipo del asiento, hemos utilizado un material exclusivo llamado drop-stitch. Se trata de un tejido muy resistente cuando se hincha, ya que puede someterse a una presión interna muy alta. Es una tecnología que se utiliza a menudo en el sector náutico y que inicialmente desarrollaron los militares en un intento de diseñar aviones hinchables», señala Maria Hansson, directora de proyectos del Centro de Creación y Supervisión de Volvo en Los Ángeles.

El sentido contrario a la marcha es más seguro
El proyecto de asiento infantil hinchable está orientado en sentido contrario a la marcha, ya que es el modo en el que los niños viajan más seguros. El cuello de los niños está en desarrollo y no es tan fuerte como el de los adultos. En un choque frontal, la cabeza de un pasajero sentado en el sentido de la marcha se proyecta hacia delante y ejerce una enorme presión sobre el cuello. Por lo tanto, los niños necesitan sistemas de sujeción especiales y deben sentarse mirando hacia atrás hasta que tienen, como mínimo, tres o cuatro años.

«De hecho, lo ideal sería que todos viajáramos mirando hacia atrás, pero, teniendo en cuenta el modo en el que se diseñan los vehículos actualmente, esto no es factible. Sin embargo, los niños pequeños pueden y deben viajar en sentido contrario a la marcha durante tanto tiempo como sea posible», dice Lawrence. «El objetivo era diseñar un asiento que fuese tan seguro o más que cualquiera de los productos disponibles ahora mismo en el mercado pero, además, me gustaría que todos, incluidos los niños, pudiéramos tener a nuestro alcance un gran diseño cada día».